Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Está muy mal dormir con el perro en la cama?

Una investigación quiso probar los riesgos al buen descanso que genera compartir la cama entre humanos y caninos

Jueves 21 de septiembre de 2017 • 00:59
0
Dormir con el perro no está tan mal como creías
Dormir con el perro no está tan mal como creías. Foto: Shutterstock

¿Quién se puede resistir? Chicos o grandes, los perros dan una comodidad especial cuando se los tiene en la cama, incluso en verano. No importa que tengan su propio almohadón, de alguna manera siempre ganan nuestro corazón y los invitamos a compartir una parte del colchón. Pero es muy probable que si estuviste con problemas para dormir, el colecho con tu compañero de cuatro patas sea la razón.

Un grupo de investigadores estudió los comportamientos a la hora de dormir de 40 dueños de perros durante cinco meses. A los participantes les pidieron que usen unos rastreadores de actividad para medir los hábitos de sueño durante siete noches. De acuerdo con el estudio, dormir con un perro en el cuarto no molesta al sueño humano, sea un caniche o un labrador.

Una publicación compartida de Jennifer Palmer (@jzpalmer) el

Pero los investigadores descubrieron que compartir la cama sí puede ser un problema, aunque uno menor. "La eficiencia del sueño humano era más baja si el perro estaba en la cama y no en simplemente en el cuarto", dice el estudio. Así que si no tenés insomnio y querés dormir abrazado a tu mascota, la ciencia está de tu lado. Ellos van a estar felices.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas