Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Freiler aumentó su riqueza con una sospechosa donación

Dijo que su padre, de 88 años, le donó $ 1 millón, pero el camarista había omitido incluirlo en su primera presentación

Viernes 22 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Eduardo Freiler, el camarista investigado por su enriquecimiento durante los últimos años, volvió a aumentar su patrimonio en 2016. Pero esta vez no compró autos importados ni otra mansión. El magistrado declaró una donación por $ 1 millón de su padre, Samuel Freiler, un jubilado de 88 años, según se desprende de su declaración jurada, a la que tuvo acceso la nacion.

Freiler declaró ante el Consejo de la Magistratura un patrimonio de $ 6,7 millones en 2016, un 26% más que en 2015. El magistrado explicó que su padre (que vive con él) cobró una indemnización jubilatoria el año pasado. Pero según los documentos que revisó este diario, la donación -que fue concretada el 20 de diciembre- no apareció en la primera declaración jurada que el camarista presentó el 24 de julio ante la AFIP. Tres días después, el juez se volvió a presentar para agregar la donación.

"Fue una torpeza del contador", reconocieron desde su entorno. La donación -consignó Freiler- fue realizada mediante escribano público y se concretó a través de una transferencia del Banco Credicoop a su cuenta sueldo durante los últimos días del pasado diciembre. El camarista informó en distintos descargos ante el Consejo que, aunque son oriundos de Necochea, sus padres viven con él en Buenos Aires debido a su avanzada edad.

Samuel Freiler tuvo un buen pasar económico después de trabajar décadas en el puerto de Quequén como práctico marino. Ya jubilado, Samuel ingresó en distintos negocios en Necochea. Adquirió un hotel en Costa Bonita, a los 77 años, y a los 78 compró una agencia de lotería. Su socia fue Delfa Torres (92 años), la madre del camarista, que tenía 82 cuando realizó las inversiones. La pareja declaró su casa de Necochea y un departamento en Mar del Plata, según documentos a los que accedió la nacion.

Coleccionista de autos

Freiler tuvo una decena de autos, pero uno -sin duda- le dio dolores de cabeza como ninguno: el camarista decidió vender el Mercedes Benz C250 Blue Efficiency, la coupé que había pagado con 12 cheques a nombre de una ignota fábrica de pastas de La Plata cuyo dueño, Raúl Mingini, se benefició en una millonaria investigación en la que intervino el propio Freiler.

La operación para adquirir el Mercedes Benz le generó otra investigación en el Consejo, que corre en paralelo al juicio político por su enriquecimiento. Freiler vendió el auto en $ 780.000.

Sus otros vehículos son: una camioneta Ecosport Titanium 2014 y autos de colección como un Mercedes Benz 560 SL, un Porsche 912 modelo 68, un Mercedes Benz 230E y otro Mercedes Unimog de 1963. Declaró, además, un yate, una moto de agua y un velero. También 15 caballos, aunque sin especificar de qué equinos se trata.

El juez, suspendido mientras se realiza el juicio político, informó como único ingreso su sueldo como camarista. ¿Cuánto cobra? Poco más de $ 121.000 por mes, según lo consignado en su declaración jurada.

Pero el principal activo de Freiler no son sus autos, sino sus propiedades. El magistrado declaró la casona blanca de casi 600 m2 cubiertos frente a la quinta presidencial de Olivos por $ 2,5 millones, un valor muy inferior al de mercado. Informó, además, un departamento en Pinamar, otro en Necochea y 14 lotes en Villa Garibaldi que le donaron, y 11 lotes en Costa Bonita, Necochea, también donados.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas