Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un viaje fotográfico

Se llevó a cabo la 13a edición de la Feria BA Photo, con proyección internacional y más de 40 galerías: relato de una visita guiada para socios BLACK por los recovecos más interesantes

Miércoles 20 de septiembre de 2017 • 16:51
0
BA Photo, un viaje fascinante por el arte más moderno y contemporáneo
BA Photo, un viaje fascinante por el arte más moderno y contemporáneo.

Son las 17:45 y estamos en el centro del Pabellón 8 de La Rural. Donde antiguamente se ubicaban las caballerizas, ahora hay gente que contempla fotos (y hasta sacando fotos de las fotos). En su décima tercera edición, BA Photo desembarca por segunda vez en este predio ferial (sus ediciones anteriores habían sido en el Palais de Glace y en el Centro Cultural Recoleta), y esta vez forman parte más de 40 galerías de arte nacionales e internacionales. La feria fue creada en 2005 por un argentino, Diego Costa Peuser, actualmente radicado en Miami, desde donde maneja la revista Arte al día.

Ya son las seis de la tarde y Solana -la encargada de guiarnos- aparece con un plano en la mano y una mochila chiquita, similar a la de Mary Poppins, de donde saca caramelos y agua para los que sufren un resfrío invernal. Pareciera estar bien equipada para sobrevivir a la excursión en la selva de la fotografía. Antes de iniciar el viaje, nos explica cómo usar el mapa, donde vemos el recorrido propuesto por el director artístico de la feria, Francisco Medail. Una vez preparados, seguimos a Solana, que nos conduce hacia la primera especie: "Fuera de foco". Así se llama este sector curado por Federico Curutchet. Lo primero que vemos son "Mis archivos recibidos", del joven artista Nicolás Martella, presentado por la galería Isla Flotante. Las fotos son una recopilación de imágenes encontradas en la carpeta de recibidos de distintos cibercafés y locutorios. De pronto espiamos intimidades olvidadas por accidente y eso provoca algunas risas y expresiones de asombro; una buena manera de romper el hielo. La propuesta diseñada para este sector busca delinear un breve recorrido histórico sobre los nuevos modos de producción y consumo de las imágenes en el siglo XXI.

Por otro lado, en 488 Gallery, Camila López Pozner presenta "Identidad", una foto donde una gran masa de teens levanta sus celulares para fotografiar algo. El último capítulo de esta cadena es la obra de Santiago Cervio Martini en Big Sur, que juega con las nuevas posibilidades de las redes sociales para generar imágenes. En términos del curador: "usos domésticos de la fotografía". Las selfies, los efectos de Snapchat, los filtros de Instagram y las capturas de pantalla con las inscripciones de Facebook son algunos de sus materiales de trabajo para evidenciar cómo estos medios de circulación propiciaron nuevas maneras de pensar el universo de lo visual.

Al cambiar de sector, hay que dar un giro. No sólo por el espacio, sino también por el tiempo, porque "Wunderkammer" es el área, justamente, dedicada a los inicios de la fotografía. Con la participación de Hilario, Artes, Letras & Oficios, una galería especializada en fotografía patrimonial y procesos antiguos, presentan una selección de piezas antiguas y vernáculas y álbumes fotográficos de principios del siglo XX. Una vitrina llama nuestra atención: los primeros desnudos de la fotografía enmarcados en unas especies de cajitas, como si fuesen espejos con tapa. En tiempos de daguerrotipo, estas fotos prohibidas por las autoridades aparecieron en París durante el año 1839. Estas obras, de circulación oculta, venían en formato pequeño, fáciles de esconder en cualquier bolsillo.

Fue la décimo tercera edición de BA Photo, por segunda vez en La Rural
Fue la décimo tercera edición de BA Photo, por segunda vez en La Rural.

Siguiendo con el recorrido, llegamos a la estrella de esta edición de la feria. El stand de la invitada especial, la artista alemana Candida Höfer. Con sus llamativas fotografías de espacios vacíos en grandes dimensiones, algunas sacadas en reconocidos lugares de Buenos Aires, esta artista de la Escuela de Düsseldorf explora las formas y estructuras de los ambientes, así como también los minuciosos detalles que los integran. El Teatro Cervantes con todas sus butacas vacías visto desde arriba del escenario, un pasillo de la Casa Rosada y unas escaleras caracol en México, que a simple vista parecieran ser una imagen abstracta, son algunas de las fotos que vemos y debatimos entre el grupo.

En los pasillos siguientes se ven espacios como "Links Project", curado por Ariel Authier, donde pone en diálogo las obras de las galerías del sector principal como Ruth Benzacar, Rolf Art y la Galería Nora Fisch, entre otras. También nos topamos con las icónicas fotografías de estrellas del rock nacional como Charly García, Gustavo Cerati y Fito Paéz, tomadas por Alejandro Kuropatwa y publicadas en la revista Rolling Stone (y otras inéditas) a fines de los años 80 y principios de los 90. Sorprende además otro Charly que se esconde en la feria, más íntimo y en blanco y negro, captado por Hilda Lizarazu, en la galería Diego Ortiz Mugica. En el camino, se ven muchos círculos rojos debajo de algunas fotos: significa que ya fueron vendidas.

Pero además de fotos, hay video. Por eso, "Videoproject" es el sector dedicado a la imagen en movimiento, donde el reconocido curador Rodrigo Alonso dio su toque. Este sector con luces bajas, sillones y auriculares para sentarse a ver y ahora también a escuchar indaga sobre territorios ficcionalizados. Titulada "Terra incógnita", esta propuesta está conformada por una selección de obras de los artistas especializados en videoarte Leticia Obeid, Ishmael Randall Weeks y Mauro Guzmán.

Una propuesta que abarca a todas las edades
Una propuesta que abarca a todas las edades.

Para finalizar el recorrido, Solana nos conduce hasta el homenajeado de esta edición: Frans Van Riel. Para los que no lo conocen, fue un fotógrafo que creó la mítica galería que lleva su apellido, hoy la más antigua del país, dirigida por su nieta. Nacido en Roma en 1879, Van Riel se trasladó a Buenos Aires y años después abrió su propio estudio de fotografía en Viamonte y Florida. El único álbum de su producción que se conserva es el que ahora vemos con nuestros propios ojos en este paseo. Una selección de fotografías en gelatina de plata del registro de la bailarina rusa Ana Pavlova en su paso por Buenos Aires en 1919.

Después de transitar BA Photo, nos quedan grabadas imágenes que dan cuenta de un panorama de la fotografía a través de los años. U otra forma de mirarnos a nosotros mismos.


Para vivir más Experiencias BLACK como esta, ingresá a experienciasblack.lanacion.com.ar
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas