Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El 13% de los alumnos ya hace prácticas en empresas

Están reguladas en las escuelas técnicas del país; son obligatorias y no rentadas

Sábado 23 de septiembre de 2017
0

Uno de los contenidos de la reforma educativa porteña planteada para el año próximo que más polémica despierta entre los estudiantes sostiene que, en el último año de la secundaria, el 50% del tiempo escolar será destinado a los aprendizajes en empresas y organizaciones. Sin embargo, espacios de este tipo se multiplican en la ciudad y el país para reducir la brecha entre la escuela y el trabajo. Y hasta existe un decreto, el 1374, que en 2011 aprobó el "Régimen General de Pasantías del Nivel de Educación Secundaria del Sistema Educativo Nacional" que tuvo una magra implementación.

Entre estos espacios, se destacan las prácticas profesionalizantes (PP) de la escuela técnica, para el último año de estudio. Éstas rigen desde 2005 por la Ley de Educación Técnico Profesional. Son obligatorias, no rentadas y forman parte de la propuesta curricular. Jorge Casartelli, director de la Escuela Técnica Nº 4 Dr. Ernesto Longobardi, de Avellaneda, describe que una jornada en este tipo de establecimiento "tiene una duración de hasta siete horas; además, los alumnos de 7º año cumplen con al menos 200 horas de prácticas en industrias que, luego, en muchos casos, los contratan".

En las escuelas técnicas del país cursan 623.331 alumnos. Es decir, el 13% del total de estudiantes secundarios. Alumnos y padres ven en esta modalidad una forma de neutralizar las barreras de formación que presentan los egresados cuando salen a buscar un empleo. Esas trabas se dan por déficits en trabajo en equipo y cumplimiento de normas, bajos perfiles técnicos y fallas de formación en habilidades duras, según lo determinaron casi 1000 empresarios encuestados por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica el año pasado. Los datos anteriores se suman a otros como los recientes de Unicef, que indican que, además de problemas de formación, sólo el 50% de los chicos que ingresa al sistema educativo argentino termina la secundaria.

Fuera de la educación técnica, una de las iniciativas que intenta vincular escuela, trabajo y reinserción escolar es el Proyecto Noemí, que involucra a las fundaciones SES, Desarrollo y Autogestión (DyA), y Lasalle. Con apoyo de sindicatos y empresas, la iniciativa busca sensibilizar a empresarios, educadores y decisores políticos sobre las Prácticas Educativas en el Lugar de Trabajo (PELT), un sistema que promueve la terminalidad educativa en diálogo con esas prácticas. Se orienta a jóvenes de 16 a 24 años, especialmente en situación de vulnerabilidad y que debieron abandonar el secundario. Noemí actúa desde este año en alianza con escuelas y empresas de La Matanza, San Martín, Mar del Plata, San Miguel de Tucumán y Santa Fe.

Cynthia Giolito, a cargo de Ciudadanía Corporativa de Samsung Argentina, detalla otra experiencia, organizada desde 2014 por la firma en sociedad con la Fundación Pescar. Se trata del Instituto Tecnológico Samsung (ITS). Sin encuadrarse en una pasantía ni en una PP, los alumnos que se inscriben reciben un tramo de formación personal no rentado focalizado en el proyecto de vida, las habilidades socioemocionales y la comunicación, y otro referido a la capacitación técnica: cursos de reparación de celulares, marketing digital, inmersión tecnológica y procesos industriales. Germán Castillo, uno de los jóvenes que pasó por el Instituto, relata: "El programa se dividió en clases técnicas y otras relacionadas a las actitudes personales frente a diferentes situaciones. Fue una buena experiencia, me enseñó a moverme mejor ante un grupo". En todos los casos, la capacitación es en las empresas y dura entre seis y nueve meses.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas