Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cansada del bullying, una chica de 9 años quiso matarse

Fue internada por una sobredosis de pastillas; denuncian que sufría acoso físico y psicológico en la escuela

Lunes 25 de septiembre de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION

SANTA FE.- Tiene sólo 9 años y estuvo internada varios días en un hospital luego de haber ingerido 10 pastillas de clonazepam de 2 mg, con la intención de suicidarse. Finalmente contó que estaba cansada de enfrentar a diario situaciones de bullying en el colegio al que concurre, en el barrio Pompeya, en la zona norte de esta capital.

"En la escuela me dicen gorda. Me ponen la traba y cuando me caigo me gritan: «¡Terremoto!» Me tiraron manzanas, frutas. Me dicen gorda y yo no quiero..., ya no quiero vivir más. Les conté a los profesores y nos retaron a nosotras, las mujeres. A los varones no les dicen nada", relató la menor a su madre en un video casero que se difundió a través de las redes sociales.

En ese registro puede verse que la madre le preguntó dónde había estado esos días que la buscaron. "En el hospital", contestó. "¿Qué te pasó?", le retrucó la mujer. "Me quise matar. Tomé pastillas", reconoció la chica.

La respuesta de Angie L., la mamá, también sintetiza el dolor de la familia. "Me muero de vergüenza por tener que exponer a mi hija así. Jamás publico nada personal, pero yo hoy hubiera llorado a mi hija muerta por [culpa de] unos nenes crueles...", alertó.

"Ella me relató una cantidad de cosas. Lo del video no es ni la mitad. La filmé porque sentía impotencia. Ella seguía con lo mismo, que se quería morir. Imaginate que si conmovió a los demás, yo me quise morir pensando en que no pude hacer nada. Y estoy sola, tratando de darle aliento. Soy una mamá que aprende día a día."

Prosiguió: "Ella [la víctima] no es violenta, jamás golpearía a nadie y yo no quiero que cambie para defenderse. Esto me enseñó a ver más allá, a entender que cuando te dicen: «No quiero ir a la escuela» es por algo. Ella tiene una actitud fuerte y siempre se la ve muy segura, con una sonrisa. Jamás hubiera pensado que ella podía hacer semejante cosa".

Los hechos

El martes de la semana pasada, Angie volvió de trabajar y encontró a su hija muy exaltada y agresiva, con un comportamiento diametralmente opuesto al que suele tener. Según contó la prensa local, mientras la mujer estaba en su lugar de trabajo, la menor quedó al cuidado de sus dos hermanas, que tienen 11 y 16 años. Fue entonces que tomó las pastillas.

Al darse cuenta de lo que ocurría, la madre trasladó de urgencia a la menor al hospital Mira y López, donde le realizaron un lavaje gástrico. También se le brindó atención psiquiátrica y, ahora, psicológica.

Cuando la chica comenzó a superar la emergencia médica, su madre describió lo ocurrido a las autoridades de la escuela donde cursa, pero les adelantó que había tomado la decisión de cambiarla de establecimiento. "El lunes [por hoy] me voy a presentar en la Regional de Educación con la historia clínica de mi hija", señaló.

"A raíz del video que publiqué me empezaron a llamar otros papás para contarme de situaciones que sus hijos les habían trasladado. Incluso mi hija me dice que hay otro nene en su mismo grado en la misma situación y sufriendo", agregó la mujer.

"Ante la falta de respuestas y de contención por parte de los docentes, ella tendrá que cambiar de escuela y los agresores van a seguir como siempre. Es así de injusta la vida. Ella ama a sus compañeras, pero yo siento que no la puedo dejar más en manos de nadie ahí. A ella le va a costar cambiar, porque va desde el jardín. Y a mi hija de 11 también la voy a cambiar. Las dos van a perder a sus compañeras de toda la primaria por una situación injusta", acotó Angie.

En esta nota:
Te puede interesar