Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El "unicornio" Despegar cotiza en Bolsa bajo la mirada de sus fundadores

Roby Souviron, Christian Vilate, Martín Rastellino, Mariano Fiori y Alejandro Tamer hablan de la empresa que ya vale 2000 millones de dólares

Jueves 21 de septiembre de 2017 • 18:16
0
La plana mayor de Despegar en el NYSE
La plana mayor de Despegar en el NYSE. Foto: Gentileza Despegar

El sitio argentino Despegar anunció ayer que ya es una empresa "pública". Es decir, que cotiza en la bolsa. En el New York Stock Exchange (NYSE) de Wall Street, en este caso. Bajo el símbolo "Desp", la agencia de turismo on line líder en la región obtuvo con esa operación unos US$ 300 millones y un valor de mercado de US$ 2000 millones.

La compañía, que nació en 1999 y que entre sus accionistas tiene al fondo estadounidense Tiger y a Expedia, el gigante global de las reservas turísticas virtuales, fue fundada por cinco emprendedores argentinos: Roby Souviron (histórico CEO y alma mater de la empresa), Christian Vilate, Martín Rastellino, Mariano Fiori y Alejandro Tamer. Si bien todos ellos tocaron la campana en el NYSE, ninguno cumple funciones operativas en la empresa, en un proceso que comenzó hace un par de años y culminó con la salida de Souvirón, a comienzos de este año.

El reciente libro Los nuevos reyes argentinos (Paidós), del periodista Sebastián Catalano, cuenta la historia de Despegar: cómo surgió la idea, cómo la llevaron adelante con éxito, los momentos de zozobra y qué cosas pasa por la cabeza de los emprendedores que dejan su "bebé" en medio de un proceso de profesionalización extremo. Además, el libro desgrana las historias de MercadoLibre, OLX y Globant. Las cuatro compañías son los unicornios locales, las empresas de base tecnológica que valen más de US$ 1000 millones.

¿Qué piensan los fundadores de haber llegado a Wall Street? A continuación, extractos de libro en los que los fundadores de Despegar hablan de ese momento "mágico", un hito para cualquier compañía. ¿O no tanto?

Roberto Souviron, uno de los fundadores de Despegar
Roberto Souviron, uno de los fundadores de Despegar. Foto: Archivo

Roby Souvirón

"El IPO es un medio para otras cosas. Pero cada uno tiene su sueño y para muchos ese es su momento de gloria. Para mí ese momento sería ver a la compañía grande y desde afuera, independiente de los fundadores. Es como un hijo: los padres están contentos cuando tomás las decisiones correctas".

"A mí eso me encanta. Es lo que tiene que pasar, la forma en la que tienen que evolucionar las empresas. Hay que consolidar los rumbos, ser metódicos. Esto que somos me gusta. Me fui por decisión propia y porque está todo casi hecho".

Mariano Fiori

"Mi visión cambió bastante con el correr de los años. Antes creía que era la meca a la que teníamos que llegar, y no estaba mal, estábamos en una economía de subsistencia. Ahora es diferente. El IPO es una buena manera de darle liquidez y maximizar el valor de los accionistas. Va a ser positivo, le va a dar más visibilidad a la marca. Y es la validación final que te da el mercado. Estamos preparados".

Christian Vilate

"Puede poner limitaciones y desenfocarte por el requerimiento alto de información. Tiempos del negocio versus tiempos del mercado. Igual, nuestro back office trabaja desde hace mucho como una empresa pública y el IPO es el paso natural. Me preocupa más encontrar el rumbo futuro y perdurar que tocar la campanita. Igual vamos a ir todos contentos a tocarla".

Alejandro Tamer

"Somos una multinacional que pasó el proceso para ser una gran corporación. Yo ya no puedo llamar al chico del call center para que cambie la grabación del saludo que escucha la gente cuando nos llama: hay cinco personas en el medio y a algunos ni los conozco. Está bien que sea así porque tiene que haber procesos y estructura".

Martín Rastellino

"Despegar nos va a trascender. Está en proceso de pasar de ser una empresa mediana a una grande. No sé si una corporación. pero, sí, queremos ser una corporación. Nosotros somos muy de hacer las cosas y en una empresa grande es más difícil. Tenemos que dar ese paso necesario sin perder nuestra llama emprendedora, la que nos hizo grandes".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas