Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las elecciones, entre la apatía juvenil y una alta abstención

La falta de entusiasmo con los partidos podría llevar a un nivel récord de inasistencia a las urnas

Domingo 24 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION

BERLÍN.- Un elector de cada cinco podría no presentarse hoy a las urnas para los comicios legislativos en Alemania.

De nada sirvieron los esfuerzos de partidos políticos, sindicatos y organizaciones políticas: 34% de los alemanes en edad de votar, según los institutos de sondeos, o no saben por quién hacerlo o, simplemente, decidieron abstenerse.

Prácticamente segura de su victoria, Angela Merkel lanzó el miércoles pasado un llamado a sus conciudadanos. Presente en su ciudad natal de Hamburgo para uno de sus últimos actos de campaña, la canciller advirtió que nada está jugado de antemano. "Cada voto contará", insistió.

Al explicar que sus adversarios socialdemócratas no excluían una amplia coalición con la izquierda y los Verdes -solución hasta ahora jamás intentada a nivel federal-, Merkel agregó: "Atravesamos una época agitada. No podemos permitirnos experiencias de ese tipo".

Mas del 30% de abstención sería inédito en Alemania. Hace cuatro años, cuando Merkel ganó su tercer mandato, la ausencia en las urnas se había elevado al 29%.

Pero la situación cambió. El aumento de la precariedad laboral y una población fragilizada por la liberalización del mercado de trabajo dio origen a un número cada vez mayor de descreídos de la política.

"¿Para qué voy a votar? No me siento representada por ningún partido político, y cada vez creo menos en las promesas que hacen", dice Anika Brawn, estudiante de Historia en la Universidad Humboldt de Berlín.

"Three Is Enough!" (¡Tres es suficiente!), dice su compañero Peter Heinen, al tararear la canción del grupo The Naked Brothers Ban. "Me parece que los alemanes dejarán a Merkel en la cancillería simplemente por pereza. El problema es quién la puede reemplazar.", agrega.

Como tantos otros, Heinen no irá a las urnas por indecisión: "Si no es Merkel, ¿quién? Tampoco se puede votar a cualquiera. Aunque probablemente termine por ir", concluye.

Hay que decir que la juventud estuvo ampliamente ausente de los discursos y programas de campaña de los partidos alemanes. "Una campaña de viejos, para los viejos", resume Anika.

Desde de un punto de vista cínicamente electoral, ese relativo olvido se comprende: los electores de más de 50 años representan en Alemania más de la mitad del electorado.

"En uno de los países más viejos de Europa, la pirámide de edad es muy desfavorable a los jóvenes", precisa el sociólogo Wolfgang Gaiser, del Instituto Alemán de Investigación sobre la Juventud.

Gran parte de los discursos electorales dejan indiferentes a esos jóvenes, cuando no los indignan.

"No todo va bien", dice la joven Helena Funkel, con lo que responde así al único mensaje de campaña de Merkel: "Alemania va bien".

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.