Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Copahue Extremo: una aventura en la nieve, a 2000 metros sobre el nivel del mar y con un volcán activo como testigo

El aumento de corredores de una edición a la siguiente generó una mayor inyección económica para la comarca de Caviahue-Copahue

Martes 19 de septiembre de 2017 • 12:54
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Masajes post carrera, un merecido premio para los participantes
Masajes post carrera, un merecido premio para los participantes.

La segunda edición del Copahue Extremo cerró con un balance sumamente positivo. La carrera dejó una maravillosa impresión en cada uno de los que fueron parte (atletas, periodistas, sponsors y autoridades) y desde el mismo día en que llegó el último corredor, sus organizadores tienen la mente puesta en la cita de 2018 que puede ser clave para conseguir el derecho a organizar el mundial de Raquetas de 2019.

Hay datos que hablan por sí solos, que sirven para graficar cómo una prueba puede mejorar de una edición a la siguiente. En 2017, Copahue Extremo quintuplicó el número de participantes respecto al año anterior: pasaron de 53 corredores a 261 representantes de Argentina, Chile, Brasil, México, Estados Unidos e Italia. Además presentó dos trazados muy atractivos, tanto en 10 como en 20 kilómetros. Y un punto que, a veces sensibiliza o eriza la piel de organizadores que buscan esconder números y cuentas. Este no es el caso de quienes organizan esta carrera que inyectó cerca de 4 millones de pesos durante toda la movida a la comuna de Caviahue-Copahue, una aldea de montaña única en el mundo ubicada al pie del Copahue, único volcán activo de la Argentina, y a pasos del Lago Caviahue, uno de los nueve espejos de agua ácida del planeta.

El Cerro Caviahue Sky Resort fue la base logística de una competencia que comenzó el sábado cuando el reloj marcó las 11.06. Previo al disparo de largada hubo tiempo para las fotos, el baile, las risas, la alimentación previa y el control del equipo para una aventura que no permitió dejar detalles librados al azar. Pues, la nieve acumulada de un invierno crudo, más la intensa precipitación del miércoles por la madrugada obligó a que el uso de raquetas pase de ser accesorio a transformarse en fundamental. "A las raquetas recién pude sacármelas en el último kilómetro. Salí con ellas puesta y fueron muy útiles a lo largo de toda la carrera. Era tremenda la cantidad de nieve que había en todo el recorrido", contó Nico Rosasco, uno de los ganadores de la competencia.

Copahue Extremo no sólo se destacó en el antes y durante. Es que además y de la mano de la gente de Termas del Neuquén, cada corredor después de cruzar la meta se vio beneficiado con una sesión de masajes de la mano del personal de Termas. Es sabido que este lugar no sólo es conocido por su belleza natural, sino que uno de sus puntos más levados es el de las propiedades de sus baños termales y el nivel de sus profesionales de la salud.

La movida se extendió hasta las últimas horas del sábado de la mano de la premiación y de la fiesta de cierre. Luego de la llegada del último aventurero, toda la organización se trasladó hasta el Centro de Alto Rendimiento Deportivo en la Altura, espacio donde se había desarrollado la acreditación, y donde el sábado a la tarde noche comenzó la parte final de un fin de semana para el recuerdo.

Entrega de premios, agradecimientos, video de la competencia, comida, cerveza artesanal y baile fueron el combo perfecto para cerrar la segunda edición del Copahue Extremo.

Masajes post carrera
Masajes post carrera.
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas