Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Terremoto en México: Frida o la entereza de una niña de 12 años que resiste entre los escombros

Desde ayer por la mañana, cuando se conoció que estaba con vida, los rescatistas buscan salvar la vida de esta menor, atrapada en su escuela

Jueves 21 de septiembre de 2017 • 09:40
Terremoto en México: Frida o la entereza de una niña de 12 años que resiste entre los escombros
Terremoto en México: Frida o la entereza de una niña de 12 años que resiste entre los escombros. Foto: Télam

Se llama Frida Sofía. Tiene 12 años. Y desde el martes 19 de septiembre a las 13:14 está atrapada entre los escombros de la escuela Enrique Rébsamen, donde estudiaba, tras el sismo de 7,1 en la escala de Richter que golpeó a México y que causó ya más de 200 muertos.

Frida es una de las sobrevivientes. Y su caso es la muestra de esperanza que el pueblo necesita para sortear el dolor de una tragedia que llega a 32 años de un terremoto más letal, de mayor potencia y que terminó en 1985 con la vida de alrededor de 10 mil personas.

De acuerdo a una nota publicada por el diario El Universal, los rescatistas que trabajan entre los escombros de la institución están anonadados por su entereza: Frida no llora, no grita ni se desespera. Está debajo de una mesa de mármol en el salón de inglés del primer grado de secundaria y ahí aguanta el peso de la construcción y el miedo.

Terremoto en México: Frida o la entereza de una niña de 12 años que resiste entre los escombros
Terremoto en México: Frida o la entereza de una niña de 12 años que resiste entre los escombros. Foto: DPA

La primera vez que la niña dio señales de vida fue ayer después de las 9 de la mañana (11 hora argentina). Fue un sensor térmico el que la detectó. Después confirmaron que estaba allí con un escáner y con un perro entrenado, que recorrió la losa del piso. Una vez que la ubicaron con precisión, le acercaron una manguera con agua.

El operativo es complicado. Los socorristas escuchan su voz a oscuras a través de un hueco de apenas 45 centímetros. Uno de los hombres que trabaja en el lugar intentó acercarse pero no lo consiguió. Sí pudo hablar.

cerrar

"Mija, ya vamos por ti, tranquila, no te desesperes, estás bien, ¿hay alguien más contigo?", le dijo. "Tengo sed, estoy bien. No se tarde", respondió Frida.

El inconveniente más grave es una losa entera que no puede demolerse porque se vendría abajo y que complica el trabajo. El grupo de rescatistas y personal de la Marina realiza ahora un esfuerzo quirúrgico para salvar a la niña.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.