Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se agrava el desastre en el Caribe por el avance de María: 33 muertos

Tras su paso destructor por Puerto Rico y Dominica, azotó las islas Turcos y Caicos; pérdidas por US$ 45.000 millones

Sábado 23 de septiembre de 2017
0
Muchos barrios de la capital puertorriqueña sufrieron inundaciones
Muchos barrios de la capital puertorriqueña sufrieron inundaciones. Foto: AFP / Héctor Retamal

SAN JUAN.- El feroz paso del huracán María por el Caribe, que ya provocó 33 muertes, tuvo un impacto devastador en Puerto Rico, y aunque su fuerza se debilitó, azotó ayer otras islas, como Bahamas y Turcos y Caicos, con vientos de más de 200 km/h, antes de continuar su trayectoria.

Según los últimos balances de víctimas de fuentes oficiales, hubo 13 muertos en Puerto Rico, 15 en Dominica, tres en Haití y dos en Guadalupe.

En tanto, la cancillería argentina informó ayer que fue hallada en buen estado de salud Florencia Suárez del Mestre, de 35 años, que trabaja en el hotel Hibiscus Vallet Inn, en Marigold, en Dominica, que resultó devastada por el huracán. La familia no había podido comunicarse con ella desde el lunes pasado.

"La isla resultó dramáticamente afectada con muy graves daños de infraestructura y la pérdida general del sistema de comunicaciones, que dificulta aún más los contactos posibles con la zona", había explicado la Cancillería en un comunicado.

En Puerto Rico, los daños aún podrían agravarse, ya que las lluvias torrenciales de las últimas horas causan anegamientos y enormes desplazamientos de tierra. Tres personas murieron en aludes en el centro montañoso de la isla, mientras que dos se ahogaron en inundaciones al oeste de San Juan; otra persona falleció cerca de la capital tras quedar atrapada bajo un panel.

La represa de Guajataca está desbordada y causó inundaciones "extremadamente peligrosas", particularmente en dos ciudades a lo largo del río, donde ya se montaron operativos de evacuación, según las autoridades.

En zonas secas de la capital de la isla, la gente trabajaba ayer para remover escombros de las calles y algunos reabrían sus comercios, aunque con la incertidumbre de cuánto tiempo podrían trabajar sin energía eléctrica y con una cantidad limitada de productos.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, impuso un toque de queda desde el atardecer hasta la madrugada de hoy para los 3,4 millones de habitantes de la isla. Dijo que unas 700 personas habían sido rescatadas de las inundaciones. "Tenemos reportes de devastaciones completas en zonas de viviendas vulnerables", dijo Rosselló.

María causaría daños por 45.000 millones de dólares a lo largo y ancho del Caribe; unos 30.000 millones corresponderían a Puerto Rico, dijo Chuck Watson, analista de Enki Research. Las cifras incluían tanto daños físicos como pérdidas en el negocio turístico.

Puerto Rico ya enfrentaba la mayor crisis de deuda municipal en la historia de Estados Unidos. Un equipo de jueces que supervisan su quiebra aconsejó esperar ahora a que la isla se recupere del huracán.

Agencias Reuters y ANSA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas