Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nissan insiste en la necesidad de mejorar la competitividad del país

En junio empezará a fabricar pickups en Córdoba; sumará 1000 empleados, el 30%, mujeres

Lunes 25 de septiembre de 2017
0
Nissan insiste en la necesidad de mejorar la competitividad del país
Nissan insiste en la necesidad de mejorar la competitividad del país. Foto: Archivo

CÓRDOBA.- Los últimos días de junio próximo saldrán de la planta Santa Isabel las primeras pickups Frontier producidas por la alianza Nissan-Renault; en 2018 se sumará la Alaskan (de la empresa francesa) y, un año después, la de Mercedes-Benz. El cronograma fue confirmado por Diego Vignatti, director de Nissan Argentina, quien insistió en que empresarios, gremios y Gobierno deben seguir trabajando "fuerte" para mejorar la competitividad, porque hoy Brasil es el único destino al que puede aspirar la exportación automotriz nacional.

Nissan Argentina inauguró sus oficinas en la planta industrial que se levanta en el predio de Renault en esta ciudad, donde invertirá en total US$ 600 millones y tomará 1000 nuevos empleados directos -el 30%, mujeres- y 2000 indirectos.

El gobernador Juan Schiaretti participó de la ceremonia y remarcó que, con la llegada de Nissan, "se viene complementando el círculo de capacidad productiva" de Córdoba, donde ya operan FCA, Renault, Iveco, CNH y la fábrica de cajas de transmisión de Volkswagen.

Vignatti planteó que con la fabricación local de las Frontier esperan quintuplicar sus ventas en el mercado argentino en el primer año; en 2017 comercializarán 2000 (se importan desde México). El objetivo es quedarse con el 10% del segmento de las pickups medianas en el país.

"Hay que seguir mejorando la competitividad -ratificó-, por eso fueron tan importantes los aportes del gremio y de los gobiernos nacional y provincial para este proyecto, que se confirmó en plena crisis brasileña."

En 2019, la mitad de las 70.000 unidades que se estiman producir en Córdoba se exportarán: "Brasil será el principal destino, porque es al único que hoy se puede aspirar; con otros -como México- tenemos claras desventajas". Reconoció que la reforma laboral brasileña impone más presión a los cambios que se analizan en la Argentina.

El ejecutivo admitió que esperan uno o dos años más de tipo de cambio en los actuales niveles. "Es con el que venimos trabajando si fuera más alto sería mejor, pero hay que ganar competitividad por otro lado, las empresas, siendo más eficientes, y los gobiernos, reduciendo la carga impositiva y mejorando la infraestructura."

Vignatti reiteró el aporte a la competitividad del acuerdo firmado con Smata, aunque prefirió no cuantificarlo en términos económicos. El acuerdo incluye modificaciones de horarios y de sistemas productivos y una escala salarial con algunas diferencias para los nuevos trabajadores que ingresan en categoría 1 (cobrarán por hora 15% menos y el bono que los trabajadores perciben cada año con las vacaciones, que equivale a 190 horas, es de 100, y aumenta escalonadamente).

Daniel Dragún, uno de los representantes del Smata en el acto, dijo a LA NACION que el acuerdo -el mismo que se firmó con Fiat para su inversión de US$ 600 millones- no presenta grandes innovaciones, "pero hacía mucho que no se aplicaba por falta de radicaciones de esta envergadura".

Proyectó que con la mayor dinámica del sector automotor, los afiliados a la delegación local del gremio pasarán de los actuales 14.000 a 20.000 en tres años, lo que implica una suba de casi 40 por ciento.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas