Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una maestra viaja en tractor para enseñar a sus alumnos

La escuela está aislada por la inundación.

Daniela, la docente que viaja en tractor hasta su escuela por las inundaciones
Daniela, la docente que viaja en tractor hasta su escuela por las inundaciones. Foto: Gentileza Daniela Canale
Jueves 21 de septiembre de 2017 • 17:58
SEGUIR
PARA LA NACION
0

LA PLATA.- Daniela Canale es directora y única maestra de la Primaria N°29 del paraje Colonia La Belita, en General Villegas. El distrito está inundado hace 20 meses. Ahora, como la escuela quedó aislada, decidió subirse a un tractor e ir a dar clases a la casa de sus alumnos. Su objetivo es que no pierdan el año.

Daniela tiene 48 años y es una entusiasta. Si tuviera que elegir qué ser en una nueva vida, haría lo mismo que ejerce desde hace 25 años: maestra rural. Se define como una nómade. Llega al Consejo Escolar despeinada y toda embarrada. Nada fuera de lo común para ella.

"Cuando recién nos inundamos hacíamos correo pedagógico. Le sacaba foto a las actividades por whatsapp. Me mandaban audios con las consultas y después la tarea realizada. También mandábamos actividades con el camión de la leche. Eso fue triste", contó hoy a LA NACIÓN.

Eso fue el año pasado. Este año intentó algo mejor. Tiene cinco alumnos: dos en segundo grado, uno en tercero, uno en quinto y otro en sexto. Lunes, miércoles y viernes va a la casa de un alumno, donde se juntan otros dos. Martes y jueves a otra casa. La semana siguiente revierte los días.

La escuela, que queda a 50 kilómetros de la ciudad cabecera de General Villegas, quedó aislada. Los alumnos no podían llegar por el estado de los caminos, entonces se cerró. Pero Daniela no quería dejarlos sin aprender. Las familias de esos niños trabajan en los tambos o con el ganado, por lo que viven en el campo.

Cada día, llega a un punto con el auto y ahí la espera un papá. Ella se sube al tractor sin problemas y emprende el camino hacia sus alumnos. Si tuviera que manejarlo lo haría. Sabe de campo, se crió ahí.

"Ojalá este año podamos volver. Hacíamos la huerta, cocinábamos y almorzábamos ahí. Tenemos un proyector, entonces llevaba películas en un pendrive para que los chicos vieran. Se trabajaba lindo, pero se nos ahogó todo. Ahora la escuela está abandonada", explicó Daniela.

Su rutina empieza muy temprano para estar en la casa del alumno a las ocho de la mañana. A veces lleva al profesor de Educación Física o a la profesora de Inglés. En esas ocasiones en su auto, y después en el tractor, trasladan pelotas o conitos. No tienen pizarrón. El desayuno, igual, está asegurado: siempre lleva té y masitas.

En marzo, cuando todavía trabajaban en la escuela, les robaron las computadoras, la bomba de agua y un centro musical. Hicieron la denuncia a la comisaría, pero no se encontró nada.

Escuelas inundadas

Hace 20 meses que la zona rural de General Villegas está bajo agua. Por las lluvias y por el ingreso de agua desde Córdoba y La Pampa. El año pasado las escuelas rurales del partido debieron mudarse a otros establecimientos educativos en el centro para pode terminar el ciclo lectivo.

En la Escuela Agropecuaria, en noviembre del año pasado la directora y los jefes de área se subían al tractor todos los días para atravesar una enorme masa de agua y llegar hasta la escuela para alimentar a los 420 pollos parrilleros, las 16 cerdas madres, los 45 terneros y ordeñar también a las 250 vacas. Pero no había estudiantes. La mayoría de las escuelas mandaban la tarea por mail, skype o whatsapp.

Ahora, para la Agropecuaria el panorama no es tan distinto. Dan clases en las instalaciones de la Escuela Técnica. En aulas container que deben compartir con otros alumnos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas