Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

River-Jorge Wilstermann: el millonario, entre la obligación de golear y la misión de mantener el arco en cero

Un repaso por los partidos del equipo de Marcelo Gallardo en este 2017 y cuántas veces finalizó sin tantos en contra

Miércoles 20 de septiembre de 2017 • 12:30
SEGUIR
LA NACION
0
River y la obligación de marcar goles
River y la obligación de marcar goles.

River afrontará mañana, desde las 19.15 en el Monumental, la serie más adversa que le tocó encarar desde que Marcelo Gallardo es entrenador. El 3-0 que Jorge Wilstermann consiguió en la ida en Cochabamba dejó al equipo millonario muy complicado en sus aspiraciones de llegar a la semifinal de la Copa Libertadores. Para los 90 minutos que jugará el jueves deberá encarar varios "partidos" dentro del mismo: marcar goles (tres o más) y que preferentemente que no le marquen.

La ansiedad del equipo por tratar de convertir rápido, sumada a la de los hinchas que estarán en el Monumental -se agotaron las entradas y el club recaudó casi 24 millones de pesos- harán que este necesitado River pueda confundirse en la vorágine y no haga pie. Afronta la serie más complicada desde el resultado ya que nunca se encontró con esta desventaja de tres goles con Gallardo en el banco.

En 2016, ante Independiente del Valle, perdió 2-0 en la ida de los octavos de final. Sólo le marcó un tanto en el Monumental y quedó eliminado. Le tocó jugar mano a mano con Boca ya en este ciclo de Gallardo, pero nunca estuvo abajo en el marcador. Está en la memoria del cuerpo técnico y los simpatizantes aquella serie que dio vuelta ante Cruzeiro (0-1 en la ida) en la Libertadores 2015, cuando ganó 3-0 en Belo Horizonte con una solidez que lo terminó catapultando al título unos meses después.

Tanto Gallardo como varios de sus jugadores más experimentados han mostrado a lo largo de este ciclo que conocen cómo manejar la presión de este tipo de partidos. Pero algo que le juega en contra a este River es que nunca se encontró tan abajo en el marcador. La obligación de tener que convertir por lo menos tres goles obliga a pensar en la épica como un escenario posible. A eso se aferran hoy los hinchas millonarios, a un partido histórico, a una muestra más del aura ganadora que acompaña a Gallardo.

Pero el segundo partido que afrontará mañana River es el que sucederá en su campo, en su propia área. No deberá recibir goles en contra o estará obligado, como mínimo, a marcar cinco para pasar a semifinales en la Copa Libertadores. Un tanto contra el arco de Germán Lux sería catastrófico para las ilusiones de este equipo.

River y la obligación de marcar goles
River y la obligación de marcar goles.

Y es justamente allí donde River mostró más problemas en el último tiempo. Las dudas en el arco de Augusto Batalla obligaron al club a buscar un arquero en el último mercado de pases y Germán Lux, desde su llegada, no aportó la solidez esperada. Llegó Javier Pinola para ocupar el puesto que dejó Lucas Martínez Quarta tras su doping positivo: no alcanzó todavía el nivel que se espera de él. Jonatan Maidana sufre cada vez más, sobre todo después de las lesiones que sufrió en los últimos tiempos, y en los costados Milton Casco aporta mucho más cuando ataca que a la hora de replegarse. Jorge Moreira ha sido el mejor defensor millonario en el último tiempo.

Mirando su propio arco, River sabe que deberá tener un partido perfecto. Revisando los partidos que jugó en este 2017, sobre 31 encuentros, en 11 finalizó con la valla invicta. En este segundo semestre no le hicieron goles Atlas, por la Copa Argentina, y Temperley, en el inicio de la Superliga, sobre un total de 7 partidos.

Encuesta

¿River podrá dar vuelta el 0-3 ante Jorge Wilstermann?

Ver resultados

Sólo cuatro de esos 11 encuentros sin recibir goles fueron en el Monumental, todos por el campeonato pasado. Igualó 0-0 ante Unión y Rosario Central, venció 2-0 y 1-0 a Quilmes y Aldosivi, también por el campeonato anterior. Los otros equipos que no le marcaron a River este año fueron Tigre (2-0), Gimnasia (3-0), Atlético Tucumán (3-0) y Colón (0-0), por el torneo argentino, más Guaraní a quien el millonario venció 2-0 en la ida de los octavos de final de esta Libertadores.

A lo largo del ciclo Gallardo, y por Copa Libertadores, River consiguió resultados que le pueden dar alguna ilusión. Le ganó 3-0 a San José, Cruzeiro y Tigres (2015), 4-0 a Trujillanos (en Venezuela en 2016) y 6-0 a The Strongest (2016).

Pero desde los números no se explica nada. En ellos el cuerpo técnico y los hinchas sólo podrán encontrar motivos para saber que el frenesí de ir al frente deberá ser controlado para no quedar con la serie todavía más adversa de lo que está. Con una sola duda en la formación, Carlos Auzqui o Rafael Santos Borré, Gallardo tiene el once que buscarán la hazaña. Serán Germán Lux; Jorge Moreira, Jonatan Maidana, Javier Pinola, Milton Casco; Leonardo Ponzio; Ignacio Fernández, Enzo Pérez, Gonzalo Martínez; Ignacio Scocco y Auzqui o Borré. Ellos buscarán hacer historia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas