Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuatro claves para entender las elecciones en Alemania que llevarían a Angela Merkel a su cuarto mandato

El próximo domingo, la primera potencia de Europa define si la canciller conservadora se mantiene durante 16 años en el poder, como indican las encuestas; cómo se vota y el rol clave de las coaliciones

Viernes 22 de septiembre de 2017 • 08:04
SEGUIR
LA NACION
0
Angela Merkel busca su cuarto mandato
Angela Merkel busca su cuarto mandato. Foto: Reuters

El Reino Unido está a punto de abandonar la Unión Europea . La crisis de inmigrantes golpea al continente, que no logra acordar políticas. Los atentados de Estado Islámico se repiten en ciudades centrales. Donald Trump gobierna uno de los países más importantes del mundo y quiere terminar con el acuerdo del cambio climático. En Corea del Norte, el régimen de Kim Jong-un amenaza a Occidente con bombas nucleares.

Con este panorama en la cabeza, la primera potencia de Europa deberá elegir a su próximo gobierno, que estará en funciones hasta 2021. Las encuestan no dudan: están convencidas de que Angela Merkel conseguirá su cuarta victoria, que la llevará a tener el poder alemán durante 16 años consecutivos. Solo los últimos batacazos en las elecciones de varios países permiten dejar un margen de duda.

Cómo vota Alemania

El domingo 24 de septiembre, entre las 8 y las 18, las urnas estarán abiertas para que los 61 millones de ciudadanos habilitados -en un voto optativo- se acerquen y escojan a sus representantes en el Bundestag (parlamento). Serán éstos los encargados de escoger a quien liderará el gobierno por los próximos cuatro años.

La principal disputa en la campa?a fue entre Merkel y Schulz
La principal disputa en la campa?a fue entre Merkel y Schulz. Foto: Reuters

Los alemanes tendrán que elegir dos boletas para las urnas. La primera, para formar una mitad del Parlamento, en una elección directa, y colocar en el gobierno a los candidatos más votados de los distritos locales. La segunda decide las mayorías en el parlamento a través de listas de partidos en cada estado. Esto permite a que un mismo ciudadano apoye a un candidato de un partido a nivel local y a una mayoría de otro a nivel nacional.

"Para mucha gente, las preocupaciones de su ciudad y del país son diferentes. Por ejemplo, alguien puede estar alarmado por el nivel educativo en su pueblo pero querer modificaciones a nivel país en cuanto a políticas económicas y relaciones internacionales", explica a LA NACION Karen Smith Stegen, profesora de Ciencia Política en la Universidad Jacobs de Bremen.

En total son 42 partidos los que se presentan en las elecciones, entre ellos uno comunista, uno vegano, uno satírico y otro protector de animales. Sólo los que consigan más del cinco por ciento de los votos podrán entrar al Bundestag.

"La regla del 5 por ciento significa que es complicado para un partido pequeño o marginal o extremista ganar asientos en el Parlamento. Así se tiende a la moderación. El sistema fue diseñado después de la Segunda Guerra Mundial para asegurar que lideres similares a Adolf Hitler no puedan ganar poder", agrega Smith Stegen.

Los candidatos

Son tres los partidos que más resuenan en estos momentos debido a que son los que se perfilas como más votados. A la cabeza, por cuarto periodo consecutivo, está el bloque de la actual canciller.

La ultraderecha sería una de las sorpresas de estas elecciones en Alemania
La ultraderecha sería una de las sorpresas de estas elecciones en Alemania. Foto: Reuters

Unidad Demócrata Cristiana (CDU): es el favorito de los alemanes desde 2005 y tiene a Merkel a la cabeza. Este bloque, integrado también por la Unión Cristiana Social (CSU) de Baviera, cuenta con casi el 40 por ciento de la intención de voto. Fue creado en 1945, después de la Segunda Guerra Mundial, y se define como un partido "del centro, demócrata cristiano, liberal y conservador".

Partido Socialdemócrata (SPD): es la segunda fuerza del país. Es liderado por Martin Schulz, quien fue presidente del Parlamento Europeo y ahora dirige su partido, aunque no logró levantar vuelo en la campaña. Su origen data de 1875 y sus bases son marxistas aunque con el tiempo se fue moderando. Su programa habla de gobernar a través de la "mayoría solidaria" con la "visión de una sociedad libre, justa y solidaria".

Alternativa por Alemania (AfD): es la sorpresa de las elecciones. Por su poca antigüedad y por su discurso severo. Nació hace apenas cuatro años y cuenta con un 11 por ciento de intención de voto para este domingo. Sus candidatos hoy son dos: Alexander Gauland y Alice Weidel. Son los eurocépticos, con una ideología xenófoba, y devolverían a la ultraderecha al Bundestagpor primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

Las coaliciones

Para asumir el gobierno en Alemania se necesita al menos el 50 por ciento de los votos, situación que en la mayoría de las oportunidades obliga a consensuar posiciones y armar coaliciones . El 24 de octubre, justo un mes después de la votación, es momento de nombrar al nuevo canciller y entonces cobran protagonismo los partidos que quedaron relegados del podio.

Entre ellos estarán Los Verdes (que tienen como bandera principal la protección del medio ambiente), La Izquierda (que busca elevar el salario mínimo y terminar con las intervenciones militares en el exterior) y el Partido Liberal Demócrata (FDP, que defiende el recorte de impuesto y llama a terminar con la liberación de los mercados financieros), que ya fue gobierno junto a Merkel en 2009. Según las encuestas, ninguno estará entre los más votados. Todos serán jugadores clave a la hora del consenso.

"Las encuestas dicen que la UCD es la más fuerte, pero sin dudas necesitará un socio para obtener la mayoría. No está claro qué coalición podría llegar ser. Los socialdemócratas han formado parte del gobierno durante los últimos cuatro años y son reacios a continuar la llamada Gran Coalición porque temen que les cueste apoyo electoral a futuro", asegura al respecto Ulrich Sieberer, profesor de Estudios Políticos Empíricos de la Universidad Otto-Friedrich en Bamberg.

"Los otros partidos que entrarán en el Parlamento son demasiado pequeños para una coalición de dos. Por lo tanto, la única alternativa sería con los Demócratas Cristianos, los Liberales y Los Verdes. Esta alianza nunca ha estado en el cargo a nivel federal y tiene programas de política muy diferentes, por lo que conduciría a duras negociaciones", asevera Sieberer.

Schulz quedó segundo en intención de voto
Schulz quedó segundo en intención de voto. Foto: Reuters

Las propuestas

Partido Demócrata Cristiano (CDU)

Aumentar subsidios sociales, como el familiar por hijo

Alcanzar en 2025 el pleno empleo, con la creación de puestos de trabajo en las áreas de digitalización y biotecnología

Habilitar una ley de inmigración para que a Alemania lleguen talentos

Reforzar la expulsión de extranjeros ilegales y la seguridad de las fronteras

Ingresar más miembros a la Policía y al Ejército para luchar contra el terrorismo

Reducir 15 mil millones de euros en impuestos

Partido Socialdemócrata (SPD)

Conseguir una mayor equidad social y pleno empleo con puestos socialmente asegurados y pagados según convenio

Armar un programa de prevención para la lucha contra los grupos extremistas

Impulsar el matrimonio para todos

Crear una política humanitaria para los refugiados y terminar con las muertes en el Mediterráneo

Conseguir la educación gratuita en todos los niveles

Alternativa por Alemania (AfD)

Alentar la guerra contra el islam

Armar registros estrictos de organizaciones islamitas

Perseguir a los extranjeros que cometan delitos

Volver a poner al país por sobre Europa y terminar con la moneda única

Sellar las fronteras

Alentar financieramente a los inmigrantes para que regresen a sus países

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas