Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

María sigue su paso destructor por el Caribe: 18 muertos

En Puerto Rico y Dominica el huracán generó los mayores daños; ayer golpeó República Dominicana

Viernes 22 de septiembre de 2017

SAN JUAN.- Luego de haber dejado a Puerto Rico asolado y sin energía eléctrica y haber provocado 18 muertos en el Caribe, el huracán María recorría ayer el norte de República Dominicana, donde empezó a causar daños a pesar de haberse degradado a categoría 3.

El gobierno dominicano llamó a la población a quedar en alerta máxima. Más de 14.000 personas en la isla fueron evacuadas de forma preventiva y 140.000 habían quedado sin energía eléctrica por los vientos de hasta 185 km/h, mientras que cuatro aeropuertos internacionales fueron cerrados. Sólo quedó operativo el de la capital.

En Punta Cana, el famoso balneario turístico dominicano ubicado a unos 200 kilómetros de Santo Domingo, algunos trabajadores recogían postes, carteles y tachos de basura en medio de la lluvia, luego de haberse salvado de lo peor de la tormenta.

En tanto, los rescatistas intentaban ayer asistir a las víctimas de María en Puerto Rico, donde hubo deslaves e inundaciones. Aún se desconoce la magnitud de los daños allí, ya que decenas de municipios permanecen aislados y sin comunicación desde que el huracán llegó, anteayer por la mañana, con vientos de 250 km/h, los más fuertes en 90 años en la isla.

Los árboles derribados y grandes inundaciones bloquearon muchas rutas y calles y crearon un laberinto que directamente impedía la circulación. Además, las patrullas policiales advertían a la gente que respetara el toque de queda de 18 a 6 impuesto por el gobierno para evitar saqueos nocturnos.

El presidente norteamericano, Donald Trump, declaró el estado de desastre federal en la isla, que es un Estado libre asociado.

En San Juan, la capital, enormes eucaliptos cayeron sobre una arteria principal de bares, restaurantes y cafés, algunos de los cuales sufrieron daños. Frente a un edificio de departamentos, Adrián Pacheco, un operador de turismo de 40 años, relató que pasó ocho horas acurrucado en el hueco de una escalera con otras 100 personas hasta que el huracán arrancó puertas y derribó tres balcones. "La gente no preveía que la tormenta llegaría de esta manera", dijo. "Como Irma no golpeó aquí tan fuerte, pensaban que con María sería lo mismo", agregó.

El huracán Irma, que rozó Puerto Rico el 6 del actual, dejó a más de un millón de personas a oscuras, pero no causó víctimas ni grandes daños como en otras islas. María, en cambio, convirtió calles en ríos y destruyó cientos de viviendas.

"Pasarán meses y meses antes de que nos recuperemos de esto", dijo Félix Delgado, alcalde de la población de Cataño.

María provocó por lo menos 18 muertes en el Caribe: 15 en Dominica, dos en el territorio francés de Guadalupe y uno en Puerto Rico, donde un hombre falleció al ser golpeado por escombros que volaban.

En Dominica, las autoridades indicaron que todas las localidades de la isla (de 72.000 habitantes) fueron impactadas por María. "Será un milagro si no tenemos otros muertos", dijo el premier Roosevelt Skerrit.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.