Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para Marcelo Gallardo, el empate de River ante Argentinos se explica por "la resaca del jueves"

El DT aludió al estado de gracia tras la clasificación a semifinales de la Copa Libertadores; descartó que River incorpore jugadores: "Si hay alternativas concretas las vamos a analizar. Pero no hay que mentirle a la gente"

Domingo 24 de septiembre de 2017 • 22:11
0
"la resaca del jueves"
"la resaca del jueves". Foto: Mauro Alfieri

Resaca. Esa fue la palabra que utilizó Marcelo Gallardo para describir el partido que River jugó ante Argentinos Juniors. Luego de emborracharse con ocho goles ante Jorge Wilstermann, su equipo no tuvo ni lucidez ni vertiginosidad para quedarse con los tres puntos en casa y el DT aludió a la poca recuperación tras jugar un duelo vital de Copa Libertadores tan solo 72 horas atrás.

"No hay excusas. Haber vivido lo que se vivió el jueves, a tan poco tiempo, hizo que tuviéramos todavía alguna resaca encima que no la pudimos sacar. Y cuando vos estás de resaca, aquellos que hemos participado de alguna fiesta. cuando tomás un poquito, al otro día te queda. No tuvimos lucidez ni frescura para resolver mejor. Trato de explicarlo por ahí", sentenció Gallardo, con carcajada de por medio, en conferencia de prensa.

Sin explosión por los costados ni alguna revolución individual que pudiera romper líneas para doblegar al equipo de La Paternal, el Millonario terminó con pocas ideas, como si el agotamiento le hubiese dicho basta.

El resumen del partido

"No pudimos aprovechar esos primeros minutos para no dejar puntos en casa. Después, nos pasó factura todo lo que se vivió el jueves, que tenía que ver. El público en general estaba en la misma sintonía. Nos enfrentamos con un equipo de frescura, con chicos jóvenes, y se armó un partido con poca claridad. No hubo muchas situaciones de gol", explicó el Muñeco. "Esto es un juego de equipo y cuando eso no funciona, algunas individualidades aisladas te pueden hacer mejor o peor. Pero el funcionamiento es lo que eleva el nivel de los futbolistas y hoy no lo tuvimos aceitado para darle lucidez a nuestro juego".


River empezará a enfocarse en octubre, un mes que será clave. Allí deberá afrontar tres partidos de Superliga (Tigre, Atlético Tucumán y Talleres), los dos duelos con Lanús por la semifinal de la Libertadores -24 y 31- y los 8os. de final de la Copa Argentina ante Defensa y Justicia (se jugaría el 7 en Formosa). Como si fuera poco, el duelo ante los cordobeses como visitante se dará en el medio de los cruces ante el Granate.

Eso sí, el DT no tiene en mente la posibilidad de incorporar a un jugador: "Si hay alternativas concretas, válidas y con jerarquía, las vamos a analizar. Pero no es fácil y no hay que mentirle a la gente. Es muy difícil traer a alguien. Primero porque los que puedan llegar están en sus clubes y nadie sale de un día para el otro. Y segundo porque todos los equipos están armados. No hay que confundir a la gente: estamos los que estamos".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas