Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Augusto Solari, con la pelota en los genes: "Era inevitable que jugara al fútbol"

El volante de Racing es otro de los herederos de una familia dedicada por generaciones a este deporte; la pasión por el deporte y su desembarco en la Academia

Miércoles 20 de septiembre de 2017
Augusto Solari, otro producto de una familia con el fútbol en la sangre
Augusto Solari, otro producto de una familia con el fútbol en la sangre. Foto: LA NACION / Soledad Aznarez

En Rosario, en cada fiesta o reunión de la familia Solari había torta, sidra y sándwiches como en cualquier casa. Pero también estaba la pelota, porque la de los Solari es una familia particular: el 24 a la noche se cenaba y el 25 al mediodía se jugaba al fútbol. "Mi abuelo es Jorge Solari, el fundador de Renato Cesarini. Después está Eduardo, su hermano, que tiene cinco hijos y uno de sus más conocidos es Santiago, el mayor, que jugó en River y Real Madrid. Esteban, que es delantero y juega en Ecuador, y David, que está en Chipre, son hermanos de Santiago. Todos ellos son mis primos. De este lado estoy yo y también mis hermanos, que están en etapa de aprendizaje, en Renato, en la escuela familiar. Algunos somos más corredores que otros, creo que Santiago era el que tenía mejor pie", explica Augusto, 25 años, uno de los refuerzos de Racing para la actual temporada.

-¿Cómo es haberse criado en una familia tan futbolera?

-Es muy lindo. Indirectamente estás todos los días adquiriendo conocimiento, por más que seas chico vas aprendiendo cosas y te vas empapando de este ambiente. Era inevitable que jugara al fútbol. Casi todos los hombres de la familia hemos jugado. Mis hermanitos juegan, mis primos juegan, mi papá jugó, mi abuelo ni hablar. Algunos han hecho una carrera más conocida, otros no tanto, pero todos seguimos jugando al fútbol. Estoy acostumbrado a que me pregunten, para mí es de donde provengo y estoy orgulloso de pertenecer a la familia que tengo.

-¿Sos obsesivo como futbolista?

-Me sale así. Me gusta el fútbol, me gusta lo que hago. Me puedo pasar una tarde prendido al televisor cuando hay partidos importantes, o si no los hay también. Entiendo además que para la carrera de un jugador es fundamental el cuidado personal. La competencia es muy exigente y así podés evitar lesiones.

Solari llegó a Racing en silencio, después de un buen paso a préstamo por Estudiantes. Vino a cubrir un hueco que tenía la Academia en su plantel desde hace algunos años: el del mediocampista por la derecha. Desde el cuerpo técnico destacan al ex River como uno de los puntos altos. En sus primeras presentaciones por la Copa Argentina y por la Superliga cumplió.

-Hace años que Racing busca un número 8 natural y no lo encuentra. ¿Quedan pocos en el puesto?

-Yo soy un ocho más tradicional, porque desde inferiores que lo vengo haciendo casi siempre en esa posición y es donde me siento más cómodo y donde más puedo aportar al equipo. Pero esas cosas van dependiendo de las necesidades de cada equipo y del entrenador, también puedo cumplir otras funciones. Obviamente a mí me gusta mirar fútbol, soy de mirar todo. Si bien uno intenta ver jugadores puntuales también me gusta observar el funcionamiento general de un equipo. En cuanto a jugadores puntuales se me viene a la cabeza, por ejemplo, Dani Alves, que es lateral pero el juego que hace por la banda es lo que uno busca como referencia. También el Tucu Pereyra, con quien compartí plantel y estuvo en la Juventus es una referencia.

-Sin Acuña, Aued ni Bou no hay quien ejecute la pelota parada, una de las armas de Cocca. En estos partidos te tocó a vos. ¿Cómo se trabaja?

-Intento ir mejorando la pegada. Cuando estuve en River había muy buenos pateadores y no tenía esa responsabilidad. En Estudiantes, una vez que se fue la Gata (Fernández) tuve la posibilidad de hacerlo y busqué mejorarlo porque no lo tenía tan ejercitado. Uno en los entrenamientos está acostumbrado, pero no es lo mismo hacerlo de buena manera en el partido. En Estudiantes era algo importante, teníamos buena pelota parada sobre todo por los cabeceadores. Acá es una de las virtudes también, intentaremos aprovecharlo.

-Decías que lo mejoraste. ¿Hay cosas que se pueden seguir mejorando incluso cuando ya tenés cinco años de carrera?

-Esto es día a día. Todos los días se pueden mejorar pequeñas cosas que por ahí uno se olvidó, cosas que en algún momento las aprendiste pero por ahí las dejaste de hacer. Hasta que alguien te lo marca. Después depende de uno tomarlo y explotarlo, o también poder entrenarlo aparte. La pegada es una de esas cosas: hay grandes jugadores que con el paso del tiempo han mejorado muchísimo y se transformaron en grandes pegadores.

-A los 25 años todavía podés parecer un juvenil. ¿En qué momento de tu carrera estás?

-Cuando salí hace un año y medio de River fue para jugar, para crecer. Creo que lo logré, porque pude tener continuidad. Un poco la idea es seguir por ese camino: jugar, sentirme importante y útil para el equipo. Es una alegría enorme que una institución tan grande como Racing haya confiado en mí. Después los objetivos en cuanto a lo grupal se irán viendo.

-¿Fue difícil irse de River?

-Por supuesto. Llegué a los quince años, hice mis inferiores, viví en la pensión, fui a la escuela ahí. Me críe y me eduqué en River. Era difícil desde ese lado, pero cumplí mi sueño de jugar y debutar en la primera. No tuve continuidad, pero conseguí lo que muchos chicos sueñan cuando son jóvenes. Yo me sentía poco importante, no me sentía útil y en esta carrera corta es clave para uno sentirse importante. Esa era mi apuesta. Creo que fue un paso importante y positivo. De más chico pensaba más apresurado, hoy pienso más en el día a día. En el entrenamiento que viene, en esforzarme al máximo. Después las cosas se van dando naturalmente. Vivir el día a día es importante.

-¿Qué hay más allá del fútbol en tu vida?

-Un poco de lectura, intento ir aprendiendo un poco, pero la verdad es que me he enfocado mucho en la carrera. Inevitablemente, siempre está todo ligado al fútbol. Un libro de fútbol, tal vez mechado con algo de literatura, pero siempre con la pelota. Leyendo también aprendés a escribir. Después, obviamente, depende del libro que estés buscando o leyendo. He leído varios libros de Guardiola. Siempre fui muy fanático de Cruyff y ahora estoy leyendo su autobiografía.

-¿Sos de escribir?

-Poco. Poca práctica sobre todo. Escribo algunas cosas y las terminó borrando porque me da cosa. Es hasta que me suelte. Escribo cosas del fútbol, intento escribir algún cuento pero a veces no camina: lo elimino y a otra cosa.

Lo que viene

En un momento clave, el desquite con Corinthians: Racing se medirá este miércoles, a las 21.45, en Avellaneda, con Corinthians, en la revancha de los octavos de final de la Copa Sudamericana. El primer partido terminó 1-1; es decir, la Academia avanzará hasta con una igualdad sin goles. La única duda del DT Diego Cocca está en el arco: Juan Musso, que se recupera de una molestia, o Gastón Gómez.

Cocca: "Necesitamos interpretar los momentos"

"Corinthians tiene experiencia internacional y necesitamos interpretar los momentos. Sabe muy bien a qué juega y no se va a desesperar por más que tenga que ganar. Hay que manejar la pelota y meterle intensidad al ataque", opinó el DT de Racing Diego Cocca.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.