Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Otro temblor reavivó la pesadilla de los mexicanos

El movimiento de 6,1° generó temor y provocó algunos daños; obligó a suspender las tareas de rescate

Domingo 24 de septiembre de 2017
0
En la capital mexicana, la gente se volcó a las calles al sentir el temblor de ayer
En la capital mexicana, la gente se volcó a las calles al sentir el temblor de ayer. Foto: AP / Natacha Pisarenko

CIUDAD DE MÉXICO.- Después del sismo más poderoso en décadas, en el sur del país, y del terremoto que azotó la zona central el martes pasado, México revivió ayer la pesadilla con un sismo de 6,1° en la escala de Richter, que dejó dos nuevas víctimas y que sembró el pánico en una población angustiada.

"Se terminaron de caer las casas que todavía estaban en pie", informó con tono sombrío Bettina Cruz, una residente de Juchitán, en el estado de Oaxaca, la ciudad más golpeada por el sismo del 7 de septiembre que inauguró la cadena de temblores que tienen al país en vilo.

El terremoto, que ocurrió a las 7.52 (hora local), tuvo epicentro en el mismo Oaxaca, a 18 kilómetros del poblado más cercano, Matías Romero. No sólo remeció una vez más la devastada Juchitán, que intentaba ponerse en pie, sino que se dejó sentir hasta en Ciudad de México, 700 kilómetros al norte, donde sacudió algunos edificios y revivió escenas de esta semana.

Paulo Caruso, geofísico del Servicio Geológico de Estados Unidos, dijo que el sismo fue una réplica del terremoto de 7,1° del martes, cuya potencia dejó muchos edificios vulnerables y proclives al derrumbe.

Cientos de personas dejaron sus casas en pijama con cara de angustia y nerviosismo. No se reportaron daños en los edificios de la capital, pero sí se registraron dos víctimas por el pánico, mujeres mayores que sufrieron sendos infartos cuando escucharon la alarma sísmica. Fueron los casos más extremos de una sensación de fragilidad en buena parte de la población, azotada por tres sismos en tres semanas.

El alcalde de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, dijo que algunas personas sufrieron "ataques de histeria" al escuchar el sonido de alerta.

"Cuando escuché que había que evacuar me asusté", dijo Alejandra Castellanos, una guatemalteca de 27 años que estaba en el segundo piso del Hotel Galería Plaza, cerca de la emblemática avenida Reforma de Ciudad de México.

Las tareas de rescate que empezaron tras el sismo de la semana pasada debieron suspenderse momentáneamente por el nuevo temblor, que tuvo lugar a primera hora de la mañana y que paralizó las actividades desde que se escucharon las alarmas sísmicas hasta varias horas después de los temblores.

Los rescatistas retomaron las tareas de búsqueda entre los restos de los edificios incluso superado el límite de 72 horas que, según los especialistas, tiene posibilidades de sobrevivir una persona bajo los escombros. Corridos por rumores de que comenzarían los trabajos de remoción de escombros, donde entrarían con maquinaria pesada, las autoridades debieron aclarar ayer que las tareas continuarán hasta agotar todos los esfuerzos.

La búsqueda estaba centrada en cinco puntos de la ciudad, sobre todo en un edificio caído en el barrio residencial Roma, donde 46 personas seguían atrapadas bajo los escombros. Sólo seis de ellas quizás seguían con vida, según se estimaba por los perros rastreadores y las señales registradas por los sensores que detectan el calor.

La angustia más tangible estaba en un grupo de madres que aguardaban bajo una lona de plástico, con la cabeza apoyada en las manos, mientras pasaban las horas. "Esperemos que estén vivos, que aguanten", decía otra mujer que esperaba noticias sobre su sobrino, que quedó bajo el tropel de ladrillos y hierros del edificio.

El impacto del terremoto

305

muertos

Dejó hasta el momento el terremoto del martes pasado en México

2060

millones de dólares

Habría ocasionado en pérdidas el sismo, según estimó la firma de análisis de riesgo Air Worldwide

Agencias AFP, DPA, ANSA y Reuters

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas