Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Así es una banda con robots liderada por un músico humano

Nigel Stanford utilizó los brazos robóticos del fabricante industrial Kuka como los intérpretes del bajo, piano y batería al momento de crear su canción Automatica

Miércoles 20 de septiembre de 2017 • 00:30
0

cerrar

Los brazos robóticos de Kuka se especializan en el trabajo preciso que requiere la industria automotriz en la automatización de sus procesos de fabricación. A su vez, sus creadores también ponen a prueba sus increíbles prestaciones de su robot en otros ámbitos, como ocurrió en el desafío de la partida de tenis de mesa contra el alemán Timo Boll.

A su manera, el artista Nigel Stanford, especializado en producciones que combinan la tecnología con el arte, decidió utilizar un equipo de brazos robóticos Kuka para que se presenten como sus músicos en la composición del tema Automatica.

En una cuidada producción, la performance de Stanford como guitarrista estuvo acompañada por los robots industriales, que ejecutaban las instrucciones programadas por el líder de esta particular banda mediante el software Robot Animator.

De esta forma, Stanford interpretó la canción Automatica, cuyo video ya tiene más de 300 mil reproducciones, con la guitarra, mientras que sus compañeros robóticos lo acompañaron con el bajo, la batería y el piano, además de realizar coreografías y de estar al frente de las bandejas reproductoras de vinilos.

Como antecedente, el fabricante suizo ABB también quiso demostrar las virtudes de sus desarrollos industriales con YuMi, el robot que estuvo a cargo de la dirección de una orquesta que tuvo entre sus filas al célebre tenor italiano Andrea Bocelli.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas