Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Superliga: Racing y San Martín de San Juan, en un flojo 0-0 en la noche de Avellaneda

En el cierre del domingo, el equipo de Cocca no pudo sacar ventaja ante el de Gorosito y firmaron una pobre igualdad

Domingo 24 de septiembre de 2017 • 09:00
  |  
Racing ClubRacing Club

-

P
San Martín de San JuanSan Martín de San Juan

-

P

La Academia, frente a los sanjuaninos
La Academia, frente a los sanjuaninos. Foto: Fabián Marelli

El desafío para Racing era demostrar que el equipo que supo aguantar el partido ante Corinthians y superar una prueba complicada también puede ganar este tipo de encuentros, con un rival como San Martín de San Juan , que naturalmente entregó la iniciativa. No lo logró. Lo que no había ocurrido en 500 días pasó dos veces para la Academia: al igual que había sucedió por la Copa Sudamericana empató 0 a 0. Y aunque el local hizo el gasto, nadie puede afirmar que el resultado haya sido injusto. Así, a todas las certezas que había encontrado Diego Cocca en la llave de octavos de final de la Copa parecen teñirse con algunos interrogantes para este tipo de partidos. Acaso debe aprender a ser un equipo que mute según el rival y el contexto.

Anoche no se pudo sacar el traje de equipo combativo que se puso ante Corinthians. La prueba más clara la dieron los delanteros. A los 37 minutos del primer tiempo, a Lisandro López lo amonestaron por ir al piso para cortar un contraataque de San Martín. Licha, otra vez corazón y cerebro , cumple varias funciones a la vez, pero pasa buena parte del tiempo lejos del área. Enrique Triveiro jugó todo el partido de espaldas, haciendo el trabajo sucio con los centrales visitantes, pero no tuvo ni una sola situación de frente al arco.

De entrada, una solo pieza modificó el entrenador respecto a los once que igualaron 0 a 0 por la Sudamericana: ingresó Ivan Pillud en el lugar de Eigidio Arévalo Ríos. Fue mucho más que un cambio de nombres. El ingreso del histórico lateral le permitió a Augusto Solari tener más libertades de mitad de cancha para adelante. Y en la combinación entre Solari y Pillud llegaron la mayoría de los avances de la Academia en la primera mitad. La más clara fue a los 26, cuando construyeron una pared que terminó con el ex Newell´s dominando la pelota en el punto del penal, pero no llegó a definir. Las otras tres aproximaciones también llegaron por ese sector y con el ex River como abanderado. Pero no hubo más que eso.

El resumen del partido

Obligado por la lesión de Sergio Vittor, Cocca debió modificar el esquema. Ingresó el uruguayo Arévalo Ríos y armó la línea de cuatro en el fondo. La ecuación, sin embargo, no cambió demasiado. Racing siguió siendo un equipo previsible, sin sorpresa, sin una gambeta que pueda desanudar el partido. Los pelotazos de los zagueros centrales se repetían. Y Solari, el hombre más peligroso durante el primer tiempo, sintió el desgaste que había hecho el miércoles ante Corinthians y se fue apagando.

En cinco días la Academia jugó dos partidos y no convirtió ni un gol. La preocupación con la que terminó Cocca la temporada pasada, cuando Racing era un equipo que le convertían fácil pero que siempre se aseguraba peligro en el arco rival por el peso propio de sus delanteros, ahora parece darse vuelta. Esconde un as bajo la manga el entrenador: esta semana, Lautaro Martínez volvió a correr por primera vez desde que se fracturó el quinto metatarsiano en junio pasado. Pero eso no alcanza para maquillar las pocas variantes que muestra su equipo para encontrar los caminos hacia el área rival.

Esta vez, ni siquiera alcanzó la comunión que se generó en el último año entre el equipo y el público. En general, en este 2017, si Racing juega de local, gana: en quince oportunidades, venció doce veces y empató tres. Cuando promediaba el segundo tiempo y el cero en el marcador se hacía grande como el Cilindro, los hinchas empezaron a empujar al equipo. Los ingresos del colombiano Andrés Ibargüen y de Maxi Cuadra, dos delanteros de esos que pueden romper el partido con una gambeta, también ayudaron. Pudo haber sido con un cabezazo de Miguel Barbieri, o algún centro rasante de Cuadra. Pero el gol nunca llegó.

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.