Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Asaltaron la tradicional pizzería Güerrín y torturaron al gerente

Huyeron con una caja registradora; el hecho ocurrió cerca de las 5 de la madrugada de ayer

Jueves 21 de septiembre de 2017 • 15:53
0
La tradicional pizzería Güerrín en Corrientes
La tradicional pizzería Güerrín en Corrientes. Foto: Archivo

Al menos siete delincuentes, varios de ellos vestidos como policías, asaltaron la tradicional pizzería Güerrín, en pleno centro porteño. Sorprendieron a tres empleados y a un gerente, a quien intentaron asfixiar y ahorcar y le abrocharon ganchos en una de sus orejas para que les diera las llaves de una caja de seguridad. Finalmente huyeron con una caja registradora, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió cerca de las 5 de la madrugada de ayer en la pizzería ubicada en la avenida Corrientes 1368, cuando se hallaban en el local un sereno y dos empleados de limpieza que trabajan durante la madrugada.

En momentos en que llegaba al lugar el gerente, tres hombres vestidos como policías se le acercaron, se asomaron por uno de los ventanales, y les hicieron señas para que les abrieran las puertas.

Sin sospechar nada, el sereno abrió y los delincuentes se identificaron y lo amenazaron con fines de robo, explicaron las fuentes.

Dos de los delincuentes se llevaron al gerente a uno de los baños del salón y otro colocó precintos y esposas al sereno y a los dos empleados de limpieza, que habitualmente realizan los trabajos de acondicionamiento del lugar para que esté en perfecto estado a la mañana siguiente.

Los delincuentes primero amenazaron al gerente para que les entregue las llaves de la caja fuerte, pero como el hombre les decía que él no las tenía, los asaltantes comenzaron a ser cada vez más violentos.

Fuentes policiales dijeron que el gerente fue torturado durante varios minutos y herido en distintas partes del cuerpo.

"Le abrocharon cuatro ganchos en una de sus orejas con una engrampadora, lo golpearon e intentaron asfixiarlo colocándole un trapo que le tapaba la boca y le cubría la nariz. También lo quisieron ahorcar", dijo a Télam una fuente de la investigación.

Unos 20 minutos más tarde y como los delincuentes no consiguieron las llaves de la caja de seguridad, finalmente huyeron sólo con una caja registradora.

Algunos testigos que pasaban por el lugar contaron luego a los pesquisas que los delincuentes eran siete y que uno huyó en una camioneta negra y los otros se dividieron en dos automóviles también de colo negro.

Los investigadores secuestraron varias cámaras de seguridad en la zona que registraron los movimientos de los vehículos y trabajaban esta mañana en la identificación de los mismos.

El hecho es investigado por personal de la comisaría 3a.de la Policía de la Ciudad que trabaja bajo las órdenes de un fiscal de turno porteño.

Agencia Télam

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas