Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Uber pierde la licencia para operar en Londres porque "no es competente"

El permiso expira el 30 de septiembre y no será renovado, anunció la agencia de transportes de la capital británica; la empresa anunció que recurrirá

Viernes 22 de septiembre de 2017 • 09:16
Uber debe dejar de operar en Londres el 30 de septiembre
Uber debe dejar de operar en Londres el 30 de septiembre. Foto: Reuters / Toby Melville

LONDRES.- La agencia de choferes privados de Londres no renovará la licencia de la compañía de traslados Uber para la capital británica, alegando que la compañía muestra una falta de responsabilidad corporativa con implicaciones de seguridad pública.

La licencia expira el 30 de septiembre y no será renovada, afirmó el organismo, mientras que la empresa estadounidense ya anunció que recurrirá a la medida.

Para explicar su decisión, Transport for London (TfL) destacó que "el enfoque y la gestión de Uber han demostrado una falta de responsabilidad respecto a varios problemas, con consecuencias potenciales en la protección y seguridad del público".

Además, acusa a la empresa de no reaccionar suficientemente ante las denuncias de delitos de los que sus conductores serían testigos y de su incapacidad a la hora de comprobar los antecedentes penales de sus chóferes.

La autoridad culpa asimismo a Uber de utilizar un programa para que las autoridades no detecten a los conductores cuando estos trabajan en zonas donde no tienen derecho a operar.

La reacción de Uber

"Recurriremos inmediatamente", reaccionó la empresa en un comunicado, lo que le permitirá seguir operando hasta que la justicia emita un fallo sobre este recurso.

"Los 3,5 millones de londinenses que utilizan nuestra aplicación y los más de 40.000 conductores autorizados que dependen de Uber para vivir se quedarán atónitos ante esta decisión", denunció el jefe de la compañía en Londres, Tom Elvidge, en un mordaz comunicado.

"Al querer prohibir nuestra aplicación en la capital, Transport for London y el alcalde han cedido a los llamados de un pequeño número de personas que quieren limitar la elección de los clientes", denunció el director londinense del gigante estadounidense, que tiene sede en San Francisco.

"Si esta decisión se mantiene, más de 40.000 conductores estarán desempleados y los londinenses se verán privados de un medio de transporte práctico y adorable", agregó.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, expresó su apoyo a la decisión y dijo que cualquier operador de servicios de traslados en la ciudad "tiene que cumplir las normas".

"La prestación de un servicio innovador no debe hacerse a expensas de la seguridad de los clientes", afirmó.

Otro problema

La decisión de TfL constituye un problema adicional para Uber, que ya enfrenta numerosos desafíos. El grupo acaba de nombrar a un nuevo presidente, el ex director de Expedia, Dara Khosrowshahi, en sustitución de Travis Kalanick.

Kalanick había sido acusado de llevar a cabo una cultura empresarial sexista y agresiva, mientras que una ex empleada denunció casos de acoso en el grupo.

La empresa, que perdió más de 600 millones de dólares en el segundo trimestre de este año, está siendo investigada por sospechas de corrupción por parte de responsables oficiales extranjeros.

Además, la compañía también tiene a los taxis en su contra, que ven en ella una amenaza, al tiempo que reguladores de numerosos países tratan de frenar su actividad y sus conductores reclaman mejores remuneraciones y una mayor protección social.

El valor del grupo está estimado en más de 70.000 millones de dólares en base a su capacidad para captar fondos de inversores, lo que le convierte en la mayor empresa emergente no cotizada del mundo.

Agencias AP, DPA y AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.