Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Buscó defender a su mujer de un robo y está con muerte cerebral

La víctima, de 36 años, recibió un balazo en la frente

Jueves 21 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION

Faltaban pocos minutos para comenzar los festejos por el cumpleaños de su hijo. Matías Sartorato, de 36 años, estaba dentro de su casa cuando escuchó los gritos de su mujer, Carolina García. Ella pedía auxilio. Había sido sorprendida por tres delincuentes armados cuando llegaba a su domicilio en su camioneta. El hombre no lo dudó y, junto con familiares que lo acompañaban, salió a defender a su esposa y a perseguir a los ladrones. Entre todos lograron reducir a uno de los sospechosos. Pero todo terminó de la peor manera cuando el asaltante sacó un arma y disparó contra Sartorato, que resultó herido de gravedad en la cabeza. Los médicos determinaron la muerte cerebral.

El hecho ocurrió anteanoche poco después de las 20 en Frías al 2600, en José Mármol, en el partido de Almirante Brown. El delincuente que hirió de gravedad a Sartorato fue reducido por los familiares y entregado a los primeros uniformados que llegaron al lugar. Fuentes policiales identificaron al sospechoso como Osvaldo Pintos, de 66 años y de nacionalidad uruguaya. "El delincuente tiene antecedentes penales. Hacía poco que había salido de la Unidad Penitenciaria Nº 9, en La Plata, acusado de robos reiterados", dijo un investigador.

Antecedentes

El sospechoso había sido condenado por un hecho ocurrido el 26 de abril de 2014 en Quilmes. Lo encontraron culpable por haber intentado, junto con un cómplice, robar un automóvil. Como pasó ahora en el caso de José Mármol, aquella vez Pintos y "su socio" fueron reducidos y golpeados por vecinos. Después fueron entregados a la policía.

En poder de Pintos, según los voceros consultados, se secuestró un revólver calibre 38 con seis proyectiles y una vaina servida. El arma no tenía pedido de secuestro.

Todo comenzó cuando García llegaba a su casa en su camioneta Dodge Journey, junto con su hijo de cinco años. En ese momento fue sorprendida por tres delincuentes que circulaban en un Citroën Picasso blanco.

"En ese momento la amenazaron con intenciones de ingresar en su casa para robar, pero la mujer comenzó a gritar y pedir auxilio, lo que puso en alerta a los familiares que se hallaban dentro de la vivienda, quienes salieron a ver lo que estaba pasando", según explicó una fuente policial citada por la agencia de noticias Télam.

Ante los gritos de la mujer, los delincuentes intentaron escapar, pero fueron perseguidos por Sartorato y sus familiares.

"El esposo de la víctima y sus acompañantes lograron reducir a uno de los ladrones y le pegaron trompadas, hasta que el ladrón sacó su revólver y disparó. El tiro impactó en la cabeza del marido de la víctima, que era la persona que había conseguido retener al delincuente", afirmó a LA NACION un vocero de la investigación.

Según Télam, Sartorato fue trasladado con un balazo que ingresó en la zona de la frente, del lado izquierdo y sin orificio de salida, al Sanatorio Juncal, de Temperley, donde permanecía internado con muerte cerebral.

Te puede interesar