Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Conflicto por la TV del fútbol: el reclamo de un pequeño canal de Luján desató una disputa legal de consecuencias insospechadas

Una emisora de la TDA de Luján solicitó un amparo judicial para poder transmitir de forma gratuita los partidos de Flandria en la B Nacional

Viernes 22 de septiembre de 2017 • 13:00
Pares TV en la transmisión en al cancha de Flandria
Pares TV en la transmisión en al cancha de Flandria.

La causa judicial llegó hasta la asesoría letrada de la AFA. El mismísimo presidente Claudio Tapia está al tanto del pedido que hizo el canal Pares TV, con sede en Luján, ante los tribunales de Mercedes, en la provincia de Buenos Aires. La emisora solicitó un amparo judicial para poder transmitir por la Televisión Digital Abierta (TDA) los partidos de Flandria, que juega en la B Nacional, para Luján y su área de influencia. El requerimiento se basa en el último listado de "acontecimientos de interés relevante" enviado por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner a fines del 2015, y que incluía a la segunda categoría del fútbol argentino. Cambiemos, que gobierna desde diciembre de aquel año, nunca lo confeccionó, ni para 2016 ni 2017.

Aunque la medida cautelar fue rechazada en primera instancia, el expediente continúa por dos vías. Por un lado, la autoridad competente (el Ente Nacional de Comunicaciones) deberá responder por qué no envió nunca la nómina de acontecimientos deportivos de interés relevante que consagra la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, más conocida como Ley de Medios. Es más, el Gobierno no sólo disolvió a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y la reemplazó por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), sino que además canceló el Consejo Federal de Comunicaciones (Cofeco), que se encargaba de sugerir al Afsca los acontecimientos que podían ser incluidos en la nómina de interés relevante. Por otro lado, el pedido original de Pares TV (cuyo contenido fue publicado por primera vez por el diario Tiempo Argentino) se resolverá en una segunda instancia, ante los tribunales de alzada de San Martín.

Según pudo averiguar LA NACION de fuentes al tanto, en los últimos partidos de Flandria los equipos periodísticos de Pares TV fueron acreditados a último momento o, en otros casos, ingresaron a las canchas "bajo su propia responsabilidad". Es decir, transmitieron los partidos asumiendo las consecuencias que pudieran caberles: los derechos audiovisuales, en todas sus plataformas, están en manos de Tele Red Imagen S.A., (TRISA), la empresa dueña de TyC Sports.

Según el contrato, que rige hasta medidados de 2019, TRISA paga $120 millones anuales (actualizados cada 12 meses según la inflación) para transmitir los partidos de la B Nacional y la B Metropolitana. Los encuentros que no se emiten por TV (ya sea por TyC Sports o por DirecTV Sports), se dan por internet, a través de la plataforma TyC Sports Play. Son gratuitos, aunque para ver aquellos encuentros que se dan en simultáneo por la TV por cable haya que ingresar un usuario y una contraseña del abono.


Un fallo positivo para Pares TV podría sentar un precedente jurídico que abra la puerta a una catarata de amparos similares. Cada ciudad con un equipo en la B Nacional o B Metropolitana podría sumarse a la iniciativa y pedir el permiso para transmitir esos partidos para su ciudad y el área de influencia.

Lo que la AFA teme es que el conflicto escale de categoría. Los $120 millones que se paga por año por la B Nacional y la B Metropolitana son apenas un vuelto en comparación con los $4426 millones que recibirá este año la Superliga de parte de Fox y Turner. Las dos compañías estadounidenses firmaron a comienzos de abril un contrato de cinco años con opción a otros cinco para quedarse con los derechos audiovisuales de la máxima categoría. "Está en juego el modelo de negocios ya no del fútbol argentino, sino de todo el deporte nacional", contó un informante que sigue día a día este expediente.

Ante la consulta de este diario, en Pares TV adujeron que un eventual fallo favorable de la Justicia no impactará de ninguna manera en los intereses de TRISA. "Nosotros no competimos ni en cable ni en internet. Somos un canal de la TDA y sólo transmitiríamos los partidos para Luján y su área de influencia. Nada más", alertaron. Otra fuente relacionada con el caso fue un poco más apocalíptica: "Una sentencia favorable a Pares puede ser tan disruptiva para el deporte argentino como en su momento lo fue la Ley Bosman para el fútbol europeo. Todos los canales podrían competir desde un mismo lugar. Y sería un problema gravísimo para la compra-venta de derechos audiovisuales".

Como tantas otras veces, la Justicia tiene la última palabra.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.