Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Buryaile se metió en la polémica entre Córdoba y Tucumán por el azúcar y pidió "despolitizar el tema"

El ministro de Agroindustria dijo que tiene “discrepancias y observaciones” sobre la ordenanza que busca limitar el consumo de azúcar y cuestionó las propuestas de contraofensivas

Sábado 23 de septiembre de 2017 • 16:08
SEGUIR
PARA LA NACION
0
El ministro Buryaile opinó sobre la "guerra del azúcar"
El ministro Buryaile opinó sobre la "guerra del azúcar". Foto: Archivo

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- El ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile , dijo que tiene “discrepancias y observaciones” sobre algunos aspectos de la ordenanza que busca limitar el consumo de azúcar en locales gastronómicos de Córdoba capital. La medida generó malestar en Tucumán, donde se concentra el 70% de la producción azucarera nacional, por considerar que se trata de una publicidad negativa que puede perjudicar a la principal actividad agroindustrial de esta provincia.

Anoche, al dejar inaugurada la “Expo 2017” en el predio de la Sociedad Rural de Tucumán (SRT), Buryaile dijo que le transmitió al intendente de la capital cordobesa, Ramón Mestre, “algunas observaciones” que la cartera a su cargo hizo a la ordenanza, que declara a la ciudad mediterránea “responsable en el consumo de azúcar”.

“Esperamos que si bien el tutelado es la salud, el proyecto entienda la ecuanimidad y la seriedad que corresponden”, dijo el funcionario nacional, quien reclamó “despolitizar este tema, para poder debatirlo con seriedad”.

Entre otros aspectos, la norma sancionada por unanimidad en el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba dispone que sean retirados los azucareros y sobrecitos de las mesas de bares y restaurantes, por lo que los clientes deberán pedirla a los mozos, tal como ya sucede con la sal. Además, obliga a los comercios a contar con porcentaje de productos “light” o sin contenido de azúcar (se fijó en un 10%, en el caso de las heladerías), de manera tal que sean aptos para diabéticos. También ordena que los locales gastronómicos exhiban carteles en lugares visibles con la leyenda: “El consumo excesivo de azúcar es perjudicial para la salud”.

En su discurso frente a productores rurales y autoridades tucumanas, encabezadas por el gobernador peronista, Juan Manzur , Buryaile sostuvo que la ordenanza cordobesa vulnera algunas competencias que son propias de la cartera a su cargo. “Defendemos cada una de las producciones regionales del país y tenemos un enorme respeto por las autonomías municipales y provinciales, pero de ninguna manera vamos quedarnos callados cuando entendemos que se violan algunas normas de las que este Ministerio se tiene que ocupar”, manifestó el funcionario.

Luego, Buryaile rechazó las críticas que Manzur había realizado al sugerir que detrás de la ordenanza contra el azúcar había una intencionalidad política del gobierno de Cambiemos, sector político al que responde Mestre. “Escuché que se decía que quizás esto tenga que ver con alguna visión política del espacio al que pertenecemos, pero quiero decir enfáticamente que el peor error que podemos cometer es politizar una decisión de una ordenanza”, dijo el ministro de Agroindustria. Y recordó que “el Gobierno nacional ha dado sobradas muestras de apoyo a la actividad azucarera” como el aumento en el corte de etanol en las naftas.

Dicrepancias con el proyecto

En declaraciones a la prensa, Buryaile advirtió que el proyecto aprobado por los concejales cordobeses tiene algunos aspectos que deberían ser revisados. “Hay contrasentidos con los distintos artículos entre lo que propugna y lo que consagra la norma, como el etiquetado. Se argumenta que se busca llevar a un uso responsable del azúcar, pero por otro se piden carteles que digan que el azúcar es malo para la salud. O proponemos un consumo responsable, o decimos que es malo para la salud. Tiene que bajar la espuma”, argumentó.

Además, Buryaile criticó el artículo que ordena a los locales gastronómicos a contar con parte de productos sin contenido de azúcar. “¿Por qué establecer un porcentaje del 10% de helados light y no un 7% o un 15%?”, razonó.

Por último, el funcionario nacional cuestionó la reacción de algunos legisladores tucumanos que amenazaron con prohibir el maní cordobés, el salame de Colonia Caroya y el fernet en los locales de esta provincia, como un contraataque frente a la ordenanza cordobesa. “Prestarnos a los medios de prensa para ver si es la guerra del salame, del fernet, del maní o del azúcar, me parce poco serio”, resumió Buryaile.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas