Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Show, leyendas del tenis y la mágica conexión Roger Federer-Rafael Nadal: la Laver Cup llegó para quedarse

Con los dos grandes a la cabeza, Europa le ganó a Resto del Mundo en la primera edición del certamen, disputado en Praga

Laver Cup, show de leyendas del tenis, estadio O2-Arena en Praga. Foto: LA NACION / Michal Kamaryt/dpa
Laver Cup, show y leyendas del tenis, Nadal durante el dobles. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show y leyendas del tenis, Federer y Nadal del equipo de Europa. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show y leyendas del tenis, Marin Cilic del equipo de Europa. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show y leyendas del tenis, Denis Shapovalov del Resto del Mundo. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show y leyendas del tenis, festejo del equipo de Europa. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show y leyendas del tenis, Jack Sock y Nick Kyrgios del Resto del Mundo. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show y leyendas del tenis, fanáticos de Federer. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show y leyendas del tenis, Frances Tiafoe. Foto: AP / Petr David Josek
Laver Cup, show de leyendas del tenis, Roger y Rafael celebran. Foto: AFP / Michal Cizek
Laver Cup, show de leyendas del tenis, Denis Shapovalov en juego. Foto: AFP / Michal Cizek
Laver Cup, show y leyendas del tenis, Björn Borg y el trofeo. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show y leyendas del tenis, Nadal y Björn Borg. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show de leyendas del tenis, el equipo del mundo. Foto: AFP / Michal Cizek
Laver Cup, show y leyendas del tenis, Federer y Nadal duarnte el dobles. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show de leyendas del tenis. Foto: AP / Petr David Josek
Laver Cup, show de leyendas del tenis, Alexander Zverev en juego. Foto: AFP / Michal Cizek
Laver Cup, show de leyendas del tenis, Bjorn Borg y John McEnroe. Foto: AFP / Michal Cizek
Laver Cup, show de leyendas del tenis, Roger y Rafa celebran un punto. Foto: AFP / Michal Cizek
Laver Cup, show de leyendas del tenis, el equipo de Resto del Mundo. Foto: AFP / Michal Cizek
Laver Cup, show de leyendas del tenis, Roger y Rafa celebran. Foto: AFP / Michal Cizek
Laver Cup, show de leyendas del tenis, John McEnroe. Foto: AFP / Michal Cizek
Laver Cup, show y leyendas del tenis, el equipo de Europa con el trofeo. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show de leyendas del tenis. Foto: AP / Petr David Josek
Laver Cup, show y leyendas del tenis, Bjorn Borg, capitan del equipo de Europa con el trofeo. Foto: Reuters / David W Cerny
Laver Cup, show de leyendas del tenis. Foto: AP / Petr David Josek
Domingo 24 de septiembre de 2017 • 15:47
SEGUIR
LA NACION
0

En Nueva York comenzó a gestarse hace un año la idea de un torneo de tenis de formato similar a la Ryder Cup de golf, con un continente frente al Resto del mundo. No hubo dudas con el nombre: aun cuando muchas generaciones no lo hayan visto en acción, Rod Laver es, para muchos uno de los más grandes tenistas de la historia. 'The Rocket' fue una leyenda en la mejor época del tenis australiano y es, hasta hoy, el único jugador que conquistó dos veces el auténtico Grand Slam (ganar Australia, Roland Garros, Wimbledon y el US Open en la misma temporada) en dos ocasiones: 1962 y 1969. La Laver Cup comenzó a tomar forma, con un fuerte impulso de la empresa de management Team 8, dirigida por Tony Godsick. que tiene como figura principal a Roger Federer , además de Grigor Dimitrov y Juan Martín del Potro .

Para esta edición inaugural se hizo un enorme esfuerzo. La organización contó con el apoyo de marcas de primerísimo nivel, que le dieron una base firme en lo económico, y se eligió como escenario el O2 Arena de Praga, un estadio ideal para un show como los de cualquier encuentro de la NBA -no por casualidad otra entidad especialista en grandes espectáculos deportivos-, y se buscó contar con las máximas figuras del circuito. Una propuesta ambiciosa: grandes nombres y una inmensa maquinaria al servicio del entretenimiento, pero con otra misión: que lo que asoma a simple vista como una exhibición -sin puntos de por medio para el ranking- no sea tomado como algo liviano, sino como una competencia en serio. De allí los festejos claramente marcados, pese a que en algún caso se haya visto algo forzado.

El match point con el que Federer le dio el triunfo a Europa y el abrazo de Nadal

En todo caso, está Nadal, seguramente uno de los jugadores más competitivos de la historia, al que cuesta imaginar en algún certamen donde no ofrezca toda su capacidad. "Aquí no estamos para jugar exhibiciones. Esta es una competición nueva, pero la estamos tomando en serio por completo. Todos los partidos han sido apretados, la mayoría se decidieron en tie-breaks. Es un torneo que para nosotros es importante. Que no se especule con eso porque no es el espíritu de esta competición; no es una exhibición ni lo va a ser", dijo el número 1 del mundo después de los dos primeros días de acción.


Europa ganó la primera edición del torneo exhibición: venció 15-9 a Resto del Mundo. Roger Federer consiguió el punto definitivo tras vencer por 4-6, 7-6 y 11-9 al australiano Nick Kyrgio

s

De la Copa Davis, la Laver Cup tomó la idea de los equipos: desde un primer momento los jugadores se movieron siempre en grupo, y como en la Ensaladera, siguieron a sus compañeros al pie de la cancha. Un escenario que, por otra parte, mostró una variante, con un color bien oscuro que en la televisión se apreció en un tono gris. A la presencia del mítico Laver, y de Federer y Rafael Nadal como líderes del equipo de Europa, se agregaron otros dos históricos como capitanes, protagonistas de una rivalidad que hasta llegó al cine: John McEnroe y Björn Borg . Dos nombres emblemáticos y distintos hasta la médula: BigMac mostró su temperamento visceral a lo largo del fin de semana; el sueco acompañó a sus jugadores con un perfil mucho más bajo. El concepto de enfrentamiento se vio reforzado con dos equipos claramente delimitados, incluso en los colores (azul en el caso de Europa, rojo para el Mundo), cada uno con su respectiva pertenencia.

Y hubo más: la primera Laver Cup cumplió con el sueño de muchos de ver juntos a Federer y Nadal. Acostumbrados a estar siempre en lados distintos de la red, esta vez no sólo compartieron equipo sino que se juntaron el sábado para conformar un dobles de carácter histórico. Ese concepto, el de ofrecer algo novedoso e inusual, forma parte del eje central de la Laver Cup: si bien el torneo toma elementos de otros torneos -la presentación es muy parecida a la del Masters de Londres con el que se cierra la temporada-, la idea es ofrecer algo más.

Otro aporte para destacar fue el detrás de escena: en varios pasajes la televisión tuvo la posibilidad de insertar una magnífica cámara en la red, como así también de acceder a la intimidad de los equipos. De ese modo se pudo observar cómo Nadal se entrenaba para jugar, y hasta la charla conjunta entre Rafa, Federer y Borg sobre cómo encarar el histórico encuentro de dobles. El espectáculo no sólo estuvo en la cancha. A ello se le agregó un fuerte impulso a través de las redes sociales.

En cuanto a los planteles, claramente estuvo lo mejor que se podía contar en este momento. Aun cuando faltaron varios nombres por lesión (Djokovic, Murray, Wawrinka y Nishikori) y hubo una baja de último momento (Del Potro, reemplazado por el juvenil Frances Tiafoe), ambos equipos lucieron nombres destacados. Y nadie jugó gratis, desde luego. Además del cachet que recibió cada uno, hubo un importante bonus económico a repartir para cada jugador del equipo vencedor.

Ahora, para asegurarse su lugar dentro de un pobladísimo calendario, la Laver Cup necesita, en primer término, continuidad. Ya garantizó una segunda parte: Tony Godsick anunció que el certamen se mudará en 2018 a Estados Unidos, más precisamente al United Center de Chicago, un espacio con capacidad para 23.000 espectadores, del 21 al 23 de septiembre próximo. La fecha también tiene su razón de ser: la Laver Cup llega después de los cuatro torneos grandes y antes de la gira asiática y el tour europeo bajo techo que precede al Masters. Un tramo del año que también coincide con las semifinales y playoffs de la Copa Davis.

¿Puede la Laver Cup desplazar a la Copa Davis? Si bien son competencias distintas, hay una primera lectura: los jugadores de primerísimo orden hace rato que juegan la Ensaladera de manera cada vez más espaciada, o renuncian luego de un gran logro, tal como lo hizo Del Potro. Posiblemente la centenaria ponchera necesite adaptarse a estos tiempos. Sin puntos para el ranking, con varias semanas de acción, un formato que demanda una fuerte exigencia, y con escaso premio monetario, no le es fácil competir en el almanaque contra otras pruebas. Por si hacía falta, John McEnroe advirtió: "Estamos todos entusiasmados con esta idea, esperamos que obligue a algunos a mirar con atención el resto del calendario. A la Copa Davis, por ejemplo. Han estado bastante lentos para hacer algo diferente, así que puede que esto les incite a hacer algo". Algo entiende Big Mac del tema: jugó la Copa Davis durante 14 años, la ganó en cinco ocasiones y aún hoy tiene el récord de mayor cantidad de triunfos en singles para los Estados Unidos.

En tres días, la Laver Cup jugó fuerte, fue seguida en más de 200 países por televisión; llevó más de 83.000 espectadores y generó repercusiones de todo tipo. Nada mal para una prueba que dio sus primeros pasos y para un circuito que busca variantes para renovar sus audiencias.

Nadal y Federer celebran el triunfo en la Laver Cup
Nadal y Federer celebran el triunfo en la Laver Cup. Foto: twitter
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas