Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Juntos son dinamita: Roger Federer y Rafael Nadal unieron fuerzas en el dobles y ganaron en la Laver Cup

Jugaron en pareja por primera vez y derrotaron a Sam Querrey y Jack Sock por 6-1, 1-6 y 10-5; la historia de un dobles esquivo a lo largo del tiempo y que se cristalizó

Domingo 24 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
La celebración entre Federer y Nadal
La celebración entre Federer y Nadal. Foto: Reuters

El deporte es competencia, adrenalina y pasión. Se nutre de estímulos imprescindibles, en los que el triunfo -en cualquiera de sus búsquedas-, es el motor estelar. Rafael Nadal y Roger Federer son leyendas: exceden el tenis, representan los mejores valores. Respeto, hidalguía y una inoxidable ambición para escalar posiciones en la cúspide de la vida. El español, de 31 años, es el mejor exponente del polvo de ladrillo del mundo, número 1 del ranking, logró esta temporada Roland Garros y el US Open. Su vigencia, detrás de lesiones de todos los colores, es conmovedora: es un competidor único. El suizo, de 36, está considerado el mejor de todos los tiempos, instalado en el casillero número 2, obtuvo esta temporada el Open australiano y Wimbledon. Su estilo, detrás de su clase en el court, es fascinante: un ejemplo para las nuevas generaciones.

Cracks, también, para el espectáculo -en el sentido exacto del término-, son las figuras, en un universo de estrellas de ayer a hoy, en una competencia moderna, la Copa Laver. Ayer, Roger y Rafa lograron otro hito: jugar, divertir y ganar unidos. La fantasía se convirtió en realidad en la bellísima Praga.

Con sutilezas, con bromas, aunque también, con espacio para la concentración -para Nadal, los amistosos no existen-, le ganaron a los estadounidenses Sam Querrey y Jack Sock por 6-1, 1-6 y 10-5. Unos 17.000 espectadores, que cubrieron el magnífico O2 Arena, no se olvidarán del día, ni la hora: fue la primera vez que ganaron juntos. "Es un momento especial, tenemos que disfrutarlo", anticipó instantes antes el mítico Björn Borg, capitán del equipo europeo. John McEnroe es el líder del equipo rival.

Federer suma 19 Grand Slam, Nadal cuenta 16. Y se mantienen en la elite, más allá de las desventuras de Novak Djokovic y Andy Murray. "He jugado contra Rafa en muchísimas ocasiones, en grandes partidos", contó Federer en Praga. "Tenerlo ahora a mi lado es una alegría. Hace mucho tiempo hablamos de jugar juntos, pero nunca sucedió", le comentó a la agencia DPA. Los dos vestidos iguales, del mismo lado de la red: pantalón blanco, camiseta azul y cinta blanca en la cabeza.

La Laver Cup es un torneo de exhibición por equipos, inspirado en la Ryder Cup de golf. Creado en honor al australiano Rod Laver, último jugador en completar el Grand Slam (los cuatro torneos grandes) en un mismo año, en 1969, enfrenta a seis jugadores europeos contra adversarios del resto del mundo.

En el equipo europeo están, además, Tomas Berdych, Marin Cilic, Alexander Zverev y Dominic Thiem. El Resto del Mundo tiene a cuatro estadounidenses (Frances Tiafoe, Sam Querrey, John Isner y Jack Sock), el australiano Nick Kyrgios y la promesa canadiense, Denis Shapovalov.

El torneo tiene cuatro partidos por día, tres en individuales y uno en dobles; se juegan a dos sets, y en caso de empate se disputa un super tie-break, a 10 puntos. El viernes cada victoria significó un punto; dos, las de ayer, y tres, las de hoy. Bajo techo, con luces y música, los tenistas también se permiten divertirse. Por ejemplo, cuando el equipo de Resto del Mundo luchaba por la victoria, sus compañeros, a un costado, hacían piruetas, con coreografías muy bien estudiadas. Fueras de serie, tenis y show, en partes iguales.

El equipo "Europa" no afloja: le gana por 9 a 3 a "Resto del Mundo", luego de la segunda jornada. Los europeos están a apenas dos triunfos de proclamarse los primeros vencedores de esta competencia. Aunque, en realidad, no es lo más importante. Sobran los atractivos para disfrutar de un fin de semana único, raqueta en mano.

El resumen del partido

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas