Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un comerciante mató a un ladrón en un robo

Familiares del delincuente atacaron el negocio asaltado

Sábado 23 de septiembre de 2017
0

Un comerciante mató a un ladrón de 18 años e hirió a otro de 15 cuando se resistió a balazos a un robo en su local del partido bonaerense de Lomas de Zamora, tras lo cual los familiares de los jóvenes baleados arrojaron piedras y bombas molotov contra el negocio, informaron fuentes policiales y judiciales.

El dueño del local, identificado como José Alberto Esteche Castillo, de 40 años, en principio quedó aprehendido, pero tras ser indagado esta tarde por el fiscal, fue liberado al considerarse que actuó en "legítima defensa", según consignó Télam.

Una fuente explicó que la versión que dio el hombre convenció a los investigadores de que debió disparar contra los delincuentes porque temía que mataran a su cuñada y a la hija de 3 años de ésta, presentes en el local, y que fue clave que el fallecido tuviera un balazo en el pecho.

El hecho, que fue registrado por cuatro cámaras de seguridad, ocurrió a las 20 de anteayer en un local de venta de zapatillas, ubicado en la calle Ricardo Palma, en la localidad bonaerense de Villa Centenario, donde el hombre también tiene su vivienda en la planta superior.

Según los investigadores, todo comenzó cuando dos jóvenes ingresaron en el comercio haciéndose pasar por clientes y fueron atendidos por la cuñada de Esteche Castillo, ya que el comerciante en ese momento estaba en su casa.

La cuñada alcanzó a avisar al dueño del local sobre el robo y éste, con una aplicación instalada en su celular, comenzó a monitorear lo que pasaba dentro de su local a partir de las imágenes de las tres cámaras de seguridad exteriores y una interior que tiene instaladas.

Según se pudo reconstruir, uno de los jóvenes extrajo un revólver -que luego se supo que estaba descargado-, amenazó a la mujer y a la niña de 3 años que estaba con ella, una secuencia que Esteche Castillo dijo que vio a través de su celular.

"Entonces, el comerciante buscó la pistola calibre 45 que tiene como legítimo usuario. Le explicó a la Policía que vio a su cuñada y a la nena en peligro y decidió ir al local a defenderlas", confió a Télam una fuente judicial.

Pocas horas después, familiares de los dos jóvenes baleados se hicieron presentes en el lugar, donde estaba encabezando las investigaciones el fiscal de Lomas de Zamora Héctor Toneguzzo, y agredieron a los policías y peritos.

Los incidentes se extendieron hasta la madrugada y los policías dispersaron a los manifestantes con disparos de balas de goma y gases lacrimógenos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas