Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sólo el 10% de los argentinos cree que es positiva la inmigración

El dato surge de una encuesta internacional de Ipsos; hay temor al delito y a la pérdida de trabajo

Martes 19 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

A pesar de que la Argentina es un país de inmigrantes, la percepción del extranjero no es la que alguna vez fue. Según una encuesta internacional de la consultora Ipsos, el 74% de los argentinos cree que la llegada de inmigrantes creció en los últimos cinco años y entre ellos, el 43% cree que se incrementó "bastante". Si bien estos números colocan al país en valores cercanos al promedio mundial, nos ubicamos entre los que tienen una visión más negativa de la inmigración.

El 10% considera que la llegada de extranjeros tiene un impacto positivo, respuesta que nos equipara a la opinión de los italianos y de los turcos. Sólo hay cuatro países más negativos que nosotros en la lista: Rusia, Turquía, Serbia y Hungría. Además, el 81% dijo que la inmigración es mala para la economía de un país.

Como este estudio se realiza todos los años desde 2011, se confirma que la visión de los argentinos sobre la inmigración es la más negativa de los últimos años. El 54% cree que hay "demasiados extranjeros", seis puntos por encima del promedio mundial (48%) y encima de estados como Francia (53%) y Serbia (56%). "Los argentinos perciben un aumento en la cantidad de inmigrantes. Sin embargo, si bien nos encontramos entre los países que no tienen una visión más negativa sobre el impacto de la inmigración, cuando se les pregunta si creen que los extranjeros ejercen demasiada presión sobre los servicios sociales la respuesta es que no", explica Brenda Lynch, directora de cuentas y responsable de Asuntos Públicos de Ipsos.

El 46% de los argentinos dijo que la llegada de extranjeros trae cambios que no le gustan al país y el 52% dijo que los inmigrantes ejercen mucha presión sobre los servicios públicos, respuesta que es similar al promedio. Además, el 49% consideró que es más difícil conseguir trabajo por la competencia que representan los inmigrantes. Uno de cada cuatro argentinos cree que la inmigración hace que el país se vuelva un lugar más interesante, desde el punto de vista cultural.

El monitoreo de opinión pública se hizo en 16 países en los que la mayoría de la población tiene acceso a Internet. En cada país se entrevistaron entre 500 y 1000 personas con encuestas online. Las respuestas de los argentinos sobre los inmigrantes nos asocian a un perfil similar a los países latinoamericanos y distante de los europeos. Mientras que para muchos europeos, el extranjero, inmigrante o refugiado se asocia a la potencial amenaza del terrorismo, para los latinoamericanos encarna el miedo a la inseguridad, tanto desde el punto de vista de la delincuencia como el temor a perder su trabajo por una competencia desigual.

El trabajo, titulado "Visión global de la inmigración y la crisis de refugiados", apuntó a medir cómo perciben las comunidades la llegada de extranjeros, ya sea por razones económicas o por persecución. Las conclusiones apuntan a que los argentinos aún no perciben la crisis de refugiados como algo cercano, como ocurre en los países europeos y de Asia.

"Diferentes investigaciones de Amnistía Internacional han demostrado que en general, la sociedad espera más solidaridad de parte de sus gobiernos. El 80% de la población está dispuesto a dar la bienvenida a refugiados. Estamos en la peor crisis de refugiados luego de la Segunda Guerra Mundial. Los líderes mundiales están en deuda y no parecen reaccionar ante la urgencia y la gravedad de la situación", señala Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.

Mañana, Amnistía Internacional hará 300 conciertos en 60 países, con el título de "Dales un hogar". Reunirán a artistas consagrados y emergentes con refugiados y comunidades locales. En Buenos Aires participarán Litto Nebbia, Miss Bolivia y Tomás Amante. La iniciativa tiene como fin unir a la gente en una muestra de solidaridad con quienes se ven obligados a huir de su hogar y sensibilizar sobre las soluciones a la crisis de refugiados.

Los conciertos se celebran en apoyo de la campaña de Amnistía Internacional "Te doy la bienvenida", que pide a los gobiernos que hagan más para garantizar que los refugiados gocen de protección y puedan disfrutar de sus derechos humanos. La campaña pretende promover una solidaridad de base con los refugiados, por medio de programas dirigidos por las comunidades para recibir a estas personas y apoyar su integración.

El martes próximo, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) presentará una campaña que impulsa con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) llamada "Soy migrante". Desde una página Web se convocó a que los inmigrantes cuenten sus historias, "para cuestionar los estereotipos, la incitación al odio en la política y la sociedad. Juntos queremos mostrar que la migración tiene un rostro humano. La migración es diversa", publicó la OIM.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas