Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De Krapp a El baile, intentos y desajustes

Sábado 23 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

La justa y merecida reparación histórica asumida por las autoridades del Complejo Teatral de Buenos Aires en relación con los creadores de la danza contemporánea incluyó este año dos estrenos cuyos diseños de producción han demostrado ciertos claroscuros.

En el Teatro de la Ribera se estrenó en mayo último El futuro del hipopótamo, del grupo Krapp. El anterior estreno de un trabajo coreográfico argentino en el Complejo, fuera del San Martín, había sido en 2004 (trece años en pausa). Pero el espectáculo de Krapp fue programado para brindar ocho funciones que terminaron siendo cinco: una se suspendió porque una bailarina se accidentó y las otras dos porque hubo partidos en la cancha de Boca y cuando eso sucede no hay actividad en la sala. Fue poco, muy poco. Habrá una minirrevancha pronto, ya que El futuro... tendrá dos funciones en el marco del FIBA.

Hace una semana, en la sala Casacuberta del Teatro San Martín, se estrenó El baile. Es difícil dar con un estreno previo de una coreografía local en esa sala, si es que lo hubo. A lo sumo, la última obra de este tipo que se presentó allí fue una reposición de 1999 (dieciocho años en pausa). El complejo anunció El baile como una "concepción y coreografía de Mathilde Monnier y Alan Pauls". Ella es una prestigiosa coreógrafa francesa. Él, un prestigioso escritor argentino. Del mismo modo se estrenó mundialmente hace unos meses en Francia. Pero para el estreno local a ella se la presentó como la coreógrafa y, también, como la encargada de la concepción junto a Pauls en ese intento (invisibilizado) de dar cuenta de los últimos 40 años de la Argentina. Lejos de lo formal, las modificaciones evidencian desajustes entre la matriz inicial del proyecto anunciado y la realidad.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas