Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Preocupa al Gobierno que ninguna de las pistas sobre Maldonado logre afirmarse

El fracaso del último rastrillaje agravó el diagnóstico; quieren relevar el río y las tierras quemadas para hallar indicios más claros; Macri se quejó: " Los testigos le mientes a los jueces"

Miércoles 20 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
El relevamiento del río Chubut no arrojó resultados y dejó la causa sin horizonte claro
El relevamiento del río Chubut no arrojó resultados y dejó la causa sin horizonte claro. Foto: Ministerio de Seguridad

Luego de la falta de resultados en el rastrillaje de anteayer, se agravó en el gobierno de Mauricio Macri la preocupación por la falta de resultados concretos en la investigación de la desaparición del artesano Santiago Maldonado el 1º de agosto último, y analiza proponer un relevamiento más profundo sobre el río Chubut y sobre la zona quemada del campo Pu Lof.

En ese contexto, en la reunión del gabinete ampliado en el Centro Cultural Kirchner (CCK), el Presidente se lamentó ayer de que "los testigos le mienten a los jueces". Sin mencionarlo explícitamente, se refería al caso de Maldonado.

Según pudo saber LA NACION de funcionarios que estuvieron en esa reunión a puertas cerradas en el CCK, Macri se quejó de que "los jueces no toman cartas en el asunto para sancionar el falso testimonio".

La Casa Rosada teme volver a fojas cero y evalúa la necesidad de seguir rastrillando el río Chubut. Así se lo pediría al juez federal Guido Otranto. La falta de resultados anteayer en el campo Pu Lof, ocupado por la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), preocupó aún más en Balcarce 50. "Es una decisión del fiscal y el juez. Yo seguiría rastrillando más el río. Es lo que estamos pensando proponer", dijo a la lacion un altísimo funcionario con fluida llegada al Presidente.

"También habrá que pedir pericias en la zona quemada. Pero queremos ver qué van a hacer el fiscal y el juez", agregó ese funcionario de contacto frecuente con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. "La parte quemada es la parte del lof, donde cambia la visión de lo que habría visto el testigo Matías Santana", aseguran en el Gobierno.

Otros funcionarios comentaron también que "la pista del río es la más firme, el cauce del río está lleno de pozos profundos. Pero nadie vio nada, no hay elementos concretos, simplemente se está buscando explicaciones ex post de lo que hay".

Todas las hipótesis sucesivas se fueron desmoronando. Hace tres semanas, el Gobierno consideraba firme la pista del puestero Evaristo Jones, que dijo haber acuchillado a un joven encapuchado de la Resistencia Ancestral Mapuche cuando un grupo lo atacó en su rancho y lo incendió. Pero las pruebas de ADN dieron negativo y se descartó esa línea de investigación.

Luego surgió el testimonio de Matías Santana: dijo que Maldonado había sido subido a un Unimog de la Gendarmería y que él lo había visto desde 500 metros con binoculares, que luego se le perdieron. Las pruebas de ADN descartaron también que Maldonado hubiera sido subido a esos vehículos.

Después apareció la pista del río Chubut, donde el gendarme Neri Robledo aseguró haber tirado una piedra a un mapuche, pero que todos los manifestantes cruzaron el río. Fue desmentido por otros gendarmes, que relataron otra versión. El juez Otranto no logró que Santana ni la testigo mapuche Soraya Guitart le aportaran nombres de testigos presenciales de la captura de Maldonado. Guitart le dijo que tenía que pedirle autorización al Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que ayer recusó al juez.

Por último, Otranto hizo anteayer el rastrillaje en Pu Lof, pero no se encontraron rastros del cuerpo de Maldonado. Ahora, el Gobierno se maneja con la hipótesis de que todo el territorio allanado fue modificado y hubo adulteración de pruebas, desmalezamientos, tala de árboles y se alteró el escenario.

En la reunión del CCK, Macri se lamentó ayer de que en la Argentina "se le miente a los jueces, se engaña". Ante todos los ministros, secretarios y subsecretarios de Estado, Macri agregó, palabras más, palabras menos, que "no están los jueces, no toman las riendas, hay mucho falso testimonio y nadie toma cartas en el asunto para sancionar esas mentiras". Se refería, sin citarlos, a los testigos Santana y Guitart.

Según confiaron a LA NACION funcionarios que participaron del encuentro, "el Presidente está muy preocupado por la tendencia cada vez más frecuente de aportar testimonios falsos y cree que la figura del testigo está cada vez más desdibujada en el derecho penal".

Durante el encuentro hablaron además el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los vicejefes Gustavo Lopetegui y Mario Quintana. Estaban la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el vicejefe porteño, Diego Santilli.

"Tenemos que ser humildes y no caer en el triunfalismo, hablar con la gente, no creérnosla, porque lo peor es creer que ya ganamos", dijo Macri con miras a las elecciones del 22 de octubre próximo.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas