Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mariano Perotti: "Con este modelo, la suba del consumo será más lenta y más sostenible"

El director general de Aguas Danone, que calificó como empresa B por sus metas sociales, afirma que se debe buscar más eficiencia antes que subir los precios

Domingo 24 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

La viabilidad de las compañías estará, en un tiempo, marcada por la definición de un propósito social para las marcas y por el cuidado que hagan del planeta. Eso advierte, al menos, Mariano Perotti, director general de la compañía Aguas Danone Argentina (dueña de Villa del Sur, Villavicencio, Ser y We), que acaba de certificar como empresa B. Las así llamadas (toman esa denominación de las Benefit Corporation, nacidas en Estados Unidos) son firmas que se comprometen en el logro de metas sociales y ambientales, sin dejar de buscar la rentabilidad económica para sus negocios. La certificación es otorgada, según un régimen de puntajes en diferentes ítems, por la organización Sistema B.

Foto: Patricio Pidal

En un diálogo con LA NACION, Perotti dijo que las empresas tienen su responsabilidad en evitar mayores traslados a precios, algo que -consideró- el consumidor ya no permite. Sostuvo que el plan de Precios Cuidados va perdiendo razón de ser a medida que baja la inflación y que el compromiso de las firmas está en facilitar la accesibilidad de productos, sobre todo de los que ayudan a una alimentación saludable. Sobre el nivel de consumo, consideró que 2017 terminaría con una variación positiva de 1% y 2018, con un alza de 3%. Y, al tiempo que planteó la responsabilidad empresarial en la búsqueda de eficiencia, apuntó que hay una oportunidad, desde la normativa, de eliminar factores distorsivos, "desde el impuesto al cheque a Ingresos Brutos".

-¿Cómo perciben que está el nivel de consumo?

-Levantó en los últimos dos trimestres; el consumo masivo en 2016 cayó 6% y este año, en el primer y en el segundo trimestre bajó 3 y 4%. El tercer trimestre ya estuvo más flat. El consumo de aguas tuvo un crecimiento en el tercer trimestre de 5% y las aguas puras crecen más que las saborizadas. Cuando se hace campaña desde la sustentabilidad y con el propósito de la marca, se vende más.

-¿Cómo cree que cerraría el año?

-Yo espero que cierre con una suba de 1% y el año que viene, con un alza de 3%. Éste es un modelo de más valor, es un modelo que tiene una curva más lenta, pero más sostenible.

-Los indicadores marcan una recuperación de las compras de bienes durables, ¿eso afecta la evolución del consumo masivo?

-Totalmente. El PBI va a estar por encima de [lo que crezca] la canasta básica, porque está más alimentado por los bienes durables.

-¿Sirve una estrategia comola de Precios Cuidados?

-Sirve con una inflación de 40%; hoy, con el consumo que se va recuperando pero sin explotar, el consumidor no permite trasladar tanto a los precios. Los precios unitarios están más controlados sólo por el mercado porque el consumidor los conoce más, y el traslado a precios ya no es una estrategia. La accesibilidad pasa a ser una estrategia. Por eso necesitamos ser muy eficientes y la palabra clave es competitividad. A medida que se vaya cumpliendo con las metas de inflación, Precios Cuidados debería perder relevancia.

-¿Qué expectativas tiene respecto del índice de inflación?

-Creo que este año será de casi la mitad del anterior, y en 2018 seguramente va a estar 7 puntos por debajo de este año. A medida que pasen meses y años se controlará, y hay mucha responsabilidad empresarial en eso.

-¿Dejarán de impactar tanto los movimientos del dólar?

-La relación del precio sugerido con la devaluación es de entre 20 y 25%. La industria tiene insumos y servicios de tecnología que dependen del dólar. Como el consumidor no va a tolerar el aumento, habrá que buscar eficiencia por otro lado. No se puede trasladar, antes se especulaba un poco más y ahora no hay espacio. Nosotros, con la última devaluación no trasladamos, e hicimos campañas de accesibilidad por precios.

-¿Qué significa convertirse en una empresa B? ¿Cuáles son las metas sociales planteadas?

-Yo tengo 20 años en el grupo y estoy en la división Aguas desde hace dos años; aquí la sustentabilidad siempre estuvo en el adn. Las marcas tienen sus propósitos: el de Villavicencio es el cuidado del medio ambiente, y el de Villa del Sur, dar acceso al agua. Agregamos el propósito de brindar salud a través de la alimentación. Nos dimos cuenta de que el propósito era nuestro fin y el negocio, la manera de conseguirlo. Con Sistema B, medimos cómo estábamos. A la vez, a nivel global, el grupo Danone hizo un acuerdo con B Corp (la ONG internacional) y se planteó el objetivo "Un planeta, una salud", de alimentación saludable. Está la meta de entrar en el concepto de economía circular, que tiene que ver con las comunidades: los empleados, las cadenas de valor y los consumidores. En los objetivos de reducción de emisión de gases tuvimos una baja del 40% en cinco años.

-¿Pueden reducir más?

-Al final del proceso la curva es más lenta y hay que trabajar con los proveedores, buscar la forma de que la cadena de valor emita menos. Y hay que ver también la cantidad de agua que se utiliza en los procesos y la cantidad que se devuelve a la naturaleza... Al principio hubo grandes márgenes de mejora, que luego se reducen. Y hay mucho por hacer todavía.

-¿Cómo se compatibiliza esocon la búsqueda de ganancias?

-Hay que apalancarse mucho en el consumidor, que hoy está más consciente de lo que un producto significa para el medio ambiente. Cuidar termina siendo una ventaja competitiva, sobre todo con los centennials y los millennials. Naturalmente, quienes vieron esto antes son pequeñas compañías y son las que más crecen.

-En la promoción de la economía circular y el reciclaje, ¿cómo veel rol del Estado?

-En la ciudad de Buenos Aires trabajamos con recicladores urbanos y nos encontramos con algo bastante ordenado; en Mendoza, lo mismo. En estas tareas hay un montón de ONG que son útiles para conectar puntos; nosotros trabajamos con grupos de recicladores y con organizaciones como Banco de Bosques, esto a partir del trabajo en la reserva natural de Villavicencio. Hay muchísima gente en la Argentina dedicada al bien común. El gran desafío es que esto necesita impacto: el Estado solo no va a poder en ningún lugar del mundo, ni las empresas solas, ni las ONG solas. El consumidor obliga a repensar el paradigma: si las compañías no tienen un propósito social y del cuidado del planeta, no va a haber compañías.

-La variación del precio del petróleo llevó a una caída en la venta de material para reciclar que proviene de sus derivados, ¿sintieron eso en el caso del PET?

-Sí, en el último tiempo conseguir material reciclado costó más. Nosotros expandimos el plan de recicladores urbanos, con el que estamos en Mendoza y Buenos Aires y ahora vamos por cinco regiones más. Nuestra tarea es dar know how, ordenar; invertimos en las líneas de reciclado y producción. No tenemos ganancias en eso; es parte de nuestra misión.

-¿Tienen inversiones en curso?

-Tenemos inversiones orgánicas para mantener lo que tenemos: a eso se deriva un 3% de la facturación, que es de US$ 450 millones; otro 2% es para innovación, y un 1,5%, para sustentabilidad, que se refleja en modelos industriales, en el tratamiento del agua, en la asociación con ONG para devolver a la comunidad y al ambiente la misma cantidad de agua que usamos y para dar acceso al agua potable a poblaciones que no la tienen. En esto último, trabajamos en las provincias de Córdoba y Santiago del Estero, pero ahora queremos tener un mayor impacto y el primer paso, para eso, es saber dónde estamos parados. La Argentina no tiene un mapa de agua y por eso nos asociamos con la Universidad de Quilmes para hacerlo. El mapa va a mostrar dónde falta y dónde va a faltar agua. Hay que tener un plan integral sobre el tema.

Minibio

Nacionalidad

Argentina

Profesión

Contador

Trayectoria

Ingresó en Danone hace 20 años por un programa de jóvenes profesionales; estuvo en las áreas financiera y comercial y entre 2013

y 2015 trabajó en México

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas