¿Puede la suerte cambiar nuestras ideas morales?

[VIDEO] Cómo juzgamos a las personas a partir de sus actos y cómo influye el azar en sus responsabilidades

Tomás Balmaceda
PARA LA NACION
Jueves 21 de septiembre de 201712:47

Si reflexionamos acerca de la manera en que realizamos nuestros juicios morales -es decir, la manera en que evaluamos si una acción está bien o mal, si algo es justo o injusto- llegamos a la conclusión de que esas ideas deben mantenerse más allá de cualquier circunstancia, ¿o no? Nadie diría que el azar puede influir en lo que pensamos que es moralmente correcto.

Ahora imaginemos esto: dos amigos deciden eliminar de sus vidas a personas que no soportan más. Uno quiere asesinar a su jefe mientras que el otro quiere matar a su vecino. Ambos planean el crimen perfecto y lo llevan adelante pero el primero lo logra y el segundo no lo puede hacer porque le falla el arma.

¿Qué nos resulta más grave? Seguramente aquel que efectivamente cumplió y mató a su víctima. Sin embargo, la intención de ambos fue la misma y todo lo que cambió fue que uno tuvo suerte y otro no. Una simple cuestión de azar.

Esto es lo que en filosofía práctica se conoce como "suerte moral": la pregunta de si alguien puede ser juzgado de manera correcta, con independencia del hecho de que un aspecto significativo de aquello por lo que es evaluado depende de factores que escapan a su control.

Dos filósofos trabajaron en detalle el problema de la suerte moral: Thomas Nagel y Bernard Williams. Aunque tienen sus diferencias, sus propuestas son convergentes y apuntan a señalar la tensión entre el hecho de que parece que la responsabilidad moral no debería ser afectada por la suerte y el hecho de que efectivamente en muchas ocasiones la suerte juega un papel importante o incluso fundamental.

Ver comentarios
Ir a la nota original