Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Oriol Junqueras: "Habrá referéndum el 1º de octubre en Cataluña y ninguna medida podrá impedirlo"

Considerado el hombre fuerte del proceso independentista, el vicepresidente del gobierno catalán dijo que, pese a la presión de Madrid, el día de la votación estarán las urnas y las boletas

Martes 19 de septiembre de 2017
0

BARCELONA.- A Oriol Junqueras se le atribuyen motivaciones contrapuestas en la crisis institucional que sacude España. Para algunos es el militante audaz que logró impulsar una vía unilateral para independizar a Cataluña. Otros lo describen como el político astuto que acabará pactando una salida para quedarse con todo el poder en su tierra.

Junqueras, a la izquierda, participó el sábado de la marcha en apoyo de los alcaldes separatistas
Junqueras, a la izquierda, participó el sábado de la marcha en apoyo de los alcaldes separatistas.

Las dos versiones coinciden en un punto: este historiador de 48 años, líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y vicepresidente del gobierno regional, es el hombre fuerte del proceso separatista y su voz seguirá siendo decisiva salga como salga la batalla por el referéndum del 1º de octubre.

Entre todas sus funciones, Junqueras ejerce como consejero de Economía de la Generalitat. Un cargo bajo fuego desde que ayer entró en vigor la intervención total de las cuentas catalanas que dispuso el gobierno de Mariano Rajoy para impedir que se destine dinero público a la consulta. "Están tomando decisiones irresponsables. Lo que decimos es que habrá un referéndum el 1º de octubre y ninguna medida como ésa podrá impedir que los ciudadanos de Cataluña voten. Tendrán urnas y tendrán papeletas", sostuvo Junqueras en un diálogo con un grupo de medios extranjeros, entre ellos, LA NACION.

-El gobierno les cortó el acceso a los fondos para que no gasten en la consulta. Un gran misterio es si tienen ya urnas y boletas.

-Comprenderás que no voy a decir dónde están para que después vaya la Guardia Civil a secuestrarlas.

-Pero ¿las tienen?

-Te responderé de un modo extraño. Hay lenguas en las que no se distingue el tiempo verbal presente del futuro o el pasado. La distinción se hace mediante la inclusión de un adverbio. En chino se dice, por ejemplo, "hace 10 años llueve" o "dentro de un año llueve". Mi respuesta será en mandarín: las urnas están.

-Dice que se votará y que el resultado será vinculante. ¿Puede afirmar que de aquí a un mes Cataluña será una república?

-Si el voto es positivo, intentaremos cumplir el mandato que nos dio el pueblo catalán.

-Dice intentaremos.

-No soy profeta. Soy gestor de una realidad política y haré todo lo posible para que el mandato democrático se cumpla.

-¿Qué futuro suyo es más probable: que termine preso por delitos vinculados a este proceso o que sea el próximo presidente de Cataluña?

-Mi situación personal es irrelevante. En cualquier caso, prefiero ser un ciudadano anónimo de una república donde se respete el derecho al voto que el presidente en un lugar donde no se aceptan las normas básicas de la democracia. Si me quieren inhabilitar o imputar, que hagan lo que quieran. La justicia de lo que hago es que los ciudadanos me lo han mandado.

-¿No cree que la forma en que se aprobaron las leyes de ruptura, con un debate exprés, debilitó su posición?

-Es un mecanismo que se usa en todos los parlamentos españoles. Si lo hemos hecho así fue porque nos cerraron todas las vías. ¿Qué tenía que hacer, renunciar al mandato que me dieron los ciudadanos? Me votaron por ser independentista, si no, no me hubieran elegido.

-Pero se avanza contra la voluntad de una mitad de la sociedad catalana.

-¿Quién ha dicho la mitad? Lo sabremos cuando voten, ¿no?

-En el referéndum no se prevé una cifra de participación para que sea válido y una buena parte de los catalanes no acepta ir a votar a esta consulta, ¿qué porcentaje consideraría un éxito?

-En todos los referéndums que hubo en España se hizo así, sin un piso mínimo. Cuanto más, mejor. Queremos votar y queremos respetar el resultado. Del otro lado, la respuesta es prohibir actos, cerrar diarios, secuestrar impresiones, imputar a alcaldes. Estamos ante un problema entre democracia y abuso de poder.

-¿Cómo se financiará una Cataluña independiente?

-Habrá una república que cumplirá con sus obligaciones y servicios. Estamos preparados para responder en caso de que la mayoría vote sí.

-¿Cree que los catalanes pasarán a pagar sus impuestos a la Generalitat?

-Hay muchos mecanismos; no sólo la fiscalidad.

-Otra opción es endeudarse, pero ¿quién le prestaría a un país no reconocido?

-Los países se financian. ¿Cómo se financia la Argentina? Hay muchos mecanismos. Y si además tienes una economía como la catalana, cuyo PBI crece por encima del déficit, consigues cómo financiarte. Nos amenazan con profecías apocalípticas que no ocurrirán.

-Ahora tienen las cuentas intervenidas, ¿cómo complica eso su gestión?

-Hemos gestionado con responsabilidad y logramos una reducción espectacular del déficit. No nos intervienen por hacer algo mal, sino por hacerlo demasiado bien. Con esto nos impiden usar recursos que tenemos para cuestiones sociales. Es irresponsable con la economía catalana, española y europea.

-El Tribunal Constitucional suspendió el plebiscito y ustedes siguen adelante, ¿cómo lo explica?

-El único marco legal posible es el internacional, que reconoce el derecho de autodeterminación de las naciones. Y por eso intentamos regularlo con una ley de referéndum. En el ordenamiento jurídico español, un referéndum no es delito. No se prohíbe en ningún lugar de la Constitución. En cualquier caso ellos podrían alegar que no están de acuerdo con las consecuencias del resultado, que podría ser la ruptura de la unidad de España. Todas las naciones del mundo tienen derecho a autodeterminarse. ¿Por qué la Argentina tiene ese derecho?, ¿o tendría que seguir siendo parte de España? Pues nosotros, igual.

-Para las independencias americanas hubo guerras.

-No tiene que ser así. No seamos tremendistas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas