Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bienal de Arte Joven: raros relatos y poemas nuevos

La literatura desembarca en la muestra bienal con más de 50 autores de distintos géneros; una radiografía de lo que podrá leerse en dos antologías

Domingo 24 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Acá están, estos son los bienalistas de las letras
Acá están, estos son los bienalistas de las letras. Foto: Gentileza Prensa

La literatura es la estrella de la nueva edición de la Bienal de Arte Joven que se inaugura mañana. A las cuatro disciplinas tradicionales (artes visuales, audiovisuales, escénicas y música) este año se sumaron las letras. Poesía, cuento, novela breve, clínica de escritura, edición de antologías y lecturas con autores consagrados: en esta bienal participan 56 escritores de entre 18 y 32 años.

De la convocatoria de cuentistas y poetas surgieron cuarenta finalistas. El comité de selección, formado por Leonora Djament, Laura Wittner, Martín Kohan, Francisco Garamona y Mariano Valerio, eligió las obras que fueron editadas en dos antologías: Van llegando, de poesía, será presentada por Alicia Genovese y Mercedes Halfon el martes, a las 19.30, y sobre Raros peinados nuevos, la compilación de cuentos, hablarán Valerio y Mariana Enríquez el miércoles a la misma hora, también en el Centro Cultural Recoleta.

Otro comité, integrado por Gabriela Cabezón Cámara, Fabián Casas y editores de Entropía, seleccionó 16 autores con proyectos de novela breve. Divididos en dos grupos, los jóvenes desarrollaron sus textos entre junio y agosto en clínicas coordinadas por Marina Mariasch y Hernán Ronsino. La novela ganadora será publicada por Entropía en 2018.

Durante la muestra, que se extenderá hasta el 1º de octubre, los bienalistas leerán sus obras al público en trece sesiones grupales con el Patio de los Naranjos del CCR como escenario. Del cierre de las lecturas participarán escritores reconocidos, como Ronsino, Kohan, Mariano Blatt, Carlos Battilana, Iosi Havilio, Hebe Uhart, Diana Bellessi y Federico Falco.

Riqueza y variedad de estilos

¿Qué temas, intereses, recursos y formatos abordaron los seleccionados? Responde Valerio, jurado de cuento y poesía: "En la enorme cantidad de material que leímos, pudimos ver que lo que se viene (o lo que ya está) tiene una densidad que le da gravitación y peso específico propios. Desde las influencias y los registros, desde los formatos y las lenguas que se ponen en juego, desde los nuevos soportes de esas lenguas traducidas al papel, todo habla de riqueza y variedad, de algo nuevo que se construye en la mixtura y no tanto en un denominador común que pudiera leerse en términos de generación o marca de época". Con todo, Valerio remarca que si algo tienen en común las obras de estos jóvenes es "la solidez literaria, el compromiso lingüístico y la conciencia de la palabra como dispositivo".

Coincide Djament, directora editorial de Eterna Cadencia, que fue jurado en la categoría cuento: "Si algo prueba esta antología es la vitalidad del género entre los escritores más jóvenes y la libertad de esta generación. No hay homogeneidad ni tópicos preponderantes; no hay una única tradición ni escuelas literarias comunes. Creo que eso es lo más rico que tiene el libro. Hay cuentos que tienen su interés en el imaginario que proponen, otros en el trabajo sobre la lengua, sobre la sintaxis; hay relatos que trabajan magistralmente el punto de vista; hay otros que rondan lo fantástico y algunos, lo absolutamente cotidiano. Hay cuentos con estructura tradicional y otros que juegan con la pura experimentación. Este abanico de estéticas, me parece, muestra cómo la literatura hoy es más libre que nunca".

Junto con Mariasch, Ronsino coordinó la clínica de novela corta. "Trabajamos en dos grupos de ocho. La selección de los 16 la hizo el jurado, que ahora va a elegir la obra ganadora. Mi tarea fue coordinar el trabajo de escritura final que los chicos fueron haciendo a lo largo de tres meses. Fue un espacio de trabajo muy intenso y colectivo, de mucha discusión y participación. En el grupo que coordiné había una diversidad estética muy interesante, una libertad de búsqueda que llevaba cada proyecto por caminos muy distintos. Y lo que encontré, como punto en común, fue la exploración de la ciudad de Buenos Aires como territorio literario", explica el autor.

Valerio, que tuvo una visión más amplia porque leyó muchos de los materiales, aporta algunos tópicos: "Como en cualquier otra antología, hay un poco del mundo en cada uno de los textos: la experimentación con la palabra, la locura, el día a día sin exaltaciones ni grandes anécdotas, el humor -poco, eso sí, y es llamativo- en clave fantástica, el devenir plácido de la naturaleza, la rabia corrosiva, la violencia, lo imprevisto que en su irrupción se tiñe de extraño, y también lo que duele o parecería imposible poner en palabras".

Como conclusión, a modo personal, el editor de Planeta agrega: "Ambas antologías me confirman, una vez más, que siguen siendo las mujeres quienes parecen llevar las cosas un poco más lejos".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas