Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Acusan a un narco por 10 homicidios

Uno de los presuntos jefes del clan Funes fue capturado por la Policía Federal

Domingo 24 de septiembre de 2017
0

Un joven fue detenido en la ciudad de Rosario, acusado de haber ordenado o ejecutado diez homicidios y de liderar una organización delictiva, que fue desbaratada en mayo pasado tras más de 30 allanamientos simultáneos, según informó el Ministerio de Seguridad de la Nación.

Se trata de Lautaro Funes, de 21 años, conocido como "Lamparita", quien fue apresado por efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) en un pasillo del barrio Tablada, en el cruce de las calles Ameghino y Ayacucho, en la mencionada ciudad santafecina.

"A partir de las tareas de inteligencia y del despliegue de las fuerzas federales en el territorio, pudimos detener a uno de los líderes del clan Funes que estaba prófugo de la Justicia", aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en declaraciones consignadas por la agencia Télam tras conocerse la captura.

Funes, que contaba con varios pedidos de captura por homicidio, se encontraba prófugo desde el pasado 23 de mayo, cuando se escapó junto con su cómplice Carlos Fernández tras el megaoperativo policial denominado "Los miserables".

En el procedimiento, en el que se habían realizado 33 allanamientos en forma simultánea en viviendas de la zona sur de la ciudad de Rosario, en la cárcel de Piñero y en un templo evangélico, habían sido detenidas trece personas, en el marco de causas judiciales por homicidio, asociación ilícita, tenencia de armas y secuestros.

El fiscal de Rosario Adrián Spelta, a cargo de las investigaciones, había explicado entonces que diez de los detenidos estaban acusados de delitos "de jurisdicción provincial y otros tres por delitos federales", y había señalado que Funes y Fernández estaban prófugos y eran investigados por varios homicidios cometidos entre 2016 y 2017 en el barrio Municipal de Rosario.

Según aclaró, en esa zona "opera una banda relacionada con la familia Funes, investigada por ataques a integrantes de la familia Caminos, la organización del ex jefe de la barra brava del club Newell's, Roberto "Pimpi" Caminos, de 37 años, asesinado en 2010.

El sospechoso detenido ayer es señalado además como el líder del clan de Los Funes, una organización criminal que se dedicaba a la venta de droga, robos, entraderas y otros delitos violentos en la zona sur de Rosario y que operaba en los barrios Tablada, Municipal, Parque del Mercado y República de la Sexta.

Luchas por territorios

El clan Funes habría tenido un período de crecimiento criminal sustentado con una buena relación inicial con el grupo liderado por la familia Camino. Pero las diferencias no tardaron en aparecer, especialmente por el control de los territorios de venta de drogas, según argumentaron investigadores.

En marzo del año pasado el llamado clan Funes recibió un fuerte golpe en las cercanías de uno de sus locales comerciales. Sicarios a bordo de una motocicleta dispararon contra varios integrantes de la familia Funes. María Griselda Miranda, madre de Lautaro Funes, recibió un balazo y murió en ese lugar. Ese crimen habría desatado una serie de ajustes de cuentas entre los grupos criminales que operan en Rosario.

Poco tiempo después cayó preso Alan Funes, hermano de Lautaro, que fue detenido como presunto responsable de un asesinato cometido en mayo de 2016. Lautaro Funes habría asumido entonces el control de la organización criminal.

Durante el procedimiento realizado ayer también fue detenido otro hombre que agredió a los policías con el objetivo de facilitar la huida del sospechoso conocido como "Lamparita".

La investigación fue llevada a cabo por las fuerzas federales junto con la fiscal adjunta de la Unidad Fiscal de Investigación y Juicio 2 del Ministerio de Acusación de Rosario, Gisela Paolicell.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas