Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Salón de Fráncfort: Eléctricos y autónomos

La tendencia es irreversible, todos los caminos conducen a estos dos paradigmas que marcan los diseños, la tecnología y el confort de los vehículos y que, además, modificarán la calidad de vida de los usuarios

Sábado 23 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Volkswagen I.D. Crozz
Volkswagen I.D. Crozz.

Por si a alguien le quedaba alguna duda, esta 67ª edición del Salón del Automóvil de Fráncfort termina definitivamente con ella: el camino hacia la electrificación total y la conducción autónoma no tiene retorno.

Casi todos los concept cars, los ejercicios de diseño que anticipan el futuro, muestran en ésta, la mayor exposición del mundo (con más de 230.000 m2 de espacio de exhibición y hasta decenas de shuttles para llevar a los visitantes de un pabellón a otro) ese denominador común: ser eléctricos y autónomos.

Es más, decir que estas son tecnologías del futuro no es precisamente acertado. Autos eléctricos ya hay varios en el mercado y también los hay con alto grado de autonomía, como el flamante Audi A8, por ejemplo, con su asistente de manejo en congestiones de tránsito (a menos de 60 km/h), que resulta ser un nivel 3 de conducción autónoma.

Audi Aicon
Audi Aicon.
BMW i Vision Dynamics
BMW i Vision Dynamics.

No pocos de estos prototipos, además, están en un nivel de desarrollo tan avanzado que pronto estarán en las calles las versiones de serie que anticipan. Por caso, la familia Volkswagen I.D. (con el automóvil I.D., el SUV I.D. Crozz y la combi I.D. Buzz), que empezará a fabricarse en 2019, igual que el Honda Urban EV y el MINI Electric Concept, por ejemplo. En suma, para dicho año, a casi ningún fabricante mundial le faltará un modelo 100% eléctrico en su catálogo.

Honda Urban EV
Honda Urban EV.
MINI Electric Concept
MINI Electric Concept.

En cuanto a los autos autónomos, la mayoría de los diseños más futuristas apuntan a disfrutar del espacio. A asociar el automóvil como una continuación del hogar en términos de amplios habitáculos al estilo de un living room con asientos enfrentados y hasta provistos de electrodomésticos como heladeras y microondas.

En otras palabras, un espacio de relax o trabajo mientras nos desplazamos. Ejemplo claro es el Renault Symbioz, cuyo creador, Laurent van den Acker, no dudó en afirmar a la nacion que "la simplificación mecánica de los autos eléctricos hace que el aprovechamiento del espacio para el confort de los pasajeros sea mucho mayor. Hasta ahora, los usuarios han preferido que los modelos eléctricos mantengan las formas y conceptos que conocemos, pero pronto van a evolucionar, adquiriendo nuevas funciones y diseños, hasta adquirir una identidad que les sea propia".

Renault Symbioz, autónomo que recrea el living del hogar
Renault Symbioz, autónomo que recrea el living del hogar.
smart vision eq fortwo
smart vision eq fortwo.

De todas formas, los modelos con motores convencionales, como únicos propulsores o en el conjunto de mecánicas híbridas (una de las joyas de esta exposición es el Mercedes-AMG Project One, que utiliza la tecnología Hybrid del Mercedes W06 2015 de Fórmula 1), todavía tienen un largo camino por recorrer. Pero entre ellos, este salón también dejó una fuerte impronta: las otrora multitudinarias versiones diésel casi han desaparecido de los stands. La mala prensa del famoso Dieselgate en Estados Unidos y los anuncios de varios países y ciudades (Dinamarca, Noruega, Berlín, París y otras) poniendo una fecha límite para la circulación de los gasoleros (entre 2025 y 2030) parecen haber puesto a esta mecánica en una vía cubierta de niebla.

Kia Proceed
Kia Proceed.

En cambio, los que mantienen su camino con visibilidad óptima son los utilitarios deportivos (SUV) y crossover de toda laya, que siguen entre los vehículos preferidos de todo tipo de comprador: desde los que esperan un vehículo poderoso (caso el nuevo Porsche Cayenne Turbo de 550 CV) como los que buscan algo compacto y accesible, como varios modelos que se ven aquí (Dacia Duster, VW T-Roc, Hyundai Kona, Kia Stonic y otros).

Para los puristas, también queda aún una pincelada de glamour sport, como el que encarna la estupenda Ferrari Portofino o la tremenda potencia bruta de hypercars como el Bugatti Chiron o el Lamborghini Aventador S Cabrio.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas