Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La convicción macrista: "Cuanto más hable Cristina Kirchner, mejor"

Martes 19 de septiembre de 2017 • 01:14
0

Entre los dirigentes que conducen la campaña del oficialismo en la provincia de Buenos Aires hay una llamativa coincidencia: “Cuanto más hable Cristina Kirchner, mejor para Cambiemos”, expresan convencidos. Tal interpretación es escuchada luego de la muy comentada entrevista que concedió la ex presidenta de la Nación al periodista Luis Novaresio.

¿Por qué algunos de los principales dirigentes de Cambiemos ven con agrado la mayor presencia mediática de su adversaria? Porque, a su entender, sus declaraciones le permiten mantener a sus electores cautivos, pero no le suman nuevos votos. “Creemos que, cada vez que hable, Cristina reforzará los sentimientos de rechazo que existen en la mayoría del electorado”, señalan allegados al comando de campaña bonaerense del macrismo. Es más, confían en que cada participación de la ex presidenta elevará el nivel de espanto hacia ella entre votantes que, en las PASO, se inclinaron por terceras fuerzas políticas, como la liderada porSergio Massa, y que eso podría traducirse en más apoyos a Cambiemos frente a una posible polarización el 22 de octubre.

El propio asesor presidencial Jaime Durán Barba se muestra persuadido de que las apariciones más frecuentes de Cristina Kirchner podrían favorecer al oficialismo. El consultor ecuatoriano reconoce que la ex primera mandataria “ha reformulado inteligentemente algunas cosas”, pero aclara: “Hay un principio central en toda campaña: no mentir. Y una forma de mentir es presentarse como lo que uno no es”.

La nueva estrategia electoral de la candidata a senadora por el Frente Unidad Ciudadana no sólo rompió su tendencia de los últimos 14 años a no brindar entrevistas a los medios de prensa, sino también con la táctica electoral que dominó la campaña proselitista previa a las PASO del 13 de agosto, caracterizada por hablar sólo lo necesario para evitar errores no forzados.

Justamente en esa clase de errores no forzados incurrió Cristina Kirchner durante su diálogo con Novaresio para Infobae. Luego de que la ex jefa del Estado afirmara que mentir nunca fue su hobby y, además, le sale horrible, cuando el periodista le preguntó, al final de la entrevista, si no odiaba a nadie, la candidata respondió: “No, no. No te deja vivir el odio. El odio te torna una mala persona. Si yo odiara, ya me hubiera muerto posiblemente. No podría vivir con tanto odio”. Un rato antes, sin embargo, al referirse al episodio de José López, el secretario de Obras Públicas de su gobierno detenido cuando intentaba ocultar bolsos con unos 9 millones de dólares en un convento, la ex presidenta había expresado: “Creo que lo odié en ese momento a José López. Como pocas cosas he odiado en mi vida. Si te lo tengo que decir, lo odié”.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas