Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
CONTENT LAB PARA Plenitud

5 preguntas sobre la incontinencia que necesitás responder

Mientras que este tipo de afección es muy común entre los adultos mayores, existe información fundamental para quien cuida de ellos

Lunes 25 de septiembre de 2017 • 00:01

En edades avanzadas la incontinencia urinaria resulta un trastorno más común de lo que se cree y, además, las dificultades sobre la higiene puede conllevar la negación del problema y el aislamiento social. Si sumamos a esto que se trata de un padecimiento del que se habla poco, que existe una gran desinformación y todavía hay muchos mitos que derribar, la situación se vuelve aún más compleja.

Es importante comprender que cuando hablamos de incontinencia urinaria nos referimos a la pérdida del control de esfínteres, ya sea en escasa o gran medida. Existen tres tipos: de esfuerzo (al hacer actividad física, caminar, toser o reír), de urgencia (se define como la que está precedida por la sensación imperiosa de orinar) y mixta; y son varios los motivos que pueden explicar que aparezca: desde embarazos, obstrucción en el aparato urinario, problemas musculares o neurológicos.

En este escenario, quien cuida al adulto toma un rol fundamental y no solo debe informarse bien sino también conocer la gran variedad de productos disponibles para facilitar y mejorar la calidad de vida del ser querido.

Ante esto, le proponemos una guía en donde podrán resolver muchas de las inquietudes sobre incontinencia:

¿A quién afecta más?

Si bien tanto hombres como mujeres se ven afectados por la incontinencia, es cierto que esta problemática aparece con mayor frecuencia entre ellas y, según estudios de la agencia española EFE Salud, se estima que afecta hasta el 50% en el caso de las mujeres de avanzada edad. Si bien esto está relacionado con que muchas mujeres pueden haber sufrido incontinencia durante el embarazo pero también es durante la menopausia que falta de estrógenos hace que los músculos de la vejiga se debiliten.

¿Es recomendable insistir al adulto que vaya al baño?

Aunque no se trata de una solución, es una propuesta que ayuda. Lo recomendable es lograr que cada tres horas el adulto vaya al baño; logrando que el adulto establezca dicha rutina. Pero para esto también es fundamental que cuente con un baño cerca, con mínimas condiciones de seguridad como un timbre, alfombra antideslizante, manijas o barandas de donde se pueda sostener de ser necesario. Por otro lado, si nos encontramos con adultos mayores que no pueden desplazarse o con algún problema físico o mental incapacitante recurrir a una ropa interior descartable que actué como pañal de máxima absorción, será la opción ideal.

¿Influye en algo si se regula el suministro de líquidos?

A menos que el médico indique lo contrario, no es recomendable reducir la ingesta de líquidos. Teniendo en cuenta que la cantidad de agua corporal disminuye aproximadamente un 15% entre los 20 y 80 años de edad, reducir la cantidad de líquidos, en realidad empeora la situación ya que provocaría una alteración en el funcionamiento normal de la vejiga y aumentaría la concentración de la orina impidiendo el vaciado y aumentando los riesgos de infección.

Hacer actividad física ¿ayuda o empeora?

Teniendo presente el estado físico de la persona, sumar una rutina diaria de ejercicios de no más de 20 minutos, es muy importante. No sólo se trata de una actividad que ayuda al adulto a mejorar su calidad de vida y estado anímico sino que además está demostrado que ayuda a mejorar la incontinencia urinaria. Durante la práctica del ejercicio, se podrá recurrir al uso de ropa interior descartable para incontinencia para que el adulto pueda llevarlos a cabo con tranquilidad ante cualquier pérdida de orina.

¿Qué productos debo elegir?

En este tipo de escenario mantener la higiene es primordial. Ya sea por la implicación social o problemas de ánimo, como también ante el riesgo de posibles infecciones. Por esto, elegir el producto correcto (tanto por su capacidad de absorción como por su comodidad) resulta fundamental. Para ello, Plenitud desarrolló una nueva propuesta: Plenitud Active Plus,una gran herramienta para ayudar a nuestros adultos mayores a sobrellevar esta alteración. Se trata de una nueva ropa interior descartable para incontinencia fuerte que, en comparación a un pañal, brinda la misma absorción pero mucho más confort y comodidad. Y, además de un formato fácil de poner y quitar, cuenta con tecnología para el control de olores.

La nueva propuesta de Plenitud tendrá un impacto altamente positivo en el adulto mayor ya que, que la persona pueda llevar adelante una buena calidad de vida conviviendo con la afección, es el regalo más grande que le podemos dar. No solo es brindarles compañía sino ayudarlos a transitar esta etapa de innumerables cambios físicos que atraviesan y que además vienen de la mano con grandes transformaciones emocionales.

Si querés más información de este producto hacé clic acá y no te pierdas el comercial.

Te puede interesar