Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El sismo convierte un bautismo en el drama de un pueblo

Un templo del siglo XVII se vino abajo durante la ceremonia: 12 muertos

Jueves 21 de septiembre de 2017
0

PUEBLA.- Arizbeth Escamilla tenía apenas dos meses de edad, pero sus padres querían que recibiera la "bendición de Dios", por lo que pusieron en marcha los preparativos para que su hija fuera bautizada anteayer en la iglesia Santiago Apóstol de Atzala, estado de Puebla, unos 170 kilómetros al sudeste de Ciudad de México .

Un bombero buscaba sobrevivientes en un edificio colapsado de la capital
Un bombero buscaba sobrevivientes en un edificio colapsado de la capital. Foto: Cristopher Blanquet

Sin embargo, la ilusión no se concretó, pues mientras se realizaba la ceremonia, a las 13.14 hora local, el violento terremoto hizo colapsar la cúpula del templo, que cayó sobre los feligreses. En pocos segundos, el techo de piedra de esta iglesia del siglo XVII se vino abajo.

Tanto la pequeña como su mamá y su hermanita perdieron la vida, mientras que su padre, Ismael, pelea por la suya en un hospital.

Un total de 12 cuerpos fueron rescatados hasta ahora. El sacerdote y el sacristán que oficiaban la ceremonia religiosa lograron sobrevivir.

Luego del terremoto, en medio del dolor de esta tragedia, la comunidad se empezó a organizar, y con sus propias manos, palas, carretillas y el apoyo de dos máquinas excavadoras comenzó la búsqueda de los cuerpos, pues había pocas posibilidades de que hubiera sobrevivientes.

Tras varias horas de ardua labor sin el apoyo del gobierno estatal ni del ejército, los propios pobladores de Atzala se organizaron para rescatar los cuerpos, cubrirlos con sábanas y colocar velas junto a ellos.

La centena de hombres que trabajaron en el rescate lograron sacar con vida a tres personas que fueron internadas en el hospital general de Izúcar de Matamoros, aunque algunas versiones indican que también perdieron la vida horas más tarde.

Fallas estructurales

El comisario de Atzala, Filomeno Martínez, afirmó a la prensa que en 2013 se había hecho un reclamo al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que hiciera un estudio estructural de la iglesia, ante la sospecha de que tuviera fallas que pudieran representar un riesgo. Sin embargo, nunca hubo respuesta.

Sostuvo que hubo rajaduras en los muros que levantaron sospechas y al ser un espacio histórico con cuatrocientos años de antigüedad era necesario que tuviera una supervisión. "Se mandaron oficios, pero nunca nos hicieron caso", explicó el funcionario.

En Puebla hubo 43 muertos del total de 230 que tenían registrados hasta ayer las autoridades de Protección Civil. La localidad de Atzala se ubica en uno de los estados más afectado por el sismo.

Agencias ANSA y DPA

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas