Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Venezuela: crítico aumento de la desnutrición infantil

Una investigación de Cáritas señala que el 68% de los menores en las zonas pobres carece de una alimentación básica

Sábado 23 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: Reuters

CARACAS.- La escasez de alimentos y la inflación que caracterizan la actualidad venezolana se tradujeron en un alza de la desnutrición infantil en las comunidades pobres, según denunció la organización católica Cáritas, que coincidió con otro estudio privado donde se advierte que el país se encamina a una "catástrofe" humanitaria.

Cáritas señaló que la proporción de chicos menores de 5 años con "déficit nutricional en alguna de sus formas" creció del número de por sí desolador de 54% en abril al 68% en agosto.

Las cifras son resultado de un monitoreo en 32 localidades de bajos recursos de los estados de Vargas, Miranda y Zulia -estos dos últimos los más poblados del país-, donde Cáritas desarrolla programas de asistencia humanitaria.

El 14,5% de los menores afectados presentó "desnutrición aguda global" frente al 11,4% del período marzo-abril.

"El promedio de los registros de todas las parroquias está muy cercano al nivel de emergencia (15% de los chicos con desnutrición aguda global). Sin embargo, este nivel ya se alcanza en las parroquias de Zulia", dijo Ingrid Graterol, encargada de Cáritas en Machiques, en Zulia. "Hemos visto pesos alarmantes; por ejemplo, un chico de un año que pesa seis kilos, cuando debería pesar más de nueve. Eso es una desnutrición severa", agregó.

El país enfrenta una escasez crónica de alimentos, medicinas e insumos médicos agudizada por la caída en los últimos años del precio del petróleo, fuente del 96% de las divisas en este país dependiente de las importaciones, donde además no existen alicientes para la inversión en ningún rubro para la producción local.

El gobierno -que monopoliza los dólares y ejerce fuertes controles sobre la producción privada- viene aplicando un fuerte recorte en sus compras externas, que este año caerán el 32%.

Cáritas también atribuye el aumento de la desnutrición a la voracidad de la inflación, que según el FMI cerrará este año en 720%.

La inflación alimentaria es la mayor en los últimos 20 años: entre abril y julio la canasta básica aumentó el 39%. Incluso se disparó el programa oficial de venta de alimentos subsidiados en las zonas populares.

En las poblaciones afectadas, la dieta se limita a tubérculos y granos, a falta de carne, huevos y lácteos, necesarios "para la prevención de anemia, el desarrollo infantil y embarazos seguros", señaló Cáritas.

Algunas familias han tenido que recurrir incluso a la venta de sus electrodomésticos y de su ropa para adquirir alimentos. El gobierno de Nicolás Maduro, sin embargo, niega la crisis alimentaria, y sostiene haber reducido la pobreza a 18,3% y la extrema pobreza a 4,4% en 2016.

Las cifras oficiales reconocen en cambio un aumento de la mortalidad infantil de 30,12% el año pasado, al registrarse 11.466 decesos de chicos de 0 a 1 año. Pero la desnutrición no figura entre las causas.

Cáritas llamó al gobierno chavista a destinar recursos extraordinarios "para la atención de la desnutrición severa", porque de "no revertirse", los "más pobres podrían estar en emergencia nutricional al cierre del año".

El mismo panorama surge de un informe de la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde se vincula el aumento de la desnutrición con el aumento de enfermedades antes desaparecidas, como la tuberculosis o de aflicciones crónicas como la diabetes tipo II.

"Hemos visto con horror que las tasas de mortalidad materna e infantil se han incrementado. Esto tiene relación con el déficit de nutrientes que están consumiendo nuestros grupos vulnerables", dijo Marianella Herrera, nutricionista y profesora de la UCV.

Según Herrera, los investigadores identificaron un patrón de alimentación que dista mucho de ser de calidad, porque de 25 a 30 alimentos diarios que se consumían en el pasado "ahora estamos viendo patrones que tienen como mucho cuatro o cinco alimentos que son en general calorías".

"Harina de trigo o precocida de maíz; panes; pastas; arroz, y grasas, porque tienen un efecto sobre la saciedad y quitan el hambre, es básicamente lo que está comiendo el venezolano", afirmó.

Consecuencia de esa dieta monótona, sin variantes ni suficientes nutrientes, Herrera concluyó que por los datos que manejan los investigadores "antes teníamos pueblos puntuales en los que había un déficit nutricional del 34%, mientras que ahora hay lugares con déficit de más del 50%".

La crisis alimentaria

68% Desnutrición

El déficit nutricional en los menores de cinco años en las zonas pobres pasó del 54% en abril al 68% en agosto

39% Alza de alimentos

La canasta básica subió el 39% en el mismo período. La disparada afectó también el precio de los alimentos subsidiados

30% Mortalidad infantil

El gobierno admitió una suba del 30% de la mortalidad infantil en 2016, pero no la asoció con la mala alimentación

Agencias AFP y ANSA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas