Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Miles de estudiantes volvieron a marchar contra la reforma

Reclamaron frente al ministerio porteño; todavía siguen tomadas 28 escuelas; el Nacional de Buenos Aires levantó la medida

Sábado 23 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

"No a la reforma educativa." Con esa consigna, y a casi un mes del comienzo del conflicto que enfrenta a los estudiantes secundarios con el gobierno de la ciudad por los cambios en el secundario, miles de alumnos volvieron a marchar contra la iniciativa.

Los adolescentes buscan que la Ciudad prorrogue los cambios en el secundario que se aplicarán en 2018
Los adolescentes buscan que la Ciudad prorrogue los cambios en el secundario que se aplicarán en 2018.

Los adolescentes se movilizaron, ayer, desde el Ministerio de Educación de la Nación, situado en Pizzurno 935, hasta el porteño, en avenida Paseo Colón 255. Al mismo tiempo, ratificaron las tomas en al menos 28 escuelas de la ciudad.

"Queremos la prórroga de la reforma y que nos escuchen. Sólo deseamos dialogar y negociar", dijo Franco Ribalta, vicepresidente del centro de estudiantes del Normal 1.

Su compañera Verónica Zarza, presidenta del centro de estudiantes del Joaquín V. González, aclaró: "Queremos plantear las condiciones para que se dé una reforma adecuada". Ése fue el pedido que los alumnos de las escuelas ocupadas le hicieron, el miércoles pasado, a la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña.

En tanto, el Colegio Nacional de Buenos Aires, uno de los bastiones históricos de los reclamos estudiantiles, levantó la toma ayer. "Lo hicimos porque al estar acompañando al resto de los colegios tenemos que mostrar voluntad de diálogo", dijo Iñaki García Ribas, vocal del centro de estudiantes del establecimiento. La institución, a pesar de que no será afectada por la reforma, acompañaba, junto a la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, "por solidaridad" el reclamo del resto de los estudiantes. En esta última también los alumnos decidieron "llamar a un cuarto intermedio", pero sólo por hoy y mañana, para permitir que los potenciales ingresantes puedan rendir exámenes. La Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano, la primera que se plegó a la medida, el 28 de agosto pasado, levantó la toma ayer. "Lo hicimos para poder acumular fuerzas y para poder reorganizarnos. Igualmente no descartamos nuevas medidas", expresó Antonella Giuso, representante del centro de estudiantes.

En la marcha también había padres y docentes. "Vine porque estoy de acuerdo con las medidas que están tomando los chicos. Es más adulta su actitud que la de la ministra", dijo Claudio, que prefirió no revelar su apellido, padre de un alumno del Pellegrini.

Mariela Rossi, profesora de la Escuela N° 06 de 05 de Barracas, expresó: "Vamos a seguir con estas medidas hasta que detengan la reforma y acepten hablar con la comunidad educativa".

Pese a las tomas y la marcha, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ratificó ayer que van a seguir adelante con la reforma educativa. "Estamos convencidos, como la gran mayoría de la gente, de que hay que cambiar y hacer una reforma del sistema educativo", indicó. Insistió en que detrás de la protesta de los estudiantes hay sectores del kirchnerismo y que muchos de los cambios que introduce la reforma, como las prácticas laborales, "vienen de una ley nacional que impulsó" el anterior gobierno.

Los cambios a los que apela la reforma van desde el agrupamiento de las materias en áreas temáticas hasta la realización de prácticas formativas en empresas y ONG. Este es uno de los puntos más resistidos por los alumnos (ver aparte). Y por el que ya habían marchado el 15 pasado.

Ayer, el defensor del pueblo de la ciudad, Alejandro Amor, se reunió con rectores, directores y docentes de más de 40 colegios secundarios para presentarles el balance de sus tareas como mediador en el conflicto. En el encuentro, según informó el organismo, los directivos mostraron su preocupación por "las condiciones de seguridad y de infraestructura dentro de los establecimientos y por el rol de las fuerzas de seguridad, en el marco de algunas denuncias por amedrentamiento a los alumnos que tomaron las escuelas".

En el encuentro, algunos directores criticaron la propuesta oficial de convocar a ocho reuniones regionales para debatir la reforma con los representantes de la comunidad educativa, por "la heterogeneidad de reclamos entre las instituciones".

El miércoles pasado, Acuña recibió a unas 300 personas, entre directivos, alumnos y padres, en una reunión que convocó la defensoría. Sin embargo, luego del encuentro, se profundizó el enfrentamiento y los alumnos siguieron con las tomas.

Al finalizar la movilización, los estudiantes convocaron a otra marcha para el viernes próximo y solicitaron la participación "de toda la comunidad educativa".

cerrar

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas