Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los puntajes de River: los "10" para Scocco y Enzo Pérez, las figuras de la gran orquesta millonaria

El delantero santafecino marcó cinco goles y fue la gran estrella de una noche que estuvo repleta de puntos altos; Enzo Pérez y Nacho Fernández, dos nombres rutilantes

Viernes 22 de septiembre de 2017 • 07:22
0
Foto: FotoBAIRES

Ya no es sorpresa que Marcelo Gallardo sorprenda horas antes de un partido. El entrenador de River suele trabajar distintas opciones para su equipo durante la semana y, pese a que normalmente se decanta por una con el correr de los días, en otras ocasiones la intriga dura hasta que se cuelga la planilla en el vestuario. Eso ocurrió en la tarde de ayer en el Monumental, y la sorpresa llegó: línea de tres, cuatro volantes, dos extremos y un delantero de área.

Así, el Millonario salió a jugar ante Jorge Wilstermann decidido a hacer los cuatro goles que le dieran la clasificación a semifinales de la Copa Libertadores. Y vaya si lo logró. Con un Ignacio Scocco sensacional, y sus compañeros que también brillaron, la goleada 8-0 quedará para siempre en la memoria del fútbol sudamericano. Aquí, la puntuación individual de cada jugador.

Germán Lux (6): como ninguno de los cuatro remates de Jorge Wilstermann fue al arco, casi no tuvo tarea alguna para resolver. Embolsó bien un par de centros y se mostró seguro con los pies, eligiendo correctamente cuándo romper y cuándo ceder con un compañero.

Gonzalo Montiel (8): noche consagratoria para el juvenil. Ubicado como stopper derecho en una línea de tres, fue una garantía de solidez en la marca y una carta de ataque más que importante. Asistió a Scocco en el quinto gol y se cansó de anticipar a los rivales. Inteligencia pura para jugar.

Jonatan Maidana (6): levantó su nivel, tras varios partidos con rendimientos irregulares, y redondeó un buen partido, aventajando casi siempre a los rivales e imponiéndose en el juego aéreo. Sacó a relucir toda su personalidad, aunque no lo inquietaron demasiado.

Javier Pinola (6): situado como stopper izquierdo, mostró una gran mejoría. Exceptuando algunas malas entregas del balón en ataque, se acomodó más que bien al juego y no tuvo complicaciones con los volantes y los delanteros de Wilstermann. Aportó varias subidas más que interesantes con la pelota en los pies.

Enzo Pérez (10): extraordinario partido del volante, quien partió desde la derecha hacia el centro pero se movió por todo el frente de ataque. Claridad para transportar la pelota, velocidad para dejar rivales en el camino, visión de juego para distribuir -tuvo 89,8% de precisión sobre sus 49 pases- y garra para recuperar. Convirtió dos golazos: el cuarto, en una gran jugada colectiva, y el octavo, en una excelsa maniobra individual.

Leonardo Ponzio (8): a los ocho minutos, capturó una pelota en su campo y habilitó -de zurda- con un gran pase a Scocco para abrir el partido. A partir de allí, se erigió como el dueño del círculo central, mostrando un gran despliegue. Puro temperamento, correcta marca y buena distribución.

Ariel Rojas (8): se ubicó como volante por izquierda, pero también se cerró como lateral cuando fue necesario. Ayudó a Ponzio con el quite y la entrega de la pelota, e hizo los relevos a la perfección. Silenciosamente, jugó un gran partido.

Ignacio Fernández (9): su soltura fue todo lo que River venía necesitando. Con Ponzio acompañado por Enzo Pérez o Montiel por un costado y Rojas por el otro, Nacho se soltó y fue el gran pilar para la generación de fútbol. Volvió locos a los mediocampistas y defensores, que nunca lo pudieron parar, y además colaboró en la recuperación. Convirtió el sexto gol.

Carlos Auzqui (7): en San Juan había demostrado sus ganas, y ayer las volvió a confirmar. A pura potencia, aportó desequilibrio por la banda derecha y sus desbordes siempre llevaron dudas al área rival -envió el centro del segundo gol de Scocco-. Le devolvió a Gallardo toda la confianza que le brindó.

Ignacio Scocco (10): es una misión imposible poner un adjetivo que pueda definir el partido que realizó el delantero. Cinco goles en siete remates -hizo los tres primeros, el quinto y el séptimo-, una exquisita asistencia para el 4-0 de Pérez y 70 minutos a pura intensidad para generar peligro continuamente. Le salió todo bien y se ganó su primera -¿de muchas?- ovación en el Monumental.

Pity Martínez (9): había sido el mejor en Cochabamba y volvió a ser uno de los mejores en el partido de vuelta. Con mucha intensidad de tres cuartos de cancha para adelante, su gambeta y su zurda fue un dolor de cabeza que duró los 90 minutos para Jorge Wilstermann. Buen manejo de pelota parada y toques precisos para jugar el balón. Cada día más consolidado.


Rafael Santos Borré, Milton Casco y Tomás Andrade jugaron menos de 25 minutos y no fueron calificados.
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas