Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Turismo Carretera: el festejo de Emanuel Moriatis que tardó siete años, un regalo para el amigo

Con Ford, se impuso en La Pedrera, en el comienzo de la Copa de Oro del Turismo Carretera; entre lágrimas, le dedicó la victoria a Mauro Giallombardo, que se recupera de un impactante accidente

Lunes 25 de septiembre de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: LA NACION / ACTC

La mente fría para conducir en la pista; el corazón caliente para acompañar al amigo. Una síntesis de cómo desanda los últimos 41días Emanuel Moriatis, que divide el tiempo entre las obligaciones deportivas, con las participaciones en el Turismo Carretera y el Turismo Nacional, y la recuperación de Mauro Giallombardo, que protagonizó un impactante accidente en la ruta 40, en cercanías de Villa La Angostura. No resultó llamativa la inscripción # Fuerza Mauro que el Ford N°17 lució en la trompa y también en la cola, tampoco que durante la charla con los medios se le llenaran los ojos de lágrimas. "Dedicársela a Maurito; su papá Néstor me escribió después de que gané la serie diciéndome que la vieron y le dije que le iba a llevar la Copa. Allí estaremos con el trofeo mañana", relató el piloto de Lanús, que en la segunda presentación del TC en el autódromo de La Pedrera, en San Luis, rompió con la racha de 7 años, 7 meses y 3 días sin victorias en la categoría.

Un vencedor que no figuraba entre los máximos candidatos en la 11ma fecha del calendario, la que le dio inicio a la Copa de Oro, el mini torneo que consagra al campeón. Ausente entre los 12 pilotos aspirantes al título, la primera pole position que marcó Matías Rossi con Ford y los rendimientos de Agustín Canapino y Gastón Mazzacane, ambos usuarios de Chevrolet, situaciones que lo relegaban de figurar entre los pretendientes con mayores expectativas. Si hasta el cronómetro le imposibilitaba enseñar una sonrisa amplia, un sello distintivo de quien en 2009 fue campeón con el Lincoln Sport Group. Moriatis se impuso en la serie con la que el TC abrió el espectáculo, aunque las marcas eran flojas en comparación a los registros de Canapino, que quería repetir el triunfo, como en mayo pasado, cuando se estrenó el circuito callejero.

"Fue una racha mala que duró mucho tiempo, pero no hay que volverse loco, porque en algún momento se cortan: me pasó en el Turismo Nacional, durante dos años, y después volvimos con un campeonato. Son carreras de autos y está cada vez más difícil, hay que tener el elemento que funcione a la perfección y es a eso a lo que le apuntamos", comentó Moriatis, una de las tres espadas que tiene el Martínez Competición, la estructura que lidera el Gurí Martínez y en la que se alista el uruguayo Mauricio Lambiris. El charrúa es el único de los tres que se clasificó para la Copa de Oro, aunque ayer fue el primero de los 38 inscriptos en desertar en la final. Para Moriatis, los mejores resultados del año se resumían a un 3er puesto en la carrera que se detuvo con 9 giros en Posadas, una 5ta posición en Olavarría y dos 9nas ubicaciones, en Paraná y Concordia. Reunir el presupuesto con esos números no es fácil y participar en el equipo del Gurí Martínez se ofreció como una llave. "Lambiris no tiene problemas, pero si yo no corriera posiblemente tampoco podría hacerlo Emanuel. Sigo en actividad porque es la única manera de presentar los tres autos", confesó el piloto entrerriano, dueño del equipo.

La carrera fue un mano a mano con Canapino. El arrecifeño tomó el liderazgo, pero en la sexta vuelta, en el intento por marcar una diferencia, se excedió en una frenada y Moriatis lo superó. "Después del error lo busqué, pero se defendió de manera excelente. Hice todo lo posible, dentro de lo lógico. Hay que respetar y saber perder. Tampoco valía la pena pegarnos por una victoria, me complicaba para el campeonato", relató Canapino, que con el segundo puesto lidera, con 50 puntos, la Copa de Oro. Facundo Ardusso (Torino), el piloto que más triunfos tiene en circuitos callejeros, con siete victorias, entre la Fórmula Renault y el Super TC2000, lo persigue con 49,5 unidades. El parejense debe el triunfo que lo habilite para ser campeón y en La Pedrera no presentó un auto contundente. "Fuimos más lentos que los cuatro de adelante en toda la carrera; se sumó, es lo que más rescato", señaló. Gastón Mazzacane se acomodó 3ero en la Copa de Oro, después de completar el podio. El ex piloto de Fórmula 1 aventuró: "Me falta ganar [nunca lo hizo en el TC], pero vienen carreras favorables, en circuitos que me encantan como La Pampa y La Plata".

Desde aquel festejo en Mar de Ajó, en la apertura de la temporada 2010 -la primera competencia en la que lucía el N°1 en los laterales, la carrera 1100 del TC y que significó un ciclo exitoso de tres triunfos en cadena-, Moriatis entró en una zona gris, sin resultados, con cambios de equipos... En La Pedrera se reencontró con su mejor versión, condujo un auto que aún con algún vicio fue contundente. Logró una victoria que lo posiciona para ser parte del lote de tres pilotos de última hora, la instancia definitiva que ofrece el TC para pelear por el título, pero particularmente le regaló el triunfo a Giallombardo, un amigo que de a poco se despertó de una pesadilla y presenta señales de recuperación.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas