Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Superliga: después de la borrachera de la Copa, River empató con Argentinos en el Monumental

Igualaron 1-1; a los 18 minutos del primer tiempo, con un polémico penal, abrió el marcador Gonzalo Martínez; después, Nicolás González empató el partido

Domingo 24 de septiembre de 2017 • 17:00
  |  
River PlateRiver Plate

-

P
Argentinos JuniorsArgentinos Juniors

-

P
0

River busca seguir en lo más alto de la tabla
River busca seguir en lo más alto de la tabla. Foto: LA NACION / Mauro Alfieri

La resaca por la borrachera de los ocho goles de la noche del jueves todavía perdura en cada rincón del Monumental. No hubo rostro que se acercara hoy a Núñez sin una sonrisa estampada en la cara, con la ilusión de ganar la Copa Libertadores a cuestas y la euforia para recibir a un equipo que se levantó en el momento necesario. Pero toda la contundencia y la explosión ofensiva con la que el Millonario pulverizó a Jorge Wilstermann, no apareció ante Argentinos Juniors para quedarse con los tres puntos en casa. Con piernas cansadas, rendimientos individuales bajos y un esquema 3-3-3-1 con nombres inéditos que por momentos se volvió caótico, el partido fue un nudo que River nunca pudo desatar y el empate 1-1 terminó siendo justo.

"Quiero dar la vuelta en la Copa, para que llore toda la Boca", cantaron en grandes tramos del juego las 45 mil almas que se hicieron presente para vivir una tarde especial, con varios condimentos que hicieron que la cuarta fecha de la Superliga no fuera una más. El clamor que todavía perduraba por el 8-0, la visita de Jorge Sampaoli en el palco 21 de la platea Belgrano media, la presencia de Leonardo Pisculichi en el banco suplente rival -fue ovacionado en la previa y aplaudido por todo el público en el minuto 15- y hasta la asistencia de los All Blacks al Monumental fueron algunos de los flashes que pintaron la película del domingo.

River salió al terreno de juego con un 3-3-3-1, con una línea de fondo que estuvo compuesta por Montiel, Barboza y Pinola, en un armado nunca vista hasta este domingo. En el medio se ubicó Rossi como volante central, con Enzo Pérez por la derecha y Saracchi por la izquierda. Más adelante, de extremos, se situaron Auzqui y Pity Martínez, con Nacho Fernández flotando en el frente de ataque, y Scocco como única referencia de área.

El gol de Martínez

El partido se abrió a los 17 minutos por el pitazo de Diego Abal, quien sancionó un penal a favor de River por mano de Saiz -previamente también la había tocado Scocco con la mano-. Pity Martínez se encargó de cambiarlo por gol con un zurdazo cruzado que primero dio en el palo, y el equipo de Gallardo se acomodó en el resultado pero no así en el juego: sufrió con los ataques del Bicho y no logró generar demasiadas conexiones en ataque como para lastimar y ser contundente. La jugada mejor hilvanada la consiguió a los 30 minutos en una combinación entre Pity, Nacho Fernández y Enzo Pérez que terminó con un remate en el palo del ex Valencia.

En la acción del empate se evidenciaron algunas de las deficiencias de la línea de fondo, más la tarea irregular de un solitario Rossi en el círculo central. Previo al gol, Montiel no llegó a anticiparle una pelota a Romero, y el delantero de Argentinos filtró un pase hacia el medio entre los centrales y le cedió el gol a González para poner el 1-1. De la misma manera, en el segundo tiempo, el conjunto de La Paternal también pudo concretar, pero no estuvo fino en la puntada final para doblegar a Lux.

El empate de González

Los ingresos de Rojas, De La Cruz y Borré no pudieron romper los esquemas ni aportarle rebeldía a un equipo que con el correr de los minutos fue diluyendo aún más su intensidad, en una clara muestra de cansancio tras haber jugado un partido decisivo 72 horas atrás. Con Saracchi perdido como volante y poca explosión por las bandas para romper el cerrojo del Bicho, nunca le encontró la vuelta al partido y en el segundo tiempo no estuvo cerca del segundo gol.

Para Argentinos, el empate sienta bien. Para River, queda corto en su intención de pelear el torneo. Pero lejos de haber preocupación, en el Monumental hubo aplausos, un grito de guerra por la Libertadores y ni una sola mueca de insatisfacción. La historia del jueves sigue muy fresca como para dejar de pensar en eso.

El resumen del partido

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas