Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El testimonio de un argentino en México: "Muchos empezaron a llorar o a desvanecerse"

Mariano Nejamkis, ingeniero argentino, se encontraba en una oficina del barrio de oficinas de Santa Fe cuando la tierra volvió a temblar violentamente; "Muchos empezaron a llorar o a desvanecerse", contó

Martes 19 de septiembre de 2017 • 19:21
SEGUIR
LA NACION
0
Mariano Nejamkis
Mariano Nejamkis. Foto: Facebook

"La ciudad está colapsada, el aeropuerto cerrado y al principio hubo mucho temor. Lo más loco es que hoy, a las 11 locales, hubo un simulacro de terremoto, que se hace todos los 19 de septiembre para recordar el que hubo en 1985 para aprender a convivir con eso. ¡Y a las 13.14 locales pasaba de verdad, parecía preparado!".

La adrenalina es palpable en la voz de Mariano Nejamkis, ingeniero argentino que hoy sobrevivió al terremoto que volvió a golpear a México. Porteño de 52 años, Nejamkis trabaja en Perú, pero por relaciones de negocios se encontraba hoy en una oficina del barrio de Santa Fe, en pleno DF, cuando la tierra volvió a temblar violentamente.

"Es un barrio de oficinas top, construido después del terremoto de 1985, así que nada de lo que viví tiene que ver con lo más grave, que es en el centro histórico, en Puebla y otros lados", aclaró este argentino, en diálogo telefónico con LA NACION por WhatsApp desde un bar con wi fi de la capital mexicana, intentando transmitir tranquilidad.

No obstante, admitió que sí vivió escenas de terror. "Yo estaba en último piso de un edificio de muy buena calidad, el noveno y cuando todo empecé a moverse yo, como argentino, vi a todos los mexicanos que entraban en pánico. El edificio empezó a moverse mucho y muchos empezaron a llorar o a desvanecerse", contó.

Foto: AFP

Más allá del pánico, Nejamkis pudo notar, al mismo tiempo, una excelente organización. "Todos los pisos tienen un responsable de evacuaciones. Se ponen un chaleco naranja y hay que seguirlos a ellos, cosa que hicimos. Bajamos por las escaleras de evacuación y todo fue muy ordenado. Como se cayó mucha mampostería, también había muchos heridos y había gente de los servicios médicos", relató.

"Todos los que se acuerdan del terremoto del '85, el más fuerte de la historia de México, tienen la sensación de que el de hoy fue peor. Lo que pasa es que en el '85 la ciudad no estaba tan preparada como ahora", agregó.

¿Cómo está la situación ahora? "En este momento estoy en un bar con wi-fi esperando a ver qué pasa con el aeropuerto, que está cerrado. Debería haberme ido esta noche, pero es improbable y ya reservamos un hotel. Toda la gente está en la calle, todos están esperando para sacar sus autos de los estacionamientos subterráneos de los edificios, que están bloqueados... La ciudad está colapsada, porque tienen prioridad las ambulancias, así que estamos esperando... Lo importante es que estamos vivos para contarlo".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas