Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lisandro Magallán: "Crecí viendo cómo Guillermo ganaba todo con Boca"

Magallán recuerda los días en los que fue compañero de equipo del Mellizo en Gimnasia y la influencia del DT para su llegada a la Ribera

Martes 19 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
Lisandro Magallán
Lisandro Magallán. Foto: Ricardo Pristupluk

" Lisandro le aporta al equipo mucha seriedad y responsabilidad. Es un jugador muy inteligente, que supo esperar su momento y aprovecharlo. Es fuerte y rápido en el mano a mano. Aporta muchísimas cosas desde atrás y lo veo muy bien". El elogio de Guillermo Barros Schelotto ante la consulta de LA NACION no hace más que confirmar la confianza que el Mellizo tiene en Magallán. Y el defensor siente que siempre debe responderle con rendimientos positivos, como los tuvo en los últimos partidos.

Lisandro Magallán
Lisandro Magallán.

-Guillermo te recomendó para Boca en 2013, cuando era DT de Lanús y por entonces te había definido como "el nuevo Samuel". ¿Cómo fue el reencuentro?

-Y antes habíamos sido compañeros en Gimnasia. En 2011 yo hacía un año y medio que estaba en la primera cuando él volvió para retirarse. Era impresionante tener en el vestuario al ídolo del club. Crecí viendo como Guillermo ganaba todo con Boca y de un día para el otro me tocó ser su compañero. Hoy la relación es distinta porque ahora él es el entrenador.

-¿Cómo fueron tus inicios en Gimnasia?

-Tenía 12 o 13 años. Arranqué en el último año de infantiles. Iba con mi hermano Santiago, que era una categoría más grande, así que teníamos un grupo de amigos en común. Primero me pusieron de lateral, pero enseguida me corrieron a jugar de central.

-¿Algún DT de inferiores que te haya marcado en tu formación?

-Los cuatro que tuve en inferiores me ayudaron mucho, pero a los que más recuerdo son al Indio Hernán Ortiz y a Andrés Yllana, que me ayudó a hacer el clic para llegar a primera.

-¿Tenías algún referente en tu puesto?

-Los compañeros que tuve me enseñaron mucho. Cuando llegué a Boca estaban (Rolando) Schiavi y (Daniel) el Cata Díaz, que eran jugadores de mucha jerarquía y una gran trayectoria.

-¿Y de chico quién era tu ídolo?

-Tenía jugadores a los que admiraba, pero nunca tuve ídolos ni soy fanático de nada. No tenía pósters en mi pieza ni nada de eso. Tengo mucha fe en Dios y considero que todos somos iguales a sus ojos.

-Tu papá también fue futbolista, como vos.

-Jugó en Gimnasia tres años, a fines de los 70 y comienzos de los 80 y en otros clubes del ascenso, primero de marcador de punta y después de central. Cuando vio que con el fútbol no le daba para mantener una familia se dedicó de lleno al estudio y se recibió de abogado. Santiago juega en el Leonesa, de España. Y Ramiro es árbitro en la D. En cambio, mi hermana Jimena es abogada, como papá.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.