Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Independencia económica y múltiples fuentes de ingresos

Martes 19 de septiembre de 2017 • 01:55
0

En la columna de hoy, analizaremos qué significa lograr la independencia económica y cómo es posible alcanzarla a través de la generación de múltiples fuentes de ingresos.

Compartiré con ustedes mis conocimientos teóricos y mi experiencia práctica de casi 20 años en el manejo de ingresos pasivos, entendidos como una rama fundamental de las finanzas personales.

De esta forma, trazaremos una hoja de ruta para quienes piensan, como yo, que la cultura financiera es la plataforma de lanzamiento ideal para acceder a una nueva realidad donde el dinero no imponga límites en nuestras vidas sino que, por el contrario, se convierta en un facilitador para cumplir deseos.

Comenzaremos delimitando la diferencia entre volverse millonario y acceder a la independencia económica. Luego, repasaremos la mencionada condición sine qua non para llegar a ese estado: las múltiples fuentes de ingresos.

¡Manos a la obra! Hay muchos conceptos que debemos reaprender.

Volverse millonario vs. acceder a la independencia económica

Ser millonario, ése es el sueño de mucha gente que termina recorriendo un camino distinto a la generación de riqueza y, por cierto, totalmente equivocado. En la mayoría de los casos, se apuesta a la acumulación de dinero a partir de una sola fuente (haciendo carrera, montando una empresa, ganando la lotería o comprando activos altamente especulativos), para luego diversificar el dinero acumulado y reducir así los riesgos.

Este modus operandi implica poner el carro delante del caballo, dado que el mejor camino para lograr la abundancia de dinero pasa por trazar un plan donde diversifiquemos las fuentes de ingresos a obtener y no la riqueza soñada que probablemente nunca tengamos en nuestras manos.

En su libro "Rich Habits - The Daily Success Habits of Wealthy Individuals" (podría traducirse como "Hábitos ricos - Los hábitos diarios y exitosos de las personas ricas"),Thomas Corley nos informa que el 65% de los millonarios cosecharon su fortuna sin haber recibido herencias importantes y contando, en su enorme mayoría, con tres o más fuentes de ingresos.

De todos modos, no es necesario hablar de millonarios y fortunas para pensar en la independencia económica. Se puede llegar a esa situación de comodidad generando ingresos pasivos o semi pasivos que cubran los costos totales, fijos y variables, mediante la diversificación.

Múltiples fuentes de ingresos

Si trabajás en relación de dependencia, lo más probable es que cuentes con una sola fuente de ingresos: tu salario. Eso es lo primero que debés modificar si querés iniciar el camino hacia la independencia económica.

El beneficio de la diversificación está claro: cuando una de esas fuentes sufre un percance, las otras compensan. ¿Y si ninguna de esas fuentes se ve perjudicada? Bueno, entonces el camino hacia el objetivo se acelera y puede lograrse antes de lo planificado.

Primer aspecto vital a tener en cuenta: no estamos hablando aquí de cambiar tu trabajo full time por varios trabajos part time. La generación de múltiples fuentes de ingresos debe darse en dos ejes distintos:inversiones (ingresos pasivos financieros) y nuevos emprendimientos (ingresos pasivos monitoreados).

1)Fuente de ingresos pasivos financieros

Las altas tasas de interés en un contexto de inflación a la baja como el actual presentan una oportunidad única para comenzar a invertir parte de tus ahorros en el circuito financiero, inaugurando una fuente de ingresos que eliminará el riesgo del ingreso unidireccional y aumentará tus ingresos totales. ¿En qué invertir? Lebacs, Letes, fondos comunes de inversión de renta fija, finanzas colaborativas, cauciones bursátiles, cheques de pago diferido, fideicomisos de consumo y bonos provinciales son algunas de las opciones que presentan un excelente ratio de riesgo/rentabilidad. Si no conocés estos instrumentos, te recomiendo poner manos a la obra e investigar por tu cuenta sus características. Tené siempre en cuenta el tema del riesgo(aquí encontrarás algunos tips al respecto). Encontrarás mucha más información valiosa en la web.

2)Fuente de ingresos pasivos monitoreados:

También en este campo estamos ante una oportunidad histórica. Y todo gracias a Internet. Las barreras de entrada se están borrando, con lo que se facilita la estrategia de prueba y error, tan necesaria en este campo.

Si trabajás en relación de dependencia, el primer paso para conseguir este tipo de ingresos consiste en encontrar el producto o servicio que se relacione con tus conocimientos y tu actividad.

¿Cuáles son tus hobbies? ¿Qué es lo que más te gusta hacer? ¿Cuál es tu momento favorito del día? ¿Cuál es tu logro o tu habilidad que más te enorgullece? ¿Hay algunas labores específicas de tu trabajo actual que hagas con gusto? ¿Qué soñabas ser de grande cuando tenías 10 o 15 años?

Una vez definido el producto o servicio a ofrecer, debés seguir los 9 pasos que propone Jeff Haden en su artículo Start a Business: 9 Steps to Validate a Business Idea While Keeping Your Full Time Job (Iniciar un negocio: 9 pasos para validar una idea mientras mantiene su trabajo a tiempo completo). Sus ideas son realmente excelentes.

Ahora bien, si no tenés un empleo en relación de dependencia y te encontrás trabajando por tu cuenta, aquí va un consejo para facilitarte el camino: En lugar de apuntar de entrada a la diversificación de ingresos a partir de negocios distintos, podés "escalar" en tu actual fuente de ingresos incorporando ideas ingeniosas que pueden hacer que te paguen más de una vez por el mismo trabajo.

Algunas características de negocios escalables son: Un cliente produce ingresos recurrentes (membresía o suscripción), el costo marginal de nuevos clientes es bajo, se ofrecen varios productos y productos disfrazados de servicios, se crean sinergias entre los distintos productos/servicios ofrecidos.

Se trata de emprendimientos escalables que, a la larga, facilitan la puesta en marcha de una estrategia de múltiples fuentes de ingresos. No se trata de un mero ingreso adicional al actual.

Conclusión

Cuando los aspirantes a millonarios piensan en los ricos,no envidian los millones de dólares que tienen en sus cuentas bancarias sino el modo de vida despreocupado en lo referente al dinero y las urgencias de la vida diaria que suponen que estos llevan. Pero no hace falta ser millonario para disfrutar ese bienestar. Basta con cambiar el chip mental y comenzar a planificar cómo diversificar las fuentes de ingresos. Los consejos aquí vertidos y otros que irás recolectando te llevarán por buen camino.

¿Qué te parece más productivo y menos riesgoso: comenzar tu recorrido hacia la independencia financiera con un ingreso único de 25.000 pesos mensuales o a partir de cuatro fuentes de ingresos de 5.000 pesos cada una? Si comprendiste los conceptos de esta nota, tendrás clara la respuesta.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas