Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La denuncia de un médico desata una investigación por posible defraudación a obras sociales en el Cerro Chapelco

La Unidad Fiscal de San Martín de los Andes solicitó allanamientos en el Centro Médico del centro invernal y hay dos imputadas en la causa

Miércoles 27 de septiembre de 2017 • 22:27
SEGUIR
LA NACION
0

Practicar deportes de invierno puede volverse una excusa para disfrutar de unos días en la Patagonia argentina. El ritmo en el cerro para muchos es intenso: ascienden temprano, para encontrar menos cola en las aerosillas y disfrutan de un día pleno en la nieve. Las patrullas de emergencias se ven ir y venir por las 22 pistas que tiene el Cerro Chapelco y no pasan desapercibidas. Trasladan heridos desde lo alto de la montaña hasta una pequeña sala de atención médica que está ubicada en la base. Allí, dentro de uno de los centros de esquí más importantes del país, se investiga, a partir de una denuncia, si existió una posible defraudación para con las obras sociales y las medicinas prepagas por la supuesta utilización del sello y la firma de un ex director médico en recibos de facturación.

Diego Fournier, médico traumatólogo radicado en San Martín de los Andes, trabajó como jefe médico de este centro de atención hasta 2014 y, desde ese momento, se desligó de toda responsabilidad con el Cerro. Sin embargo, después de tres años de haber dejado de prestar servicio continuaba figurando como director médico del lugar y, según pudo conocer LA NACION, su sello y su firma avalaron una facturación realizada el 2 de agosto por 4 mil pesos, que sirvió como prueba inicial en la investigación.

A la causa la lleva adelante el fiscal Maximiliano Bagnat desde la Unidad Fiscal de San Martín de los Andes y está caratulada como "Sobre denuncia de Diego Fournier" y eventualmente "Sobre Defraudación a determinadas obras sociales y empresas de medicina prepaga", según informó el letrado a LA NACION.

Bagnat solicitó allanamientos en busca de documentación que respaldara la denuncia del profesional. Hasta el momento, se realizaron dos en el lugar y uno en la oficina administrativa, ubicada en el centro cívico de la ciudad. En la primera oportunidad, aunque no dieron con el sello, encontraron 85 planillas de este año que sirvieron para corroborar la denuncia. La semana pasada, se realizó un nuevo allanamiento, esta vez en las oficinas administrativas. "Los testigos dijeron que podía haber más documentación en el centro médico y en las oficinas", indicó Bagnat. Y contó que allí se incautaron computadoras pertenecientes a la dirección del centro que esperan ser analizadas por un perito judicial.

A más de un mes de la denuncia y a días de que finalice la temporada, el fiscal indicó que, hasta ahora, "hay dos imputadas en la causa: la responsable administrativa, Irene Bianchi, y la secretaria administrativa, Estefanía Cuccaro". Bagnat explicó que aunque aun no se formularon los cargos, hay una "hipótesis delictiva de defraudación con un concurso aparente de delitos por falsificación de documentos públicos".

Por su parte, Fournier opinó: "Yo trabajé ahí y sé que Irene (Bianchi) es la que se encarga de la facturación que después se presenta en contaduría, lo que depende de la dirección de Chapelco. Todo lo que se factura sale de la mano de ella".

En diálogo con LA NACION, desde el Centro Médico que responde al Cerro Chapelco, una fuente que prefirió no revelar su identidad dijo que sólo van a tratar el tema en la Justicia y prefirió no dar declaraciones a este diario.

Por otro lado, el médico relató que recibió una llamada de uno de los jefes del complejo Chapelco que se comunicó, junto con el abogado y el médico laboral, para intentar "arreglar" la situación. "Hoy pienso que hay una complicidad por parte del Cerro", opinó Fournier con respecto a esto.

"Entendemos que a pesar de que la atención médica puede ser verdadera, la realización de la firma con determinados instrumentos, como el sello de Diego (Fournier), es un 'delito medio' que permite concretar un 'delito fin', que es la estafa. Nosotros creemos que la firma falsificada más el sello son los que permitieron al centro médico y a la empresa cobrar dinero en concepto de reintegro en servicios prestados a las obras sociales, sin los cuales nunca hubieran podido hacerse de ese dinero", indicó Bagnat.

Aunque los datos fiscales corresponden a la sociedad anónima Nieves de Chapelco, según Fournier, el centro, que trabaja con obras sociales por convenio, precisaba de su sello para que estas últimas le reintegren el costo de la atención brindada. "Ellos necesitaban de mi firma para poder facturarle a las obras sociales. Creo que fue una picardía, que vieron que no pasaba nada y así van por el tercer año", dijo Fournier a LA NACION. Falta ver si las obras sociales y las prepagas que tenían convenio pueden acercar a la Justicia los montos de facturación desde 2014 a 2016, ya que la fiscalía no tiene documentación en lo que respecta a esos años.

"Manejan mucha plata y están trabando las cosas", dijo el médico, quien espera que su denuncia pase a un fuero civil para que haya, también, un resarcimiento público y económico.

La habilitación para funcionar

Según contó Fournier, se acercó también a la Fiscalización Sanitaria de la Provincia de Neuquén en donde le comunicaron que "hace un año y medio que el centro trabaja sin la habilitación correspondiente". Allí se enteró de que tampoco lo habían dado de baja como director médico, un trámite que tiene que hacer el empleador. "Les resultaba más cómodo seguir así que hacer una habilitación de nuevo", opinó Fournier. Según pudo saber LA NACION, el centro continúa trabajando normalmente.

El profesional envió una nota al Colegio Médico de San Martín de los Andes a partir de la cual recibió mensajes de colegas. "Los que antes eran mis compañeros se solidarizaron conmigo y dijeron no saber nada de lo que sucedía en la administración". Según Fournier ya son tres los empleados que dejaron de prestar servicio desde que se conoció la noticia. Al querer constatar esta información con el Centro Médico, allí afirmaron que nadie "renunció", porque los médicos no tienen relación contractual con Chapelco.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas