0

Navarro, fuera de C5N y la 10, da pasto a versiones bien enfrentadas

Pablo Sirvén
Pablo Sirvén LA NACION
0
21 de septiembre de 2017  

Cristina Kirchner le pidió a Fabián de Sousa, el CEO de los medios del Grupo Indalo, que revea el despido de Roberto Navarro -uno de sus entrevistadores preferidos-, pero no tuvo suerte. La relación real de la ex presidenta con ese holding es un oscuro enigma a dilucidar.

El problema básico de Roberto Navarro no es su ultrakirchnerismo militante, sino sus modales groseros, su fama de pendenciero (incluso con sus compañeros), los insultos al Presidente en cámara y sus tiroteos mediáticos constantes mediante una manipulación informativa pocas veces vista.

Esa personalidad tan visceral y grotesca chocó de frente contra las autoridades del multimedio que lo tenía contratado en Radio 10 y en C5N cuando el lunes puso una serie de tuits contra el gerente de contenidos de ese canal, Federico Maya, corolario de múltiples chisporroteos internos.

Desde la Casa Rosada niegan rotundamente que se trate de una avanzada del Gobierno contra esa empresa periodística.

En cambio, el candidato a senador por Unidad Ciudadana, Jorge Taiana, piensa lo contrario. "El despido de Navarro de C5N -dijo por Radio del Plata- es imposible separarlo de la cuestión electoral. El Gobierno busca el control de la opinión y el disciplinamiento para evitar las reflexiones que sean diferentes a su pensamiento."

La empresa emitió un comunicado en el que explicó que la decisión "no tiene origen ninguno en presiones internas ni políticas externas a las compañías y/o gubernamentales". Y ratificó que sus medios "continuarán con la línea editorial adoptada oportunamente". En cambio, justificó su drástico apartamiento por las "graves faltas reñidas con la normal convivencia que debe existir en el ambiente de trabajo y agravadas con las actitudes de indisciplina y falta de respeto hacia sus pares y sus superiores jerárquicos".

Las redes sociales estallaron de un lado y del otro de la grieta con comentarios enfrentados.

Una de las versiones que más habían corrido últimamente era que Daniel Hadad estaba interesado en recomprar los medios que se vio obligado a vender por presión de Cristina Kirchner, en 2012. Alimentó el rumor que la ex presidenta haya decidido brindar su primera entrevista sin condicionamientos a Infobae, propiedad de Hadad. Cerca del empresario se desmiente categóricamente esa posibilidad. "Sería como volver a salir con una novia de la adolescencia", lo escucharon argumentar. Hadad ya no cree en la TV tradicional y está enfocado hacia los nuevos medios. De allí que últimamente haya dado dos charlas en su empresa el catalán Antoni Gutiérrez-Rubi, experto en redes sociales. Cerca de Hadad también desacreditan que haya sido el empresario periodístico quien se lo presentó a la actual candidata a senadora bonaerense para que sea su asesor.

Los huecos que dejó Navarro en C5N y la 10 son, por ahora, cubiertos por Gustavo Sylvestre.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.